jueves, 29 de mayo de 2014

El Parador “Antonio Machado” y la ermita de San Saturio - Soria






   El Parador de Soria es un edificio moderno ubicado en el llamado Parque del Castillo, con unas espléndidas panorámicas sobre la ciudad y el valle del río Duero, es el lugar perfecto para instalarnos y desde aquí movernos para conocer todo lo que nos ofrece esta encantadora localidad. 





   En sus instalaciones destacan las espaciosas habitaciones, la mayoría de ellas con una terraza acristalada con preciosas vistas. Está decorado con muebles de estilo actual, cuadros, espejos y suelos de madera. El ambiente tranquilo que nos rodea, junto al mirador excepcional que es el propio edificio, hace que nuestra estancia sea altamente confortable.

   El restaurante del Parador es excelente. Además de su carta suele tener menús especiales, como su propuesta en la época de setas o las elaboraciones especiales en el mejor momento de la trufa.

   La última vez que hemos visitado el Parador, el restaurante ofrecía el Menú de Tapas “Antonio Machado” compuesto por pequeñas delicias gastronómicas: Emparedado de Rabo de añojo; cremoso de queso, panceta, pulpo y “huevo de calamar”; risotto de boletus y jamón ibérico con soja de trompetas de los muertos; y trufa de morcilla y manzana con aire de cerveza. Entre los segundos había para elegir: Fideuá; pez emperador con pisto de calabaza; o manitas deshuesadas y prensadas con manzana asada. Y para finalizar, una degustación de postres.





    Este menú me pareció genial, bien presentado en mesa y con sabores sorprendentes. Aunque tuve un problema al decidirme por lo que iba a tomar, quería probar este menú de tapas pero en su carta había un plato absolutamente tentador que me encanta y que no es fácil de encontrar: Parmentier de trufa negra con huevo semihecho sobre fideos de trigo. No me puede resistir y lo pedimos también. Estaba sencillamente perfecto.

   Después del festín había que dar un paseo, a dos kilómetros del Parador está la ermita de San Saturio, a la cual se puede llegar andando recorriendo un apacible tramo junto al río.




   Saturio fue un eremita visigodo del siglo IV que se retiró a una cueva para meditar. En el siglo XVIII se levantó la ermita sobre la gruta que habitó el santo. Sobre la roca, la capilla se ve reflejada en las tranquilas aguas del Duero. Accediendo por una cueva se llega hasta la iglesia donde sorprende su altar barroco; el techo y las paredes están decorados con pinturas murales que narran la vida del asceta.

   San Saturio nació en el año 493, perteneció a una noble familia, repartió su patrimonio entre los necesitados y se retiró a vivir como un eremita. Este santo anacoreta es el patrón de la ciudad de Soria.

                                                    

                                                                                                                                                       Inma

4 comentarios :

  1. Soria es una ciudad que tiene mucho que ofrecer al visitante, tanto por su monumentalidad (multitud de iglesias y edificios) como por su cultura siempre al amparo del gran poeta Machado. Es una delicia pasear por sus calles y descansar en sus plazas. El lugar donde se encuentra el Parador es inmejorable pues goza de unas vistas privilegiadas sobre Soria y sobre el Duero, que discurre tranquilo a los pies de la ciudad. Una propuesta excelente, Inma.

    ResponderEliminar
  2. Qué buenos recuerdos me trae San Saturio y el paseo por la orilla del apacible río Duero, conocido como “Paseo de Machado”. La ermita se encuentra en un paraje encantador, un lugar que merece la pena perder un poco de tiempo y acercarse a conocerlo.
    Una de las mejores opciones de alojamiento en Soria sin duda es el Parador. Las habitaciones son amplias y muy luminosas, con excelentes vistas a la ciudad y el río Duero.
    Soria tiene mucho que ofrecer y a pesar de ser una ciudad pequeña tiene lugares dignos de mención que no tienen desperdicio.

    ResponderEliminar
  3. Aunque esta un poco alejado del centro de Soria, hay que visitarlo sin duda. Se trata de un lugar de gran belleza a la orilla del Duero que transmite mucha tranquilidad. Si vais a Soria es imprescindible su visita. El parador está muy bien y el entorno en el que está situado es maravilloso junto al Parque del Castillo. Moderno, muy tranquilo y con buenas vistas.

    ResponderEliminar
  4. Alojarse en este Parador es un acierto, por su situación con unas excelentes vistas y por la tranquilidad. Me reafirmo en ese menú de tapas, muy bien resuelto, muy ajustado su precio, excelente presentación y con unos sabores espectaculares. En cuanto a San Saturio, simplemente único con el Duero a sus pies. Soria es una escapada con un mucho encanto, animaros.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... ""