jueves, 13 de noviembre de 2014

El Bazar de las Especias y el Bósforo - Estambul – Turquía (5ª parte y final)





El Bazar de las Especias, cerca del Puente de Gálata, tiene mucho encanto. Se fundó en el siglo XV cuando Estambul era el final de la Ruta de la Seda, desde este mercado se distribuían los productos a toda Europa. Aquí se pueden comprar dulces, frutos secos, caviar, semillas, condimentos, té e infusiones. El color y el olor de los puestos abren ante el visitante un amplio abanico de aromas, tonalidades y sensaciones.




El Gran Bazar de Estambul es de los más antiguos del mundo. Para acceder a él hay 22 puertas y en su interior 64 calles, algunas con bóvedas pintadas. En su origen había talleres agrupados por gremios, varios de ellos se mantienen todavía como el de los joyeros, los vendedores de alfombras, antigüedades y muebles.  Hay miles de puestos, se calculan alrededor de 3.600 tiendas. Para recorrer el Gran Bazar hay que tener una gran dosis de paciencia ante la insistencia de los expertos vendedores, el regateo con ellos  es una gran prueba de habilidad.
  
Visitar estos dos bazares, o cualquier otro de los muchos que hay, es una excelente manera de tomar el pulso a la ciudad. En ellos se obtiene un contacto directo con sus particulares costumbres y no nos dejará de sorprender la frenética actividad de los comerciantes.








El Museo Arqueológico de Estambul acoge valiosas colecciones de obras de las distintas civilizaciones que hubo dentro de las fronteras del Imperio. Tiene más de un millón de piezas pertenecientes a diferentes culturas: Tracia, Babilonia, Roma, Troya, Anatolia, Siria, etc. 




Lo que más me gustó fue la cerámica otomana en el Museo del Kiosco de Azulejos; y me llamó mucho la atención el sarcófago de Alejandro Magno por sus detallados relieves en un perfecto estado de conservación. Aunque el sepulcro  lleva este nombre, no pertenece a Alejandro Magno ya que nunca se ha encontrado el emplazamiento de la tumba de este mítico conquistador.




El emperador Justiniano y su esposa Teodora construyeron Pequeña Santa Sofía antes de comenzar el proyecto de la Basílica de Santa Sofía.  Fuera de los circuitos turísticos típicos merece la pena perderse por este apacible lugar. Esta discreta iglesia, más tarde convertida en mezquita, tiene un elegante y delicado interior.




El Bósforo une el Mar Negro y el Mar de Marmara. Una de las cosas clásicas en Estambul es hacer alguna excursión en barco.

Para cruzar el estrecho del Bósforo hay dos puentes de aproximadamente un kilómetro de longitud. De las rutas en ferry la más popular es la que dura hora y media  llegando hasta el segundo puente. Durante el recorrido se contempla a un lado Asia y al otro Europa, pasando junto a los palacios otomanos de Beylerbeyi, Dolmabahçe, Çiragan, y la mezquita de Ortakoy.

En la orilla están situadas las antiguas residencias de verano de la nobleza  así como muchas mansiones y casas de madera junto a los embarcaderos. Incluso se puede ver la fortaleza de Rumeli Hisar, el castillo que se construyó en el siglo XVI para que la flota bizantina no atravesara el estrecho.





Desde el barco se obtiene una perspectiva diferente de las variadas construcciones y de las distintas zonas, formando un conjunto único por su historia, enclave y diversidad. Con esta excursión finalizamos nuestro viaje a Estambul, sin duda un lugar apasionante. 

                                                                                                                                                           Inma



7 comentarios :

  1. Estupendo post sobre nuestra ciudad favorita y al que le hemos dedicado 4 viajes!!!

    ResponderEliminar
  2. Muy interesante, siempre se aprende algo y muy a tener por si en un futuro no muy lejano visito esta bella ciudad.

    ResponderEliminar
  3. Inma excelente final para esta guía espectacular de 5 artículos por Estambul, te ha quedado redondo. No has dejado a todos con ganas de viajar a esta ciudad y conocer todos sus entresijos. Es un destino global, puedes conocer un montón de civilizaciones en un sólo lugar. Es historia y arte en estado puro.

    ResponderEliminar
  4. Me encantaría perderme por el Gran Bazar o por el Bazar de las especias. Tiene que ser toda una aventura adentrarse en ese mundo y dejarse llevar por el ambiente de estos lugares que se conservan prácticamente igual que hace miles de años. Esta serie de artículos sobre Estambul forman una guía muy completa sobre lo que hay que ver en esta enorme ciudad a medio camino entre Oriente y Occidente. Enorme trabajo, Inma, mis felicitaciones.

    ResponderEliminar
  5. Después de haber disfrutado de sus palacios, museos y de sus impresionantes mezquitas nos sorprendes con este bazar de las especias con esa variedad de colores y olores, por lo que describes debe de ser enorme. Un buen punto final para despedir a esta interesante ciudad que atrae a numerosos visitantes durante todo el año. Un gran descubrimiento Estambul con unas fotografías preciosas.
    Enhorabuena y gracias por mostrarnos otros destinos.

    ResponderEliminar
  6. Gracias por el blog, voy a estambul con la familia en navidad y me gusta informarme.

    ResponderEliminar
  7. Muy interesante estos cinco artículos de Estambul, sin ninguna duda serás nuestra guía si decidimos visitar esta ciudad.
    Las fotos Inma son muy bonitas .

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... ""