martes, 14 de noviembre de 2017

Oasis de Montaña y Nefta

El segundo día de circuito iba a ser uno de los más completos del viaje. Tras pasar la noche en el hotel El Mouradi de Tozeur, con vistas al palmeral, íbamos a pasar una jornada en los conocidos como Oasis de Montaña montando en 4x4 por las dunas del Sáhara por la mañana y por la tarde nos acercaríamos hasta la localidad de Nefta para visitar su palmeral.




Cascada en Tamerza
A continuación nos subimos al minibús para ir hasta los oasis de montaña de Tamerza, a 70 kms de Tozeur y ya casi en la frontera con Argelia. Se trata de un cañón por el que se precipita el agua formando unas cascadas de unos 7 metros y que ya era conocido por los romanos. En la parte superior se encuentra un antiguo pueblo abandonado en 1969 tras unas terribles inundaciones pero el lugar resulta mágico. Hay muy pocos visitantes y podemos hacer un recorrido completo por este vergel en pleno desierto. En este lugar se rodaron muchas escenas de la película "El paciente inglés".

Poblado abandonado en el Oasis de Tamerza
Luego constatamos que, para grandes rodajes de películas, lo mejor es el poblado de Mos Espa. Aquí permanece en un estado bastante lamentable de abandono parte del decorado que se utilizó en el rodaje del Episodio I de Star Wars, La amenaza fantasma. Mi marido, que es muy fan de esta saga, disfrutó como un niño haciéndose fotos y posando en todos los lugares que reconocía. Todo es de cartón piedra, no os penséis, sin embargo, es una lástima que no saquen más partido turístico a este lugar. Compramos unas pulseras y collares a unos niños sin a penas regatear y nos marchamos.

Mos Espa
Enseguida iba a comenzar el plato fuerte de la jornada cuando notamos que empieza a llover. Sí, increíble, debe de llover una o ninguna vez al año en el Sáhara y nos tocó a nosotros precisamente. Con miedo de que la actividad de las dunas en 4x4 se suspendiera preguntamos a nuestro guía y dice que no hay ningún problema pues los conductores son expertos y los coches están preparados para cualquier contingencia. Nos dividimos en dos grupos para realizar la actividad y empieza la acción. El conductor de nuestro 4x4 va a gran velocidad, derrapa, hace giros imposibles en la arena, pone el vehículo casi vertical y de lado mientras se ríe como un loco y sube el volumen de la radio con esa música árabe ininteligible. Puedo tocar la arena del suelo por la ventanilla. Empezamos a reírnos todos como locos pero, en realidad, para disfrazar el miedo que sentíamos. De verdad fue antológico, sobretodo subir a lo alto de las dunas con una pendiente endiablada y dejar caer el coche a toda velocidad, en las fotos no se aprecia la pendiente.

En plena acción en el 4x4
En un momento de la actividad nos detenemos y el responsable del otro 4x4 viene hacia nosotros y empieza a discutir a voces en su idioma con nuestro conductor. Yo no me atrevería siquiera a levantarle la voz, pues es un hombre imponente con un gran bigote. Aunque no entendemos nada se nota que le está abroncando por algo. A partir de ese momento la excursión se vuelve más calmada. Posteriormente nuestro guía nos confirmó que nuestro conductor había sido bastante temerario con nosotros y realizado algunas maniobras peligrosas con el coche, de ahí la discusión.

El intrépido conductor del 4x4
Tras la emocionante excursión nos queda ir a comer, lo hacemos en un puesto de carretera, y nos dirigimos a Nefta, a 25 km. de Tozeur para pasar la tarde.

Trepando a pelo a la palmera
La pequeña localidad de Nefta está situada en otro palmeral que los romanos llamaban Aggasel Nepte. Fue destruida en el siglo XI por los propios soberanos de Túnez puesto que la ciudad se negaba a pagar impuestos. Posteriormente volvió a edificarse y se convirtió en un importante centro de peregrinaje en el s. XVI. Actualmente posee unas 20 mezquitas y cúpulas que hacen de ella el segundo centro religioso de Túnez, tras Kairouan.

Nos dirigimos a La Corbeille (la cesta), una depresión en forma de triángulo en el que uno de sus lados mide 600 metros y los otros dos no llegan a juntarse formando un pasillo que da entrada al palmeral. Está protegido por unas altas paredes y repleto de fuentes que abastecen a las huertas y a las palmeras. Divide la ciudad en dos partes.





La Corbeille

Bario de Ouled Ech Cherif, Nefta

En el antiguo barrio medieval de Ouled Ech Cherif las calles muestran las típicas construcciones de ladrillos rojos fabricados allí mismo en los numerosos talleres de alfarería. Muchas casas cuentan con unas puertas ricamente decoradas, todas diferentes.
Para mí, el principal atractivo de Nefta es su palmeral donde presenciamos una demostración de cómo suben los lugareños a las palmeras descalzos a por los dátiles y fumamos una pipa de palmera.

Atardecer en Nefta
El día fue verdaderamente inolvidable y lleno de experiencias que jamás olvidaré.

Susana

martes, 7 de noviembre de 2017

Medellín, la cuna de Hernán Cortés

Medellín
Hernán Cortés pasará a la historia como el conquistador de México y en su pueblo natal, una estatua de bronce en medio de la plaza que lleva su nombre, nos recuerda al héroe extremeño alzado sobre un pedestal con cuatro medallones que narran otras tantas batallas. Al contemplar dicha estatua, uno se pregunta cómo un hombre, por muy Hernán Cortés que fuera, pudo acabar con el poderoso imperio azteca con tan solo un puñado de soldados.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... ""