lunes, 19 de enero de 2015

Valladolid, entre iglesias y museos.

Valladolid posiblemente sea la gran desconocida con respecto a otras ciudades castellano- leonesas pero os aseguro realmente que si la visitáis quedaréis gratamente sorprendidos. Es una ciudad muy antigua con mucha historia y en la actualidad la capital de la Comunidad Autónoma. Llegó a ser tan importante que fue a principios del siglo XVII, por intereses del Duque de Lerma, la capital del Imperio Español.
Pasear por sus calles descubriendo sus numerosos monumentos, sus museos, iglesias, disfrutar de su gastronomía y sus apreciados vinos pero sobre todo de su historia, será todo un placer. Es una ciudad que tiene tanto que ofrecer y tanto que contar, así que os dejo algunos apuntes para que preparéis la visita.

Plaza de Zorrilla 

Valladolid es una ciudad que rezuma arte e historia por sus cuatro costados. La Plaza Mayor es el centro por excelencia de Valladolid, presume de ser la primera en su estilo y una de las más grandes de nuestro país, dicen incluso que su arquitectura inspiró a las de Madrid y Salamanca. Lugar por excelencia de celebraciones populares, en esta bella plaza porticada encontramos el Ayuntamiento y una estatua presidiendo el centro del Conde Ansúrez, considerado el fundador de Valladolid.


 Ayuntamiento y estatua del Conde Ansúrez

Recientemente he tenido la oportunidad de pasar unos días visitando Valladolid y desde el punto de vista turístico me ha sorprendido bastante pero sobre todo es el lado histórico lo que más me llamó la atención. El casco antiguo no es muy grande, además es agradable de recorrer sin andar mucho.

Santa María de La Antigua


Es una ciudad que cuenta con un gran número de iglesias de las que destacaría la de Santa María de La Antigua, fundada por el Conde Ansúrez en el siglo XI y la de San Pablo, antiguo convento de la orden de los dominicos fundado por María de Molina donde se encuentra enterrado el primer Duque de Lerma. Estas dos iglesias son uno de los símbolos más conocidos y representativos de la ciudad. Aunque no hay que perderse la catedral que aún está sin terminar, debido según dicen a la falta de presupuesto y a la cimentación del templo, por lo que recibe el sobrenombre de La Inconclusa. Su construcción se inició en el siglo XVI y en su proyecto intervinieron entre otros el arquitecto Juan de Herrera.

Catedral de Valladolid 

Fué aquí, en Valladolid, donde Berenguela fue proclamada reina de Castilla. También aquí María de Molina presentó a su hijo Fernando IV en las cortes y quiso el destino que esta ciudad fuese el escenario de un matrimonio secreto que iba a cambiar la historia de España: el de Isabel de Castilla y Fernando de Aragón, más conocidos como los Reyes Católicos.

  Iglesia de San Pablo y Palacio de Pimentel  

En Valladolid murió y fue enterrado Cristóbal Colón, aunque sus restos reposan actualmente en la Catedral de Sevilla. Aquí Nacieron reyes como Enrique IV, Felipe II o Felipe IV y aquí vivieron grandes escritores como Cervantes, Góngora, Quevedo y Zorrilla o más recientemente, Miguel Delibes.

 Academia de Caballería y estatua de José Zorrilla 

Valladolid es también ciudad de museos. Si os interesa alguno los hay para todos los gustos aunque si los visitamos todos nos puede llevar más de un día. Sólo basta recorrer el casco urbano para encontrarnos con el Museo Oriental que según dicen tiene la mejor colección de nuestro país, el Museo Patio Herreriano, de arte contemporáneo; las Casas Museo de Colón, de Miguel de Cervantes y de José Zorrilla.

Monumento a Cervantes  

No hay que perderse bajo ningún concepto el imprescindible Museo Nacional de Escultura Policromada, el más relevante de España. Aunque hay mucha gente que no es partidaria de visitar museos, este os lo recomiendo no solo por lo que contiene sino por el edificio en el que se encuentra. En Valladolid hay muchos más museos así que esto es tan solo una pequeña muestra de lo que podemos encontrar.

  Colegio de San Gregorio, sede del Museo Nacional de Escultura 


No os perdáis la plaza de la Universidad allí encontraréis una de las universidades más prestigiosas de la ciudad, cuya fachada barroca es una verdadera joya y, a sus espaldas, el Palacio de Santa Cruz con sus diferentes estilos arquitectónicos y su patio con arquerías de medio punto. Acercaos al Pasaje Gutiérrez, una galería comercial típica de la Europa del siglo XIX o recorred la calle Santiago, la más comercial de la ciudad.

Pasaje Gutiérrez

Dar un paseo por El Campo Grande con su forma triangular es el parque urbano más grande de la ciudad. Merece la pena visitarlo, en él habitan muchas aves pero sobre todo una exuberante vegetación.
Y para terminar basta dar una vuelta por los alrededores de la Plaza Mayor donde encontraréis calles repletas de restaurantes y bares, aquí se concentra la mayor zona de tapeo de la ciudad.




Si de algo puede presumir Valladolid aparte de historia, es que es una ciudad en la que se come muy bien. Os lo puedo asegurar.

                                                                                                                                                            Loli

7 comentarios :

  1. He pasado multitud de veces por Valladolid y nunca he parado, pero por lo que nos cuentas Loli tiene mucho que ofrecer. Tendremos que subsanarlo mas pronto que tarde. Habrá que reservarse un fin de semana y conocer la capital de Castilla y León su historia y arte y su magnífica gastronomía. Enhorabuena Loli por esta guía de Pucela.

    ResponderEliminar
  2. Nosotros estuvimos en Valladolid hace muchos años y este artículo me ha hecho recordar algunos de los sitios que visitamos. Es una escapada que tenemos pendiente realizar en un futuro próximo. Saludos

    ResponderEliminar
  3. Un bonito resumen de la ciudad de Valladolid, que además de arte e historia, tiene muy buena gastronomía y unos bares de tapas estupendos. He podido comprobarlo en diversas ocasiones que me he perdido por allí.
    Gracias Loli,
    Saludos, Tere

    ResponderEliminar
  4. Valladolid no es sólo arte, arquitectura e historia como bien has dejado patente en tu espléndida crónica de una ciudad que, como dices, bien merece ser visitada.
    ¡Fenomenal la serie fotográfica de monumentos, plazas, museos, iglesias y .. tapas!
    Un saludo de 'Ojolince y Sra.' dos vallisoletanos orgullosos de su tierra y amigos de la naturaleza.
    www.ojolinceysra.blogspot.com

    ResponderEliminar
  5. Al igual que Filustro tengo pendiente visitar esta ciudad aunque no sé si me atrevería en pleno invierno porque soy un poco friolera. Esta primavera nos acercaremos a conocerla y a degustar sus tapas.

    ResponderEliminar
  6. He tenido la oportunidad de ir varias veces a Valladolid ya que allí viven unos amigos, y me gusta bastante. Lo que siempre me sorprende aunque lo haya visto muchas veces es la fachada de la iglesia de San Pablo, es una maravilla. Y cuando hace buen tiempo, andar por el Paseo Zorilla es muy agradable.
    A través del Concurso Nacional e Internacional de Pinchos y Tapas, Valladolid ha conseguido ser una de las ciudades con más variedad y calidad en el panorama gastronómico, ya de por sí excelente en nuestro país.
    Estupendo artículo, Loli.

    ResponderEliminar
  7. Reconozco que Valladolid era una de las pocas capitales de nuestro país que todavía no conocía y me he llevado toda una sorpresa. Es impresionante en todos los sentidos, una ciudad con un rico patrimonio cultural magníficamente conservado y de un interés enorme. Realmente si la visitáis quedareis gratamente sorprendidos.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... ""