lunes, 6 de junio de 2016

Las Lagunas de Ruidera


Cuando escuchamos hablar sobre los parajes de La Mancha imaginamos grandes extensiones de terreno llano y baldío pero, nada más lejos de la realidad. La Mancha alberga algunos de los espacios naturales más increíbles y únicos de la Península Ibérica, e incluso del planeta. De hecho, dos de los Parques Nacionales más importantes de nuestro país, se encuentran en territorio manchego: Las Tablas de Daimiel y Cabañeros.

Laguna del Rey
Pero hoy quiero hablaros de otro espacio natural protegido en La Mancha. Me refiero al Parque Natural de las Lagunas de Ruidera. Este humedal resulta realmente peculiar por su fisonomía ya que, en Europa, solamente existe otro complejo lagunar de similares características y está en Croacia.




El espacio protegido de las Lagunas de Ruidera está formado por quince lagunas separadas y comunicadas entre sí por barreras de toba o travertino. Esta roca es muy porosa y moldeable y permite que el agua la erosione formando pequeños saltos o cascadas que vierten en la siguiente laguna por el desnivel. El agua que abastece las lagunas proviene de un enorme acuífero subterráneo que ocupa gran parte del subsuelo de La Mancha.


Su nombre, "Ruidera", proviene del constante ruido que produce el agua al discurrir por los distintos saltos entre laguna y laguna. El complejo se extiende a lo largo de 2 provincias, Ciudad Real y Albacete, y es un lugar espectacular tanto por su belleza paisajística como por la importancia de sus aguas en las que se pueden practicar deportes acuáticos, bañarse o que sirven para el regadío de numerosos cultivos en las comarcas cercanas.

Os recomiendo que comencéis vuestra visita en el pueblo de Ruidera donde se halla el Centro de Visitantes. Aquí os informarán debidamente de las normas del parque, las rutas que se pueden realizar a pie, en 4x4 o en coche particular, los saltos de agua que pueden observarse en función de la época del año en que visitéis el parque y otras actividades que realizar en las cercanías.

Las sendas que pueden realizarse a pie por el entorno de las lagunas van desde 1 km hasta los 21 kms. pero muchas de ellas son de recorrido circular, muy sencillas de llevar a cabo y bien señalizadas.
Como no disponíamos de mucho tiempo optamos por realizar un recorrido en coche deteniéndonos en algunos miradores para disfrutar de la belleza de las vistas en este ecosistema tan especial. Al final del recorrido caminamos por parte de la Senda del Pie de En medio para ver la zona conocida como Plaza de Toros.
El Hundimiento
Pero antes de ponernos en marcha, nos recomiendan visitar el salto de agua llamado El Hundimiento, justo a la entrada del pueblo de Ruidera y que comunica la laguna del Rey con la laguna Cueva Morenilla. En apenas 10 minutos a pie desde el centro de visitantes y tomando el camino del cementerio llegamos a unas escaleras de madera para descender y admirar este salto de 15 metros que lleva un buen caudal. Los paneles informativos nos indican que hasta el año 1545 esta cascada presentaba un aspecto bien distinto. Debido a una fuerte crecida del río en ese año extremadamente lluvioso el caudal de las lagunas aumentó considerablemente rompiendo parte de la barrera tobácea por la que anteriormente se precipitaba el agua dejándola como la vemos en la actualidad, el Hundimiento.

Laguna del Rey
Regresamos a la Laguna del Rey con sus aguas limpias y cristalinas de un azul claro intenso gracias al lecho calcáreo. En verano debe ser un lugar ideal para pasar un día de baño en el campo disfrutando de la naturaleza. Las mejores vistas de esta parte del parque se obtienen desde un mirador ubicado a las afueras de Ruidera, bien indicado. Desde un saliente elevado tomamos algunas de las mejores fotografías e intuimos la siguiente laguna que vamos a conocer: la laguna Colgada.

Laguna Batana

Siguiendo por la carretera que bordea el parque se puede acceder a todas y cada una de las lagunas aunque si sois andarines, pedid información de las rutas a pie o en bici, menos concurridas.

Pinar
El siguiente mirador se encuentra ya en la provincia de Albacete, entre la laguna Colgada y la Batana, al pie del puesto de socorro y cobijado bajo la sombra de un pinar. Aquí el salto de agua es muy pequeño pero el entorno es más bonito. Esto se debe a que el caudal de las lagunas más altas es más sensible a las lluvias y al regadío y se mantiene más bajo. Hay patos nadando cerca de la orilla y unos buzos realizando alguna inmersión en la laguna, un espacio habilitado para el baño y un pequeño aparcamiento.

Laguna Lengua
La siguiente laguna, Salvadora, es muy pequeña y continuamos hasta el próximo mirador en la laguna Lengua, que toma su nombre por su forma alargada. A continuación se encuentra la laguna Redondilla que tiene una playa estupenda y muchos merenderos como en todas las lagunas. En este punto la carretera se bifurca a la izquierda camino a Ossa de Montiel y a la derecha hacia el resto de lagunas que es adonde nos dirigimos. En esta zona del parque hay más viviendas e incluso algunas calles.

Cascada en la Senda del Pie de en medio

Dejamos a nuestra izquierda las lagunas San Pedro y Tinaja para detenernos más adelante cerca de los merenderos Los Leones y Montesol que es desde donde podemos adentrarnos en la senda hacia la Plaza de Toros, un curioso canal, consecuencia de una avenida de aguas en 1947 que dio lugar a una formación casi circular, de un diámetro de 37 metros y una profundidad de dos metros, y que tiene una gran importancia a nivel europeo por su rareza dentro de los sistemas kársticos. Aquí nos encontramos con otro salto de agua y una poza que separa las lagunas Tinaja y Tomilla. Más arriba se encuentra la primera laguna, Conceja, que ya no tenemos tiempo de visitar.

Laguna Tomilla
La tarde es soleada y hay muchos senderistas paseando cuando decidimos volver sobre nuestros pasos a Ruidera para dirigirnos a la parte baja del parque. El camino se hace largo pero la carretera es buena. Las últimas lagunas son Coladilla y Cenagosa, cuyas aguas mueren en el embalse de Peñarroya aunque ya no nos detenemos en ellas pues de vuelta a casa queremos visitar el Castillo de Peñarroya, a 19 kms. de Ruidera muy cerca de Argamasilla de Alba.

Castillo de Peñarroya
El castillo de Peñarroya se levanta imponente junto al muro del embalse del mismo nombre. Pertenece al municipio de Argamasilla de Alba y marca el límite del Parque Natural de las Lagunas de Ruidera. Está datado en el siglo XI-XII y se encuentra en muy buen estado de conservación. Recibe su nombre por el color rojizo de la peña donde se levantó "Peña roja". Esta fortaleza medieval perteneció a los caballeros hospitalarios de la Orden de Santiago que la utilizaban como lugar de cobro de impuestos y almacén de víveres. La visita es libre pudiendo acceder a sus muros, la ermita y entrar en el santuario de la Virgen (s. XVII). Justo a su espalda se encuentra el pantano de Peñarroya que desde el año 1959 regula las aguas del Guadiana. Las vistas son espectaculares desde lo alto del acantilado. En el entorno del castillo se han hallado los restos de una necrópolis de islámica.


Ya veis que La Mancha no es sólo meseta castellana sino que nos descubre estos maravillosos parajes naturales únicos que debemos preservar y dar a conocer.

Susana


5 comentarios :

  1. Bellísimo paseo, super interesante. Muchas gracias por compartirlo.

    ResponderEliminar
  2. He tenido la suerte de conocer este tesoro manchego en varias ocasiones y es un espectáculo único. Parada obligada en cualquier viaje a Castilla La Mancha, resulta todo un regalo de la naturaleza, rodeado de un precioso entorno.

    ResponderEliminar
  3. Una escapada muy interesante y entretenida por tierras manchegas. Como opción se alquilan barcas para disfrutar de este hermoso paraje desde el agua. Un artículo muy ameno.

    ResponderEliminar
  4. Esta excursión que nos comentas es una estupenda sugerencia para hacer en cualquier época del año, aunque es mejor cuando no hace mucho calor.
    Me gustan los recorridos por el campo siempre que tienen agua cerca, ríos, embalses, cascadas o lagos.
    Lo que no conozco es el Castillo de Peñarroya, nos acercaremos a verlo cuando volvamos por las Lagunas de Ruidera.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... ""