miércoles, 8 de febrero de 2012

Monfragüe, un paraíso natural


Por fin me he quitado la espinita de visitar este Parque Nacional. Hace años pase por allí de camino a otro lugar y me quedé con las ganas. Lo siguiente será pernoctar dentro de él, pero eso será en otra ocasión. Los chozos que vi en el pueblo de Villarreal de San Carlos me invitan a ello.

Paisaje de Monfragüe con el Tajo

Es el Parque Nacional más joven de nuestra red, declarado como tal el 2 de Marzo de 2007 y cuenta con 18.814 ha. de extensión. Es uno de los mejores ejemplos de monte mediterráneo, está lleno de encinas, alcornoques, matorrales, etc. todo en un entorno lleno de arroyos que junto al Tajo y el Tiétar forman un conjunto perfecto y muy armónico. En ella conviven multitud de fauna y flora. De la primera destacan las aves, entre las que se encuentran el águila imperial ibérica, el buitre negro y la cigüeña negra. Todas ellas se pueden observar a simple vista sobre nuestras cabezas, en el parque hay un buen número de peñascos donde anidan y es un espectáculo observarlos. Os recomiendo llevar prismáticos para ello, o en su lugar una cámara con un buen zoom.

http://reddeparquesnacionales.mma.es/parques/monfrague/index.htm

http://www.monfrague.com/

monf_maparutas


En cuanto a la flora, destaca la inmensa dehesa que lo abarca casi todo. Es un placer observarla desde la multitud de miradores diseminados por todo el camino, paramos en muchos de ellos para disfrutar de unas vistas que nunca olvidaré. Todo ello con poca gente ya que en Enero, no hay muchos visitantes, por lo que estuvimos tranquilos y muy relajados. También pudimos ver alcornoques, jaras y otros arbustos mediterráneos. Quisiera comentaros la labor de repoblación que se está realizando, se han arrancado multitud de eucaliptos plantados en los años 60, en su día para comerciar con ellos, pero resulta que es un árbol muy agresivo y han decidido sustituirlos y repoblar con encinas que es el árbol autóctono de lugar. Eso sí, la encina es un árbol de crecimiento lento y tardarán bastantes años en formar un bosque mediterráneo, se lo dejaremos a las generaciones futuras.

La Dehesa


Nosotros entramos al parque por el río Tiétar, siguiendo su curso hasta su desembocadura en  el Tajo. Fue un acierto. Creo que es la mejor entrada, nos dejamos aconsejar por los suegros que en muchas ocasiones rezuman sabiduría, es lo que dan la experiencia y los años. Nuestra primera parada la hicimos en la Portilla del Tiétar donde ya pudimos observar a los buitres hondeando sobre nuestras cabezas. En el lugar había gente con cámaras profesionales haciendo fotos desde primera hora y nos enseñaron una foto de dos buitres y un águila imperial formando un triángulo perfecto en vuelo realmente buena. Fuimos muy tranquilos parando en muchos miradores donde pudimos hacer fotos y observar esta paisaje tan maravilloso que conjuga agua, aves, peñascos y bastante arbolado, todo un conjunto que tenemos que preservar a toda costa.

Embalse del Tiétar


En uno de estos miradores, La Malavuelta, paramos para tomar un piscolabis , una delicia,  se encuentra en la presa Torrejón-Tiétar, tiene mesas para ello y unas explanadas ideales entre árboles  para tumbarse a la sombra y echarse una siestecita.

Ideal para echar un mantel y a comer

Presa del Tiétar


Seguimos por una sinuosa carretera hasta el pueblo de Villarreal de San Carlos, el cual ha sido rehabilitado para albergar en varios edificios el Centro de Interpretación del Parque, en uno de ellos disfrutamos de un buen audiovisual que ensalzaba las bondades del mismo y el peligro que corre si no se cuida este entorno tan único y privilegiado. Este bosque mediterráneo en estado puro es de los pocos que quedan tan bien conservados.

Aprovechamos para comer allí, en unas mesas al aire libre dispuestas allí mismo para ello. Qué bien nos supieron los bocadillos, qué comida tan fácil de preparar y qué buenos momentos dan. Reivindiquemos  el bocata, es un alimento fundamental en la comida mediterránea. Estas mesas estaban cerca de apartamentos rurales y chozos rehabilitados, me dieron ganas de quedarme allí y hacer noche, lo dejaremos para otra visita, que seguro haré a este magnífico parque nacional.

Un chozo

El otro chozo



















Nos dirigimos al lugar más conocido, el Salto del Gitano, un estrechamiento coronado por un gran peñasco donde anidan y revolotean las aves, los buitres negros o leonados a sus anchas haciendo las delicias de los que los observamos. Es un estampa preciosa con muy buenas vistas, es la paraje más fotografiado y transitado del parque, por algo será.



El nombre viene dado por una curiosa leyenda  generada por un bandolero gitano, el cual desvalijó a unos comerciantes en Villarreal de San Carlos  y, descubierto por la guardia civil, huyó por el monte hasta llegar al peñasco y saltó de un lado a otro del río para despistarlos. Cierta o no la leyenda el nombre se quedó y es un sitio de obligada parada.

El Salto del Gitano


El Tajo

















La siguiente parada fue en el Castillo y la Ermita de Monfragüe. Como es costumbre el castillo está en todo lo alto, acondicionada su subida, desde hace poco tiempo para hacerlo en coche hasta los pies del castillo, a falta de que el visitante suba unos buenos y empinados tramos de escaleras. En temporada baja con poca afluencia de público, se está tranquilo, pero me imagino que en primavera o verano cuando el gentío sea mayor será un poco agobiante. Pero que nos quiten “lo bailao”, estábamos casi solos y disfrutamos de una de las vistas más espectaculares que me he encontrado en mi vida.

El Castillo

Torre caída


Del castillo queda un poco de muralla y sólo una de las torres. Se puede subir hasta ella y deleitarse con el paisaje que se ve desde allí, es un auténtico placer ver la dehesa extremeña en estado virgen hasta donde la vista te alcanza, salpicada por el Tiétar y el Tajo serpenteando entre ella. Quedarse allí a descansar después de la subida y observarlo todo con tranquilidad es una pasada, estaba acelerado de tanta belleza, no podía dejar de mirar, me habría quedado allí horas.

Dehesa desde el castillo

El tajo desde El Castillo



Con mucha pena nos fuimos de allí camino a Trujillo, haciendo una parada para tomar un café en la Hospedería Parque de Monfragüe, otra manera de disfrutar de esta zona, con algo más de lujo. Alojamientos para todos los bolsillos se encuentran en el parque, quedarse en cualquiera de ellos es bueno para la economía del entorno y que esto sirva para su conservación y disfrute en la actualidad y para el futuro.

Hospedería Parque de  Monfragüe


Durante el camino al pueblo de los conquistadores, vimos toros, vacas, ovejas y cerdos disfrutando de aquellos parajes. En esos días malos que todos tenemos te encantaría ser uno de ellos, vivir entre encinas y alcornoques, con unas atenciones exquisitas por parte de sus amos, con comida abundante y sin ninguna prisa. Qué vidorra.

Nos esperaba el Parador de Trujillo y este precioso pueblo  pero lo dejaremos para otro artículo. No quisiera despedirme sin decir que espero que logren que el tridente Plasencia, Trujillo y Monfragüe sea Patrimonio de La Humanidad, han presentado la solicitud, espero que lo consigan, tienen todo mi apoyo.

http://www.paisajemediterraneo.es/index.htm

Patio Parador de Trujillo

Atardecer en Trujillo

Escrito por Filustro

5 comentarios :

  1. Rubén, es un bonito articulo en el que expresas tu preocupación por preservar la naturaleza y el entorno. Creo que debemos concienciarnos más de la importancia vital y la riqueza que generan estas joyas que son los Parques Nacionales. Me ha encantado recorrerlo contigo y disfrutar del invierno en las tierras extremeñas. Viva la bellota.
    Gracias por acompañarme.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por explicarnos con tanto detalle vuestra excursión por este Parque Natural.
    Que buena idea que estén repoblando la dehesa con árboles autóctonos.
    Esos chozos rehabilitados me han gustado mucho.
    Y no podría faltar tu toque de humor sobre la “vidorra” que llevan los animales de la zona, con tantos cuidados y su tranquila existencia, jajaja.
    Yo también espero que Plasencia, Trujillo y Monfragüe lleguen a ser Patrimonio de la Humanidad.
    Unas fotos muy bonitas, un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Un buen artículo Rubén , de este maravilloso Parque Nacional . Lo visite hace tiempo y me gusto mucho , recuerdo la gran cantidad de eucaliptos que había , así que me alegro que hayan decidido sustituirlos y repoblar con encinas son más autenticas .

    Las vistas de la dehesa y del salto del gitano desde lo que queda del castillo son realmente impresionantes . Me gusta la propuesta de declaración del paisaje mediterráneo de Plasencia Monfragüe Trujillo como Patrimonio de la Humanidad . Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Gracias por traer a este blog un trozo de Extremadura y especialmente este parque . Me ha gustado mucho como nos cuentas tus experiencias de ese fin de semana tan fantástico que pasasteis .Tengo ganas de volver a visitarlo , el día que lo recorrí me quede con gana de ver más cosas , unas fotos muy bonitas.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Magnifico comentario, debo añadir que nosotros ademas hicimos una ruta 4x4 con la empresa www.monfraguenatural.com, que además de ser inmejorable la calidad de sua servicios, nos recogieron en la puerta del parador de plasencia.

    Un saludo y no dejeia escapar esta opcion si teneis oportunidad.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... ""