miércoles, 1 de abril de 2020

Madrigal de las Altas Torres, la cuna de Isabel la Católica


Madrigal de las Altas Torres
Sobre una vasta llanura sobresale una villa de sonoro nombre con aspecto vetusto y un tanto decadente. Madrigal de las Altas Torres rezuma melancolía por todos sus rincones y evoca la grandeza de tiempos pasados. Es tierra de grandes nacimientos y muertes, fue cuna de Isabel la Católica, refugio de monjas aristócratas y la última morada de Fray Luis de León.



Protegida por restos de muralla medieval del siglo XIII que trazan un círculo perfecto y de las que conserva alrededor de veinte torres del centenar que un día contó. Diversas puertas toman el nombre de las poblaciones hacia las que abren paso: la de Cantalapiedra, la de Peñaranda, Medina y la de Arévalo.


El sistema defensivo tiene su atalaya en la torre-campanario de San Nicolás de Bari, que se eleva a más de cincuenta metros sobre la villa. En esta iglesia de corte mudéjar, fue bautizada la reina Isabel y aún se  conserva la pila bautismal. Su interior alberga un interesante artesonado mudéjar y varios sepulcros renacentistas. Próxima a San Nicolás, Santa María del Castillo, con una clara fábrica mudéjar, conserva poco de su construcción original en el macizo de la torre y en el ábside principal.



En la parte baja del pueblo, junto a la ancha Plaza del Cristo, verás el  antiguo hospital Real de la Purísima Concepción, un hermoso edificio fundado por doña María de Aragón, primera esposa del rey Juan II de Castilla que tras una restauración se ha convertido en Casa de Cultura.




En la misma plaza también se encuentra el monasterio de Nuestra Señora de Gracia. Construido a partir del antiguo palacio del rey Juan II, fue Carlos V quien cediera el palacio a la comunidad de monjas agustinas y que todavía hoy lo siguen habitando.



Al contemplar su fachada de estilo gótico-mudéjar, verás que es de apariencia sencilla. En el piso inferior las estancias están provistas de espléndidos artesonados mudéjares. El coro corresponde a la antigua capilla real, en el cual se ha organizado un pequeño museo en el que podrás ver sarcófagos de personajes de la realeza, una Piedad gótica, varias esculturas de la escuela de Berruguete, diversas pinturas y un órgano barroco.



Por la llamada escalera regia se asciende a la zona del antiguo palacio, donde se encuentran las estancias reales. Verás mobiliario de la época, un retrato de los reyes Católicos, esculturas, entre las que destaca una talla en madera policromada de la Virgen de Gracia que muestra todo el encanto y delicadeza de arte morisco.




La diminuta alcoba real que se abre en un rincón fue el lugar que vio nacer a legendaria Isabel la Católica, un 22 de abril de 1451. Asombra ver que un lugar tan mínimo sirviera para traer al mundo a una reina tan grande. Una lápida en el claustro recuerda la memoria de fray Luis de León, que pasó sus últimos días en el antiguo convento de agustinos, del que sólo se conservan algunas ruinas fuera de la muralla.



                                                                                                                                                           Rafa

viernes, 20 de marzo de 2020

Highlands, ruta por las tierras altas escocesas



Las hermosas Tierras Altas de Escocia nos ofrece paisajes espectaculares, castillos de ensueño, misteriosos lagos y un monstruo muy famoso. El extremo norte es un gran área de tierra, escasamente poblada, salvaje, con acantilados asombrosos y hogar de la rica historia gaélica. Una zona perfecta para aventureros y aquellos que buscan la belleza natural.


Nosotros nos internaremos por el otro paisaje de las Highlands, quizás el más turístico, sin embargo no deja de ser una ruta asombrosamente hermoso. Visitaremos algunos de los paisajes más pintorescos de Escocia y recorreremos sinuosas carreteras repletas de valles, lagos y suaves colinas, hogar de ovejas lanudas y preciosas vacas con flequillo.



Nuestro viaje comienza en Inverness, considerada la capital de las Tierras Altas. Un punto de partida perfecto para explorar los alrededores y con múltiples opciones para hospedarse. No hay que perderse la catedral que bien merece una visita y el mirador del castillo que ofrece una vista interesante de la ciudad.



Nos acercaremos al cercano y legendario Lago Ness en busca de Nessie, el monstruo que se cree que habita sus aguas. Este lago recibe a multitud de visitantes durante todo el año, siendo uno de los mayores y más profundos de Escocia. Podremos pasar un tiempo explorando el arruinado castillo de Urquha o navegar alrededor del lago, obteniendo excelentes vistas.




Seguiremos nuestra la ruta hasta Fort Augustus un pequeño pueblo en el extremo inferior de Lago Ness donde veremos las esclusas del Canal de Caledonia. Una hazaña de ingeniería asombrosa que conecta con el lago. Atravesaremos el asombro paisaje de las Cinco Hermanas de Kintail por estrechas y sinuosas carreteras para dirigirnos hacia el oeste rumbo a la Isla de Skye, donde pasaremos la noche.



Pero antes, haremos una parada en el que dicen es el castillo más fotografiado de Escocia. El de Eilean Donan, enclavado en un paisaje pintoresco. Habrá que cruzar el puente y ver su interior donde se puede visitar el salón de banquetes, habitaciones familiares, las cocinas y los alrededores !Un lugar increíblemente hermoso!



Dicen que quien no ha ido a la Isla de Skye se ha perdido lo mejor de Escocia y creo que en cualquier viaje por las Highlands, se debe visitar y recorrer los rincones de este lugar mágico. Exploraremos este lugar verdaderamente único donde caminaremos por acantilados costeros, veremos paisajes de ensueño, antiguos castillos y pasearemos por pintorescos pueblos, entre ellos, Portree con su coqueto puerto y coloridas casas.





Tras la visita a Skye y pasar dos días en la isla, tomamos de nuevo la carretera para conocer Fort William !No me defraudó! No es de extrañar que los alrededores hayan sido utilizados para filmar algunas escenas de películas de Harry Potter o Braveheart.




Nos dirigimos al sur hacia el espectacular valle de Glencoe, durante el trayecto, pasaremos por hermosos valles y tranquilos lagos cuya superficie reflejan el paisaje de espectaculares cadenas montañosas con sus picos nevados, incluso en verano. Contemplaremos las Tres Hermanas, esa parte de la escarpada cadena montañosa que crea el valle. Es realmente impresionante y a su vez, inquietante, el ambiente misterioso de Glencoe.



Nos despediremos de las Highlands con las vacas peludas también conocida como Hairy Coo. Estos animales son una raza autóctona natural de las tierras altas de Escocia que se ha convertido en todo un espectáculo. Dicen que estas vacas son bastante amistosas, siempre que no se invada su hábitat, ni mucho menos tocar a sus crías, de lo contrario pueden ser agresivas. Así que si durante el trayecto, os encontráis con algunas de ellas, podrás darles de comer, pero eso sí, no olvides respetar la distancia.





                                                                                                                                                            Loli
"