jueves, 20 de noviembre de 2014

El imponente Monasterio de San Lorenzo de El Escorial


A los pies de la sierra de Guadarrama, próximo a Madrid, se levantó en el siglo XVI un grandioso monasterio, un monumento impresionante y majestuoso que algunos califican de mítico. Fue Felipe II quien decidió levantar en estos parajes tan noble edificio. Según dicen, para conmemorar la victoria de las tropas españolas en la Batalla de San Quintín y para que el emperador Carlos V, su padre, tuviese un lugar digno donde ser enterrado. Hoy el monasterio es Patrimonio de la Humanidad.


El monarca encargó la obra a Juan Bautista de Toledo; "nobleza, sencillez y severidad sin ostentación" fueron las indicaciones que se dieron al arquitecto real que fue el autor del plano general del monasterio. Cuando murió el arquitecto, su ayudante Juan de Herrera tomaría la dirección de las obras. Este fue el verdadero artífice de la planta del monasterio dando el nombre al estilo arquitectónico herreriano tan característico del Monasterio de El Escorial.


Cuando nos acercamos al monasterio comprobamos de que se trata de un edificio de imponente monumentalidad construido con granito gris y pizarra. Para hacernos una idea de su grandiosidad, basta saber que cuenta con quince patios, dieciséis claustros, ochenta y seis escaleras, nueve torres y dos mil estancias. Su interior alberga dos palacios, una basílica, una comunidad de frailes y una grandiosa biblioteca.


Tendremos la oportunidad de recorrer los dos palacios, el de los Austrias conservado como en su origen, residencia real durante las estancias de Felipe II en El Escorial y el de los Borbones donde destacan sobre todo sus numerosos tapices. Merece una atención especial la sala de las Batallas, una gran galería decorada con pinturas que representan las batallas ganadas por los ejércitos españoles. Aunque el lugar más conocido del Monasterio quizás sea el Panteón de los Reyes. Una cripta circular donde se encuentran enterrados la gran mayoría de los reyes españoles desde Carlos V. En otras salas contiguas encontraremos otro panteón, el de los Infantes, donde están enterrados los infantes, príncipes y reinas que no han sido madres de reyes.


La impresionante biblioteca contiene una colección de libros de un valor incalculable. Guarda manuscritos en todas las lenguas antiguas, latín, hebreo, árabe y griego. Además de códices tan extraordinarios como las Etimologías de San Isidoro de Sevilla. Antes de abandonar el Escorial daremos un paseo por los jardines que rodean el monasterio. Tan queridos eran por Felipe II que todas las ventanas de las habitaciones privadas del monarca daban a estos jardines para poder contemplarlos.


A la sombra del monasterio fue creciendo una pequeña población apropiada para atender a la corte del mayor imperio conocido. Hoy, San Lorenzo de El Escorial es una localidad privilegiada en todos los conceptos. Aunque sin duda, sea el monasterio el principal reclamo, la belleza del paraje junto al clima agradable durante los meses de verano son por sí mismos un reclamo suficientemente atractivo que justifica la visita.

                                                                                                                                                                                                                                                                                                                               Rafa

5 comentarios :

  1. Mira que he estado veces por la zona, pero nunca he visitado el monasterio! debo volver...!

    ResponderEliminar
  2. Las dimensiones de este monasterio no te dejarán indiferente. Recuerdo que nos llevó unas 3 horas recorrerlo sin detenernos demasiado. Hay varias estancias que son majestuosas como el Panteón de los Reyes de España pero la iglesia y la biblioteca me gustaron particularmente, la primera por su sobriedad y la segunda por los tesoros que alberga. Una auténtica obra faraónica en un emplazamiento de lo más destacado. Visita imprescindible si se está por los alrededores de la capital. Muy bien contado, Rafa.

    ResponderEliminar
  3. Muy acertadas las indicaciones de Felipe II "nobleza, sencillez y severidad sin ostentación" para la construcción de este imponente monasterio.
    Creo que es un lugar de visita obligada, muy interesante y variado pos sus diferentes partes. La Cripta y el Panteón impresionan. La Biblioteca fue un lugar en donde se hicieron grandes avances científicos, y en la actualidad conserva una de las colecciones de libros antiguos e incunables más completa que existe en España.
    He tenido la suerte de asistir a una ceremonia familiar en esta Basílica y la majestuosidad del acceso al templo así como el interior, me parece un privilegio el poder disfrutar de todo ello.
    Rafa, fantástico artículo de un lugar que me encanta, y creo que es de los más emblemáticos en nuestro país.

    ResponderEliminar
  4. Es uno de esos monumentos que cuando lo visitas te deja completo y lleno, como una buena comilona. Su grandiosidad e historia te deja saciado, pero como es tan imponente sabes que repetirás de nuevo en cuanto tengas ocasión. Es de esos lugares que son pura historia y al que siempre hay que volver, encontrarás algo nuevo que no vistes la vez anterior. Gran acierto al traerlo al blog, como siempre un artículo bien construido como este monumento al que haces referencia Rafa. Buen trabajo.

    ResponderEliminar
  5. El lugar es espectacular y el edificio impresionante sin duda uno de los grandes monumentos del mundo. Hay mucho que ver en este lugar histórico, particularmente destacaría las tumbas de los reyes y la impresionante biblioteca.
    Visita obligada en la visita a Madrid.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... ""