jueves, 11 de septiembre de 2014

La ruta del queso y de la sidra en Asiego, Asturias.

Asturias siempre resulta una buena opción para hacer una escapada en cualquier momento del año. Entre los numerosos atractivos con los que cuenta este Paraíso Natural, disfrutaremos de sus paisajes, cultura y sobre todo de su gastronomía. Todo esto junto fue lo que encontré en una excursión que hice por el concejo asturiano de Cabrales.

Paisaje del concejo asturiano de Cabrales con los Picos de Europa de fondo.
Tenemos que acercarnos hasta Asiego, un pequeño pueblo ubicado entre montañas con poco más de cien habitantes donde dos hermanos nos proponen una interesante ruta para enseñarnos el pueblo y las bondades de estas tierras.

 La abuela de los hermanos Niembro, Guillermina es la imagen de la ruta y de los productos que se elaboran en el pueblo.
El itinerario comienza a las once treinta de la mañana o las siete de la tarde según nos convenga y dura aproximadamente cuatro horas. Nos acercaremos al bar sidrería de los hermanos Niembro, donde nos esperan Manuel y Javier. La visita comienza en una quesería tradicional. En mi caso fue Manuel quien nos contó cómo se elabora de forma artesanal el queso de Cabrales a partir de la leche de las vacas, ovejas y cabras autóctonas que pastan en libertad por las montañas y que los pastores de la zona cuidan con mimo.

El Hórreo, la construcción más singular de la arquitectura rural asturiana.
Después de las explicaciones, un agradable paseo por el pueblo y alrededores donde Manuel nos cuenta anécdotas, geografía, historia y la forma de vida en estos pueblos. Atentos a las explicaciones, me intereso por cómo se forman las aldeas, los concejos y las parroquias y también por las costumbres del pastoreo y cómo se aprovecha la hierba que nace en los prados comunales.

El grupo de visitantes atiende las explicaciones de Manuel.

Continuamos nuestra visita en busca de una cueva donde se sigue curando de forma tradicional uno de los mejores quesos del mundo, el Cabrales. El proceso de maduración se realiza en cuevas naturales donde se encuentran unas condiciones particulares de temperatura y humedad que hacen posible que este queso tenga un sabor tan particular y esté reconocido internacionalmente. No se puede pasar al interior para no alterar el proceso. Nos conformaremos con ver a través de una ventana acristalada cómo se curan los quesos.

Cueva donde se guardan los quesos

De vuelta al pueblo veremos "la Pumarada", finca donde se cultivan la variedades de manzanas de las que se saca la sidra asturiana y, para terminar, una vez en el pueblo llegamos al "llagar", lugar que se utiliza para la elaboración de la sidra. Aquí nos espera "la espicha", se trata de una comida con platos típicos de la gastronomía asturiana donde nos deleitaron con alimentos que se producen en la zona. Todo realmente exquisito y por supuesto nos dieron toda la sidra que quisimos. Después de comer nos explicaron todo el proceso que siguen para hacer la sidra de forma natural.



Salí bastante satisfecho de la excursión y la recomiendo a todos los que quieran acercarse hasta Asiego. Seguro que saldréis enriquecidos con esta maravillosa experiencia.

                                                                                                                                                            Rafa

6 comentarios :

  1. Como me gustan los artículos sobre Asturias !!
    La variedad de quesos de la zona es impresionante, y está muy bien que existan pequeñas queserías con una cuidada producción. Siempre me ha llamado la atención las cuevas donde los guardan para su curación.
    Esta excursión que nos comentas, Rafa, es muy recomendable y didáctica. Mantener y difundir las costumbres de un lugar es la manera de conservar las tradiciones y fomentar el turismo.

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué lugar más bello! Seguiré vuestro blog. Saludos. Soy gallega afincada en Levante y será una forma de compartir con vosotros.

    ResponderEliminar
  3. Durante el verano que pasé en Cabrales tuve la oportunidad de disfrutar mucho de las bondades de este concejo asturiano. La gastronomía en general, con el particular y único queso de cabrales, la sidra natural, los bollus preñaos, los dulces, las fabes, la carne, el pescado.... un sinfín de productos con un sabor increíble y fáciles de encontrar en cualquiera de los municipios que forman una de las zonas más bellas de Asturias y de España. Una ruta verdaderamente recomendable para conocer nuestra gastronomía. Te felicito, Rafa.

    ResponderEliminar
  4. Una excursión muy completa, y qué bien que se come en Asturias! ;-)

    Un saludo

    ResponderEliminar
  5. Conozco la zona, es espectacular para todo tipo de turista, para el que busca naturaleza, aventura, tranquilidad, gastronomía, turismo familiar, etc.... En definitiva un lugar para perderse y disfrutar de todo lo que te rodea. Seguro que volveré y no me perderé esta fantástica excursión que nos propones. Gran trabajo Rafa.

    ResponderEliminar
  6. Una visita muy amena y perfectamente explicada que pudimos disfrutar de unas vacaciones por Asturias es un placer para los sentidos , degustación de productos típicos, una manera diferente de conocer sus tradiciones .Muy recomendable pasas un rato muy agradable .

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... ""