martes, 17 de marzo de 2015

El colegio de San Gregorio - Museo Nacional de Escultura de Valladolid

Al contemplar la espectacular portada del colegio de San Gregorio nos quedaremos asombrados ante tanta belleza. Es sencillamente impresionante, una verdadera obra de arte del siglo XV, el edificio es uno de los monumentos arquitectónicos más emblemáticos de la ciudad de Valladolid. Contemplando esta maravilla nada nos hace presagiar lo que nos aguarda en su interior, uno de los más importantes museos españoles y quizás del mundo de escultura policromada.


Expone una maravillosa colección de escultura y otros tesoros artísticos procedentes de conventos desamortizados. Aunque reconozco que la escultura religiosa no es una de mis devociones, me ha sorprendido muy gratamente la visita a este museo. No imaginaba encontrar tanta belleza junta y no lo digo solo por las obras que se exponen sino también por el edificio en sí.


En torno a un magnífico claustro que dejará asombrado a todo aquel que lo contemple, se reparten 20 salas donde disfrutaremos de bellas pinturas, impresionante retablos góticos, extraordinarias sillerías y sobre todo esculturas realmente espectaculares que abarcan un amplio periodo comprendido entre los siglos XIII al XIX.




No voy a describir ni a comentar todas las obras expuestas tan solo comentar que muchas de ellas son realmente sobrecogedoras por su naturalismo y gran calidad. Este hermoso edificio fue un importante centro de estudios donde se formaron teólogos y hombres de letras, su fundador Fray Alonso de Burgos, un dominico confesor de los Reyes Católicos.



De su arquitectura aparte de la fachada y el Patio Grande del que se cree que es del taller de Gil de Siloé al igual que la portada. Destacaría la gran cantidad de artesonados mudéjares que podemos contemplar repartidos por todo el edificio y sobre todo la maravillosa escalera que da acceso a la planta superior.


No olvidemos visitar la antigua Capilla del Colegio de la que lamentablemente durante la invasión francesa desapareció todo su mobiliario, incluyendo el sepulcro del fundador, Fray Alonso de burgos y el retablo de Gil de Siloe. En el altar mayor encontramos unas estatuas orantes en bronce de los Duques de Lerma, Don Francisco de Sandoval y Rojas y Doña Catalina de la Cerda.



Estoy segura que el Museo Nacional de Escultura de Valladolid hará las delicias de los amantes de la arquitectura y el arte. Así que desde aquí os animo a visitar a todos los que aún no lo conozcan.


                                                                                                                                                            Loli

5 comentarios :

  1. Es un edificio impactante, muy bello, y adecuado para albergar en su interior el museo de escultura que tiene. Ya sólo el claustro y los artesonados merecen en sí la visita, que en mi opinión es una de las más interesantes en esta ciudad. Estupendas fotos, Loli.

    ResponderEliminar
  2. Como bien dices, aunque no seas amante del arte sacro desde luego merece la pena acercarse a admirar este bello edificio gótico para contemplar el claustro y los estupendos techos artesonados. Una excelente propuesta para los que visiten Valladolid.

    ResponderEliminar
  3. Uno de los principales museos de Castilla y León, con una gran cantidad de hermosas esculturas realmente fascinantes, algunas de ellas sobrecogedoras. Además la entrada es gratuita los sábados por la tarde y el domingo, el resto de los días, por un módico precio comparado con otros museos de nuestro país, se puede disfrutar de este museo que es visita obligada si vas a visitar la ciudad.

    ResponderEliminar
  4. Pedazo de museo que nos enseñas Loli, tanto por sus esculturas como el edificio donde su ubica. Me lo apunto como imprescindible cuando visitemos Valladolid. Me parece un acierto que los museos nacionales no solo se encuentren en Madrid, sino que se distribuyan por otras ciudades para que ayuden al auge del turismo. Buena propuesta.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... ""