lunes, 8 de septiembre de 2014

El Arenal de Son Saura (Menorca)

Las playas y calas son el reclamo turístico por excelencia de Menorca. Hoy quiero enseñaros una de esas playas denominadas vírgenes, de estas que nos enamoran sólo con verlas. Su entorno natural, sin alterar, alejado de cualquier población y a la vez cercano, pues tan sólo la separan de Ciudadela 12 kilómetros hace que sea el refugio perfecto para pasar el día disfrutando de sus apacibles aguas y de su arena blanca.


Antes de continuar, debo aclarar que el Arenal de Son Saura se encuentra ubicado al suroeste de Menorca y lo forman dos playas, la de Banyuls y la de Bellavista. No debe confundirse con el Arenal de Son Saura formado por la playa de Son Parc, próxima a la urbanización del mismo nombre, situada en la costa noreste de la isla donde el paisaje es completamente distinto y además se encuentra mucho más masificada.



Como casi en la mayoría de las calas y playas del sur, la forma de llegar a ellas es a través de una embarcación, a pie, recorriendo el Camino de Caballos que bordea la isla o en vehículo, dejándolo en un aparcamiento cercano. Si os acercáis en coche es preferible no llegar demasiado tarde, el aparcamiento (gratuito) no es demasiado espacioso y una vez lleno, no se puede aparcar por los alrededores.


Desde Ciudadela es fácil llegar, tan sólo hay que coger el Camí de Sant Joan de Missa y seguir las indicaciones que nos llevarán por carreteras muy estrechas y sobre todo prestando atención a los desvíos para no perdernos, a veces es complicado pasar dos coches cuando nos encontramos con otro de frente. Cuando me acerqué a conocer el Arenal de Son Saura no iba muy convencida, sabia que el aparcamiento algunas veces a las diez de la mañana ya se encontraba lleno y que las playas era muy común verlas afectadas por el problema de la posidonia oceánica (algas). Pero aún así me arriesgué y no me arrepiento.


Llegamos mucho más tarde de las diez y encontramos sitio en el aparcamiento. La primera de las playas la encontramos en apenas cinco minutos caminando por un cómodo sendero, sin llegar a estar masificada era la que más concurrida estaba. Mi objetivo era acercarme a la segunda, un poco más alejada y más grande. Me llevé una gran sorpresa, no había algas y en el agua era como estar en una gran piscina de agua salada.



Tener en cuenta que aquí no hay servicio de limpieza, ni chiringuitos, ni duchas, es una playa completamente natural. Una playa que me sorprendió bastante, no sólo por lo paradisíaco del lugar, es como estar en el Caribe, aguas cristalinas, amplios arenales de finísima arena blanca, pero en vez de palmeras aquí son espesos pinares que llegan hasta la misma orilla los que nos dan una acogedora y fresca sombra en las horas más calurosas del día. Además no había mucha gente, en comparación con otras playas y eso que se encuentra cercana a Ciudadela.


Son Saura es un entorno único, uno de los últimos paraísos del Mediterráneo que espero que siga así durante mucho tiempo. En cualquier caso, la mayoría de calas y playas que visité en Menorca me parecieron una delicia, así que no hay que preocuparse demasiado por encontrar el lugar perfecto.


                                                                                                                                                                   Loli

4 comentarios :

  1. Para mí esta sería una playa perfecta. Es del tipo de las que me gustan, arena blanca y fina, agua transparente, fondo limpio, pocas olas, sin demasiada gente alrededor, y entre las palmeras o los pinos, casi me da igual.
    Son Saura me parece un entorno natural maravilloso, ojalá entre todos seamos capaces de conservar lugares así.

    ResponderEliminar
  2. Para mí es una de las playas más bellas de Menorca. Aunque puede suceder que las condiciones del mar no sean las deseadas, (corrientes y algas) y nos llevemos una imagen diferente de esta playa de postal. Pero si vas en el día adecuado, además de disfrutar del sol y del mar, seguro que será inolvidable.

    ResponderEliminar
  3. Una playa paradisíaca este arenal. No hace falta salir de nuestro país para encontrar lugares tan bellos y tranquilos como este que nos dejas en el blog. Me parece muy bien que no dejen construir chiringuitos ni nada en la playa para preservar el lugar con todo su encanto y que todos podamos disfrutar de él. Menorca tiene multitud de parajes por descubrir que poco a poco estamos conociendo gracias a tu labor, Loli.

    ResponderEliminar
  4. Menorca por lo que veo es una joya en cuanto a playas, calas y arenales. Que tenga a estas alturas lugares casi vírgenes es un lujazo que tenemos que conocer y cuidar. Loli gran trabajo el que estás haciendo con estos artículos. Conocer esta isla a través de tus escritos me están sugiriendo qUe es un destino de playa relajado y tranquilo. Cada día me apetece más conocerlo. Gran acierto por traerlo al blog

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... ""