lunes, 17 de noviembre de 2014

La catedral de Palma de Mallorca, “la catedral de la luz”.

Cuenta la leyenda que al rey Jaime I de Aragón en su conquista a Mallorca, le sorprendió una fuerte tormenta, asustado rezó a la Virgen María, haciendo la promesa de que si sobrevivían y llegaban todos sanos y salvos a la isla, levantaría una catedral en su honor. Como consiguió sobrevivir y conquistó la isla, ordenó la construcción acorde al estilo de la época de un nuevo templo sobre la gran mezquita de Medina Mayurca.


Los tres siglos que duró su construcción y sus ocho siglos de historia se reflejan en sus diferentes estilos artísticos. Su enclave es único, se encuentra protegida por parte de las murallas romanas que rodeaban la ciudad, el mar llegaba hasta sus muros quedando reflejada su fachada en las aguas del Mediterráneo. Cuando se construyó la circunvalación para el tráfico y el paseo marítimo de Palma de Mallorca quedó alejada del mar y de la posibilidad de ver su reflejo en el agua. Para compensarlo se ha construido el Parque del Mar con un pequeño estanque donde aún se puede contemplar su silueta.



Quien se ha acercado a Mallorca desde el mar difícilmente podrá olvidar la silueta de esta catedral, más conocida como La Seu. Aunque nos asombrará por su elegancia y grandeza exterior, será su espectacular interior bañado por la luz del Mediterráneo lo que más llame nuestra atención.



Su interior alberga numerosas obras de arte pero sin duda será su alta nave central y sus esbeltos pilares lo que más fascina a quien la visita. La verdad es que no me esperaba encontrar una catedral así, nada más entrar me sorprendió la luz que entra a raudales iluminando su interior. Dicen que es sobre todo al mediodía y en días claros cuando más se disfruta de este seductor espectáculo. Los rayos del sol entran por las vidrieras y rosetones iluminando cada uno de sus rincones.



Destaca el enorme rosetón conocido como “El Ojo del Gótico”, con sus 13,8 metros de diámetro es el mayor rosetón gótico de todas las catedrales de Europa. Pero quizás lo que más me llamó la atención de esta peculiar catedral fueron las reformas realizadas por el genial Antoni Gaudí que transformó parte del altar mayor y construyó un baldaquino espectacular. El baldaquino es una inmensa corona de hierro forjado que cuelga del techo junto al altar. Esta cargado de simbolismos donde se aprecia a Jesús crucificado, rodeado de espigas de trigo, racimos de uva, lámparas y candelabros.


Mas recientemente se inauguró la polémica obra de Miguel Barceló quien revistió con cerámica la capilla del Santísimo Sacramento. No a todo el mundo le gusta, pues es una obra contemporánea dentro de una catedral gótica. Aunque particularmente me gustó bastante y no creo que desentone con el resto del conjunto.


La catedral de Palma de Mallorca es una visita imprescindible, así que os animo a visitarla, merece la pena, al menos a mi me dejó sorprendida.


Loli

4 comentarios :

  1. Hace muchísimos años que la visité, tantos que no me acuerdo de ella pero las fotografías son preciosas y en ellas se aprecia cómo el templo se inunda de luz. El magnífico rosetón es una hermosa muestra del estilo gótico. Hace algún tiempo vi un reportaje en televisión sobre los misterios de esta catedral en el que 2 historiadores explicaban un fenómeno que consiste en que cada 21 de diciembre, día del solsticio de invierno, en torno a las 8 de la mañana, los rayos del sol que se está elevando en el horizonte atraviesan el rosetón mayor de la catedral de Santa María, penetrando en el templo e iluminando a su vez la vidriera –en este caso más pequeña– que se encuentra en la fachada de “la Seu”. Este curioso fenómeno de gran belleza se denomina "caleidoscopio". Aquí os dejo un enlace para que admiréis este efecto de luz: https://www.youtube.com/watch?v=9BmodeJypPw

    ResponderEliminar
  2. Me ha gustado leer tu artículo, Loli, no conozco por dentro esta catedral, cuando estuve en Palma de Mallorca me dediqué más a la playa y no conseguimos llegar ningún día a una hora normal para encontrarla abierta. Por fuera es muy bonita, y por tus fotos, por dentro parece espectacular.

    ResponderEliminar
  3. La catedral es espectacular, cuando uno entra por primera vez en su interior seguro que quedara impresionado por lo luminosa que es. El juego de luz que entra a través de los rosetones y vidrieras resulta impresionante. Aunque es por la noche gracias a la increíble iluminación cuando resulta más impactante.
    Una de las catedrales más bellas que he visto en España.

    ResponderEliminar
  4. Mis dos viajes de fin curso han sido a Mallorca, por lo que he podido visitar la catedral en dos ocasiones y en ambas quedé boquiabierto ante tanta belleza. Me llamó la atención la altura de las naves y la luz que entraba en el interior a través de sus vidrieras y rosetones. Quizá una de las catedrales más bonitas que he visitado. Un buen artículo con unas fotos de escándalo, enhorabuena Loli.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... ""