martes, 19 de septiembre de 2017

Reconciliare, las Edades del Hombre 2017

Reconciliare es el nombre con el que los organizadores de la exposición Las Edades del Hombre han presentado la XXII edición de esta exitosa muestra de arte sacro que se celebra de abril a noviembre del 2017. Este año la elegida como sede oficial de la muestra ha sido la localidad segoviana de Cuéllar. Las Edades del Hombre cada vez atrae a un mayor número de visitantes por la singularidad de sus obras y la monumentalidad de los lugares seleccionados para exhibir la muestra.


Así pues, Cuéllar alberga la exposición Reconciliare en tres sedes diferentes que son tres templos emblemáticos de la localidad; San Andrés, San Martín y San Esteban, no muy distantes entre sí. Se recomienda comenzar la visita a la muestra en la iglesia de San Andrés, extramuros y que fue construida antes del 1277. Es uno de los templos más perfectos del arte mudéjar. Destaca por su calvario románico-bizantino y sus pinturas murales en los ábsides. Sus muros exteriores han sido decorados con ladrillo y su portada principal se levantó sobre otra románica anterior. 

La exposición comienza en la iglesia de San Andrés
Cristo del Perdón


Tras ver el audiovisual que nos introduce en la muestra, el primer capítulo de la exposición nos habla de la expulsión del hombre del paraíso, el diluvio universal y la torre de Babel. Una de las piezas más sobresalientes aquí es el Cristo del Perdón (1753) en madera policromada de Luis Salvador Carmona, que proviene del Hospital de Santa Ana en Atienza, Guadalajara. Otras obras destacadas son varios óleos de Frans Francken II del s. XVII prestados por el Museo de Santa Cruz de Toledo y un magnífico tapiz de Jan Aerts de Bruselas  (1630-1640) que versa sobre la maldición de Dios a Caín.

En la explanada del castillo encontraréis la iglesia de San Martín
La siguiente parada nos lleva a las inmediaciones del Castillo de Cuéllar, a la iglesia de San Martín, que normalmente alberga el Centro de Interpretación del Arte Mudéjar. Este templo fue declarado monumento artístico nacional en 1931 y posee tres naves, triple ábside y torre a los pies. En el interior se conserva una capilla con excelentes yeserías mudéjares. Aquí comienza el capítulo II de la muestra sobre la historia de Israel en el que sobresale el Grupo de la Anunciación, unas figuras de madera de nogal policromada de principios del siglo XVI y más obras del taller de Frans Francken II. 
Detalle del retablo de Siloé Cristo Homo Pietatis

El capítulo III de la exposición comienza en este mismo templo y trata temas más actuales como el papel de la religión en la reconciliación del hombre con la naturaleza y sus congéneres. Admirad el extraordinario Calvario de Pedro Berruguete (ca. 1485), el Tríptico del Descendimiento de Ambrosius Benson del s. XVI o el retablo de Gil de Siloé, Cristo Homo Pietatis (ca. 1485) procedente de la Catedral de Burgos.

Ábside mudéjar de San Esteban
La visita finaliza en la cercana iglesia de San Esteban, en el centro de Cuéllar, cuyo ábside es el más representativo del arte mudéjar. En su interior se pueden contemplar unos magníficos sepulcros de alabastro gótico-mudéjares (s. XII-XIII), que destacan por la decoración policromada de sus arcosolios con formas vegetales y geométricas, enmarcados por un alfiz con una inscripción en caracteres góticos. Contenían los restos momificados de siete personas, cinco adultos y dos niños, todos ellos pertenecientes a la noble familia Hinestrosa que descendía de Alfonso IX de León. Una reciente restauración del templo ha permitido sacar a la luz una exclusiva colección de bulas con las que fue enterrada una de ellas, doña Isabel de Zuazo. Un total de 47 bulas de indulgencia conocidas como las bulas del perdón, con las que se hizo enterrar entre otros documentos. Algunas son incunables pues fueron escritas antes de 1501. La primera de ellas es de 1484 y han supuesto un importante hallazgo para el estudio de los primeros años de la imprenta en España.

Bula de difuntos
En la iglesia de San Esteban termina esta exposición con el capítulo IV, el mensaje actual de la iglesia sobre el cristiano de a pie. La obra más impresionante es Oración en el huerto de El Greco (ca. 1595-1600), junto con un sepulcro de madera policromada de un caballero del linaje de Rojas, de autor anónimo, que ha sido restaurado por la Fundación Las Edades del Hombre.

La magnífica obra de El Greco Oración en el huerto
En el exterior del templo de San Esteban se halla un pequeño parque arqueológico, excavado en el año 2007. En él se encontraron los restos pertenecientes a una vivienda de la segunda Edad del Hierro y parte de la necrópolis del templo con enterramientos del siglo X al XVIII.



Aquí termina el recorrido por la exposición Reconciliare, que en latín significa, "volver a las amistades o atraer y acordar los ánimos desunidos", es decir, que la muestra habla del perdón y de la reconciliación tan necesarios en nuestro mundo actual. Un plan muy recomendable que puede complementarse con una visita a Cuéllar y a su enorme patrimonio artístico y cultural.

Susana

martes, 12 de septiembre de 2017

La Peña más fiel de Castilla


Castillo de Peñafiel
En lo alto de un pronunciado y alargado cerro, como si de un privilegiado espectador se tratase, se encuentra un precioso castillo con forma de navío anclado en la roca. Es un lugar lleno de historias y leyendas que desafía el paso del tiempo, dominando la panorámica de la antigua villa vallisoletana de Peñafiel.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... ""