jueves, 18 de junio de 2015

Museo de Santa Cruz (Toledo)

El bello edificio, mandado levantar en el siglo XVI por el Cardenal Mendoza, alberga en la actualidad uno de los mejores museos provinciales que podéis encontrar en España. Se creó como hospital para enfermos y niños expósitos, es decir, procedentes de partos fuera del matrimonio, huérfanos o abandonados. Las obras duraron veinte años y en ellas intervinieron los más prestigiosos arquitectos de la época, Enrique Egás y Alonso de Covarrubias. 


Recientemente ha acogido una exposición sobre la obra de uno de los vecinos más ilustres de la ciudad en el cuarto centenario de su muerte, Doménicos Theotocópoulos, el Greco. Cuando visité la exposición de este magnífico pintor tuve el privilegio de poder admirar obras jamás vistas procedentes de colecciones privadas.




Antes de adentrarnos en el museo lo primero que llamará nuestra atención será el estilo plateresco que se observa en la portada, presenta una gran variedad y riqueza en los detalles realmente admirables. Una vez en su interior su enorme estructura, una doble cruz griega, acoge colecciones de pintura y escultura procedentes de la Desamortización y del antiguo Museo Parroquial de San Vicente.


El museo se compone de tres secciones dedicadas a la Arqueología, Bellas Artes y Artes Decorativas. El recorrido incluye la colección de hallazgos prehistóricos del Paleolítico, Edad del Bronce y de la Edad del Hierro. Curiosead los ajuares procedentes de la necrópolis de El Carpio, junto con varios utensilios domésticos, estelas y cerámicas procedentes de otros yacimientos de la zona.


Entre las magníficas colecciones que cubren sus paredes destacan los dieciocho lienzos pintados por El Greco o los realizados por Rivera, Carducho, Frank (el Joven) o Goya, además de una gran colección de cerámicas de Talavera y de bordados de la provincia.


Una vez disfrutado el maravilloso interior creo que lo realmente sorprendente de este museo, es su bello claustro con su espléndida escalera diseñada por Alonso de Covarrubias, sin duda uno de los elementos más bellos del edificio. En el claustro se aprecian diecisiete lápidas de caballeros de la Orden de Calatrava y varias vasijas funerarias donde veremos inscripciones además de unos mosaicos romanos procedentes de una villa que son realmente excepcionales.



La entrada al museo es gratuita, excepto las exposiciones temporales como la del Greco que fue de pago, así que si os apetece no dejéis pasar la oportunidad de visitar este museo que os aseguro, no os defraudará.



                                                                                                                                                              Rafa

3 comentarios :

  1. Conocí este museo hace muchísimos años cuando era jovencita pero ha sido cuando he vuelto a visitarlo hace un par de años cuando de verdad he sabido apreciar las obras de arte que hay en él. Me fascinan particularmente las obras de El Greco, son tan oscuras y a la vez tienen unos trazos tan claros... No debe faltar este museo cuando se visita Toledo.

    ResponderEliminar
  2. Es muy interesante tu artículo, Rafa, ya que este museo siempre me ha parecido uno de los sitios más atractivos de Toledo. Reúne una magnífica y variada colección con el aliciente añadido de las exposiciones temporales. Es un edificio precioso con un claustro realmente espectacular.

    ResponderEliminar
  3. Otra de las muchas razones para ir a Toledo. Un museo que hay que visitar si o si en esta ciudad Patrimonio de la Humanidad. Ya el propio edificio en si es un monumento digno de ver, el claustro es una maravilla, ojo a la escalera, es una obra maestra. Una pena no poder visitar la exposición de El Greco, pero aún así no os lo perdáis, os encantará. Gran artículo Rafa.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... ""