viernes, 20 de marzo de 2015

El nacimiento del Río Cuervo


Nos acercamos a uno de los rincones más hermosos y visitados de la provincia de Cuenca. Declarado Monumento Natural y formando parte de la Serranía de Cuenca, el nacimiento del río Cuervo es un lugar único con preciosas cascadas, manantiales y pozas de agua cristalina.


Al contemplar las cascadas con sus paredes de piedra tapizadas de musgo y sus caprichosas formas, uno percibe una especie de magia flotando en el ambiente, un paraje de una belleza inusitada que la acción del agua ha ido modelando con el paso del tiempo. Una de las instantáneas más fotografiadas de Castilla la Mancha y uno de esos paisajes que conocen incluso quienes no lo han visto nunca.



El río Cuervo nace en un entorno natural que se encuentra escondido en un paraje de ensueño, aunque enseguida notaremos la acción humana; amplio aparcamiento, restaurantes, un área para acampar y hasta un merendero que seguro hará las delicias para los amantes de la tortilla y el filete empanado. Tras dejar atrás el área recreativa, un sendero sigue el curso del río aguas arriba, en un agradable sendero semicircular que en muchos de los tramos está habilitado para todos los públicos.


Estamos en un terreno donde la abundancia de pinares es generosa y el sonido del agua lo inunda todo que, en su incesante fluir entre musgos siempre verdes, configura un salto de agua que aún siendo discreto es a la vez inmenso transformándose en cientos de chorreras provocando una imagen espectacular.


El entorno es de una exuberante vegetación, un buen lugar para aspirar el aire frío y limpio de una mañana invernal aunque esto dependerá de los gustos de cada uno. Lo más recomendable es visitarlo en primavera cuando el río está en todo su esplendor pero estoy seguro que cualquier otra estación tampoco dejará indiferente a nadie. En otoño seguro que impresionará por su colorido y en invierno el agua llega incluso a congelarse, resultando todo un espectáculo.


Tras perder un buen rato en su contemplación y realizar las típicas fotos de recuerdo, si lo que queremos es ver el nacimiento del río, bordearemos las cascadas y ascenderemos un poco más arriba hasta llegar a una pequeña gruta donde el agua surge a borbotones, es ahí donde nace el río Cuervo.


En definitiva, un sitio de gran belleza.


                                                                                                                                                           Rafa

4 comentarios :

  1. Una excursión de las de repetir. Es un paraje precioso con lugares muy agradables para andar. De las veces que hemos ido cuando más me ha gustado ha sido en invierno, aunque hace mucho frío pero también es cuando hay menos gente, está todo congelado, hasta la cascada, y es muy curioso ver y fotografiar las caprichosas formas del hielo. Muy bonitas las fotos, Rafa.

    ResponderEliminar
  2. Esta entrada al blog resulta imprescindible para aquellos que deseen conocer los espacios naturales del interior de la península.El nacimiento del río Cuervo es una buena muestra de ello pues es un agradable paseo. Al igual que tú no soy capaz de decidir cual es la mejor estación del año para visitarlo. Un estupenda recomendación para esta primavera.

    ResponderEliminar
  3. De Castilla la Mancha piensas que es todo cereal y viña, pero sus fantásticos humedales y ríos son lugares de ensueño, que siempre merecen una visita. Hay muchos ejemplos entre ellos este nacimiento que tan bien nos enseñas Rafa. Eres el especialista de rutas naturales del blog. La verdad que la provincia de Cuenca y su serranía aporta rincones naturales de primer orden y el nacimiento de río Cuervo es uno de ellos.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... ""