lunes, 28 de diciembre de 2015

Los Valles del Valira y la Comarca del Alto Urgell - Lérida

  


   La sierra del Cadí se integra en el Parque Natural del Cadí-Moixeró, el espacio protegido más grande de Cataluña.

   El pirineo leridano además de estaciones de esquí, con más de 120 km. de pistas, ofrece la posibilidad de realizar actividades deportivas con muchas rutas para practicar trekking, recorrer circuitos BTT (bicicletas todo terreno), puenting y escalada.












   En pleno corazón del Pirineo, en un impresionante paisaje de alta montaña con los picos más elevados del Alt Urgell, formando frontera con Andorra se sitúan Los Valles del Valira, a esta Comarca pertenecen, entre otros, los pueblos de Anserall, Bescaran, Ars, Civís, Arcavell y Sant Joan Fumat.

   El río Valira, afluente del Segre, recorre una zona de grandes bosques de robles, encinas y pinos que se alternan en las laderas con cultivos de viñedos y cereales.




   Durante nuestra ruta nos encontramos con grandes sorpresas por estos apartados lugares. En Ars está el campanario de tres pisos con planta circular de la iglesia de Sant Martí, uno de los pocos de este estilo del románico catalán.




   El bellísimo campanario del desaparecido templo de Sant Martí de Bescaran, es románico del siglo XI, con seis pisos y decorado con arcos y ventanas. Se levanta enigmático entre el impactante paisaje natural que le rodea.




   Ya en la Comarca del Alto Urgell, en el pequeño pueblo de origen romano Estamariu, está la iglesia de San Vicente que contaba con tres naves de las que se conservan dos. Tiene un bonito ábside de influencia lombarda. Al estar cerrada no pudimos entrar a ver los murales románicos que nos habían comentado que eran excelentes, a veces cuesta encontrar abiertos lugares que aunque no reciben mucho turismo siempre hay personas interesadas, como es nuestro caso, en visitarlos.








   En Anserall vimos uno de los sitios que más me gustaron, la Abadía benedictina de Sant Serni de Tavérnoles.




   Se cree que su origen fue un cenobio visigótico. Estuvo vinculado al Obispado de Urgell, hasta finales del siglo XIII alcanzó gran esplendor e influencia gracias a las generosas donaciones por parte de los Condes de Urgell y de Cerdaña. Sus posesiones alcanzaban desde el Berguedá a Andorra.


   En la actualidad hay una parte restaurada, pero hay restos de muros con arcos que confieren al conjunto un especial encanto envuelto por la magia del rumor del río y el esplendor de la montaña.





                                                                                                                                                        Inma


4 comentarios :

  1. Estos pueblos pirenaicos esconden un gran patrimonio artístico y cultural. Son municipios que han permanecido inalterados a lo largo de los años y ahí es donde radica su encanto. Además la comarca es un verdadero tesoro natural por sus grandes bosques y zonas de cultivo. Una perfecta comunión del hombre con la naturaleza y el arte. Interesante propuesta.

    ResponderEliminar
  2. Un lugar magnífico para ser visitado, perfecto para realizar cualquiera de la muchas actividades que hay para hacer al aire libre. Uno se sorprende ante este maravilloso enclave, con esos impresionantes paisajes y ese conjunto artístico que lo hacen único. Una comarca para perderse y relajarse.

    ResponderEliminar
  3. La Abadía benedictina de Sant Serni de Tavérnoles es impresionante, me ha sorprendido mucho. Además toda la zona pirenaica de Cataluña nos depara grandes sorpresas, con tesoros de un valor incalculable tanto naturales como artísticos.

    ResponderEliminar
  4. Preciosos paisajes, pueblos con encanto y arte románico, que más se puede pedir. Esto junto al senderismo y a los deportes de invierno convierten a esta zona, en un destino que parece merecer mucho la pena. Gran reportaje Inma y mejores fotos.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... ""