miércoles, 15 de febrero de 2012

El Castillo de la Muela, un viaje por la historia.


Hace poco tiempo escribí sobre la crestería manchega, donde encontrábamos la imagen más representativa de Consuegra, una imagen de postal, con sus doce magníficos molinos y el castillo.


Aunque dicen que las segundas partes nunca fueron buenas. Creo que como en todas las cosas siempre hay excepciones. Hoy voy a contaros lo que a mi entender, bien merece un artículo aparte. La historia del castillo de la Muela o de los Sanjuanistas como también se le conoce. De origen musulmán, foco de disputas bélicas, tumba del hijo del Cid Campeador, un castillo maltratado por la invasión Napoleónica y la desamortización. Afortunadamente recuperado por el gran trabajo que está realizando la escuela taller de Consuegra.






En lo alto del Cerro Calderico, lugar donde se haya esta fortaleza hubo un asentamiento celtíbero. Durante el período de las Guerras entre cartaginenses y romanos por hacerse con el control de la Península, este asentamiento fue conquistado por los romanos a la vez que se iniciaba un nuevo proceso denominado Romanización.

Con la llegada de los árabes a la península, es durante el Califato de Córdoba en el Siglo X cuando se conoce la primera documentación existente que sitúa el inicio de la construcción del castillo.




Hubo diferentes conflictos bélicos entre musulmanes y cristianos por su posesión, debido a su buena situación estratégica, pasando de unas manos a otras sucesivamente. Pero hablando de conflictos y de batallas, una de las más importantes fue la acontecida el 15 de agosto de 1097. Los almorávides procedentes del sur de la península, con un gran ejército deciden reconquistar Toledo, no tardaron en llegar a Consuegra. Los campesinos de la zona huyen aterrorizados, buscando refugio en el castillo pues los almorávides avanzan por los caminos haciendo sonar con gran estruendo sus tambores. Una cruel y sangrienta batalla se avecina. El ejército almorávide ha instalado sus jaimas cerca del pueblo. Al amanecer del 15 de agosto comienza la batalla.





Fue sangrienta, las tropas cristianas son derrotadas de nuevo, en el campo de batalla muere D. Diego Rodríguez, único hijo varón del Cid Campeador. En el castillo aguantan un asedio de ocho días, los musulmanes se retiran de Consuegra y saquean la Villa.

Rememorando la batalla y el asedio al castillo, cada año alrededor del 15 de Agosto, durante cuatro días se representa aquel hecho histórico y ese ambiente de guerra por las calles y el castillo de Consuegra.

En el siglo XII, el castillo junto con la Villa fue donado a la Orden Hospitalaria de San Juan de Jerusalén. Ampliado y reformado en varias ocasiones se construyeron torres y muros y acondicionándolo a las nuevas necesidades.



Durante la Guerra de la Independencia, las tropas de Napoleón, volaron parte del castillo al iniciar su retirada tras perder la zona a manos del ejército español. Años más tarde, como consecuencia de la Desamortización de Mendizábal, el Castillo fue quitado a la Orden de San Juan pasando a manos particulares, iniciándose así un progresivo abandono.



Adquirido por el Ayuntamiento, se inicia una lenta rehabilitación que afortunadamente poco a poco va recuperando el excelente aspecto que tuvo antaño, con una grúa permanente que afea el conjunto pero es lo que tiene los procesos de recuperación de estas fortalezas.

Se pueden visitar los aljibes, la ermita, la torre albarrana, la Sala Capitular y los pasos de ronda.

En la llamada Torre de los Escudos, encima de la puerta de acceso se pueden ver dos escudos. El superior pertenece a D. Juan José de Austria, hijo de Felipe IV, que obtuvo entre otros títulos el de Gran Prior de Castilla y León de la Orden de San Juan. El segundo pertenece a los Álvarez de Toledo


.
Yo también formo una pequeña parte en la historia de este castillo. Como ya conté en otra ocasión mi familia es de Madridejos, pueblo donde pasábamos el verano. Recuerdo subir en bicicleta con mis amigos hasta los molinos y adentrarnos en el castillo, nuestro lugar de juegos preferido, recorrer sus interiores, que estaban completamente en ruinas, jugar al escondite, coger palomas que hacían sus nidos entre los huecos de sus muros. Hacer nuestra particular batalla, emulando de alguna manera a esos almorávides y cristianos que antaño habitaron por estas tierras, pero aquí afortunadamente no moría nadie y liarnos a cantazos (así llaman por aquí a las piedras) con otras pandillas de chavales consuegreros. Siempre ha habido mucha rivalidad entre Consuegra y Madridejos, pero esa historia la dejo para otra ocasión.

Volviendo al castillo, hoy en día se puede visitar solo una parte de lo que fue y disfrutar, no solo de la fortaleza, sino también de las magnificas vistas que se divisan de los molinos y de estas tierras manchegas.



Espero no haberos aburrido mucho pero me apasiona la historia y los castillos. Todo esto que os he contado y mucho más, bueno todo menos mi anécdota, podréis escucharlo y sentirlo vosotros mismos. Si os acercáis hasta Consuegra, hacéis una visita guiada teatralizada al castillo y dejaros guiar por un grupo de actores que harán pasearos por la historia de este peculiar castillo y de España.
Dejo unos enlaces interesantes, sobre el Castillo y de la Crestería Manchega.



Escrito por Rafa

13 comentarios :

  1. Gran relato Rafa. A mi también los castillos me encantan y sus historias. En este caso esta segunda parte de tu artículo es genial. De esta primavera no pasa una visita a Consuegra con sus fantásticos molinos y su espectacular castillo. Por cierto las fotos muy buenas. Estoy deseando visitar este pueblo y degustar alguna delicia de la gastronomía manchega.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro mucho Filustro que te encanten los castillos y sus historias . Creo que no va hacer falta que llegue la primavera para hacer una visita a Consuegra , la vamos a visitar antes . Un saludo.

      Eliminar
  2. Excelente y ameno relato sobre este castillo que como todos, tiene una interesante historia tejida a lo largo de siglos y además con un toque autobiográfico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuanto me alegro Jose Luis que te haya gustado . Todos los castillos guardan interesantes historias . Muchas gracias por leerme . Saludos .

      Eliminar
  3. Pero que dices, ¿aburrirnos? Me ha encantado todo lo que nos cuentas, es más, ya tengo una fecha para ir a esta zona, ver el castillo y la visita teatralizada.

    Es un lugar que se ve que conoces muy bien y al que le tienes que tener mucho cariño, haber podido jugar de niño allí, esas cosas no se olvidan.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuanto me alegro Inma que tengas fecha para visitar este castillo , estaré encantado de acompañaros . Este castillo lo conozco muy bien y le tengo mucho cariño . Un abrazo .

      Eliminar
  4. Me ha gustado mucho como nos cuentas la historia de este castillo , que tan bien conoces . En la visita teatralizada un grupo de actores te conduce durante hora y media por la fortaleza , contando toda la historia que encierra entre sus muros de piedra . Una experiencia que merece la pena .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Inmejorable entorno, con excelentes actores

      Eliminar
    2. Es cierto que el entorno es inmejorable y los actores geniales .Muchas gracias por el comentario .

      Eliminar
  5. amigosdelafaltriquera16 de febrero de 2012, 15:10

    Gracias por tu relato, ¡¡me ha encantado!!. No soy objetiva porque toda mi familia es consaburense, pero la visita al castillo de Consuegra es altamente recomendada, en cualquier época del año, pero si os animáis hay dos fechas claves que no podeis perderos: en el puente de agosto que es cuando se celebra la Batalla Medieval (recreación de la muerte del hijo del Cid) y el último fin de semana de octubre (el del cambio de hora), cuando se celebra la fiesta de la Rosa del Azafrán.
    P.S.: Yo también he jugados a la guerra de cantazos y he bajado por los "escurriceros", unas piedras enormes que hay antes de llegar al castillo y en las que se pueden apreciar un par hileras desgastadas que son como toboganes...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este castillo era el lugar perfecto para jugar a la guerra de cantazos . Los "escurriceros" que hablas creo que son los de las antiguas canteras . Muchisimas gracias por leerme y por las recomendaciones . Saludos .

      Eliminar
  6. Hola Rafa, ya estamos como siempre. Con muchas ganas de ir a conocer Consuegra y su fantástica fortaleza. Me llama mucho la atención lo de las visitas teatralizadas. En Peñafiel (Valladolid) también las realizan pero no pudimos cuadrar horarios para hacerla. Espero que mi próxima visita a tierras manchegas sea a este pueblo del que guardas tan buenos recuerdos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Susana , Espero que tu próxima visita por tierras manchegas sea a este pueblo y conozcas el maravilloso castillo . Espero acompañaros . Un abrazo.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... ""