lunes, 26 de mayo de 2014

Astorga y Gaudí

Astorga se encuentra en un punto estratégico de la geografía española. Por allí pasan y se cruzan el Camino de Santiago y la Vía de la Plata. Muestra de la importancia que tuvo esta población en la Edad Antigua y en la Edad Media son sus numerosos monumentos. 

Palacio Episcopal de Astorga
Restos de las cloacas romanas

Astúrica Augusta, como la llamaron los romanos que se asentaron en ella allá por el siglo I a.C., conserva algunos restos de edificios públicos romanos como las Termas, un templo dedicado al emperador Augusto, las cloacas, el foro y el puente romano. Se puede acceder a la Ergástula que es uno de los edificios del foro en el que se ubica el Museo Romano. No hay que olvidar que los romanos fueron los pioneros en explotar el yacimiento de oro de Las Médulas, un poco más al norte y el asentamiento tuvo gran importancia durante esta época.



Iglesia de Santa Marta

El recinto amurallado de Astorga se vio ampliado en la Edad Media gracias principalmente al impulso de los peregrinos que la atravesaban en su camino hacia Compostela. En el siglo XI, el rey de Castilla concedió a D. Álvaro Pérez de Osorio el título de Marqués de Astorga, lo que convirtió a la capital de la comarca de la Maragatería en un recinto feudal hasta la invasión de las tropas francesas en el siglo XIX. Tras la Guerra de la Independencia, la ciudad sufrió grandes cambios debido a la llegada del ferrocarril que permitió el desarrollo de la industria chocolatera llegando a contar con 49 fábricas de chocolate. La visita al Museo del Chocolate relata la tradición chocolatera del municipio favorecida sobre todo por su climatología que permitía enfriar rápidamente la materia prima y su posterior comercialización a través del ferrocarril y las buenas comunicaciones.

El Palacio de Gaudí

El patrimonio histórico-artístico de Astorga es uno de los principales motivos para visitar la ciudad donde destaca, sin duda, el Palacio Episcopal, obra del arquitecto catalán Antoni Gaudí y actual sede del Museo de los Caminos. Como curiosidad comentaros que este palacio nunca tuvo el uso para el que fue construido, que no era otro que albergar el obispado. Debido a la muerte prematura del famoso arquitecto catalán y del propio obispo la obra se dilató bastante en el tiempo y se concluyó en los años 60 desde el inicio de su construcción en 1885. Cuentan que fue el propio obispo, oriundo de Reus, el que convenció a Gaudí para construir este maravilloso palacio en el centro de Astorga, al lado de la catedral. El Palacio se parece más bien a un castillo con sus torres y almenas. Cuenta con 4 plantas en las que destacan las columnas y los enormes ventanales que dejan pasar perfectamente la luz. En el proyecto, Gaudí incluyó el diseño de un ascensor que finalmente no llegó a instalarse. A través de escaleras de caracol se puede recorrer el interior del palacio y contemplar las magníficas esculturas y objetos relacionados con el Camino de Santiago.

Catedral de Santa María
Retablo Mayor

Otro de las visitas obligadas es la Catedral de Santa María de Astorga, en la misma plaza del palacio. De estilo gótico tardío y construida sobre los restos románicos de la anterior edificación. Debido a su extenso periodo de construcción (s. XV- XVII) en ella se pueden encontrar otros estilos arquitectónicos como el Barroco y el Renacentista. Consta de 3 naves cuyo mayor interés recae en su retablo mayor, obra de Gaspar Becerra, escultor y pintor andaluz muy influenciado por la obra de Miguel Ángel. En el interior de la catedral se encuentra el Museo Catedralicio, con más de 500 obras entre las que se hallan pinturas, esculturas, relicarios, cruces y otros objetos religiosos.

Portada monumental de la catedral

Ayuntamiento barroco de Astorga
En la Plaza Mayor, se encuentra el edificio del Ayuntamiento de estilo barroco, con sus torres y un balcón desde el que unos muñecos vestidos con trajes típicos marcan la hora en el reloj situado en lo alto del consistorio. En los soportales de la plaza también se halla la Botica de Primo Núñez, una de las más antiguas de León.

Por último, no podemos marcharnos de Astorga sin deleitarnos con su gastronomía. La especialidad es el "cocido maragato", un excelente puchero que, a diferencia de otros cocidos, se degusta al revés, comenzando por las carnes y continuando con los garbanzos, el repollo y la patata para finalizar la comida tomando la sopa. De postre unas natillas con mantecado, ¡qué mejor forma de finalizar nuestra visita por tierras maragatas! Yo pude disfrutarlo en el restaurante "La Peseta", que desde hace 5 generaciones da de comer a locales y visitantes. Fue una experiencia muy recomendable.

Los amantes del arte, la historia y la gastronomía no deben dejar de visitar Astorga, capital de la Maragatería y etapa clave del Camino de Santiago.

Susana

5 comentarios :

  1. Este pueblo es visita obligada si se visitan tierras leonesas por su historia y patrimonio, desde los romanos hasta el modernismo de Gaudí. Un paseo por la historia en poco terreno, si le sumas que el Camino de Santiago pasa por sus calles, se convierte en un destino muy apetecible. No salgáis de allí sin comprar chocolate y sin probar el cocido maragato, es una experiencia rica, rica. Gran trabajo Susana, te haces una idea muy buena de como es Astorga y lo que ofrece, enhorabuena.

    ResponderEliminar
  2. Astorga siempre merece una visita por la cantidad de monumentos interesantes que tiene, ya sólo por ver el Palacio Episcopal, obra de Gaudí (que me encanta), el viaje hasta este bonito pueblo de León compensa, y mucho.
    Además las mantecadas, los hojaldres y el chocolate de allí son una perdición, deliciosos.
    Completísimo artículo, Susana, y muy bien escrito.

    ResponderEliminar
  3. Una muy buena idea para volver a visitar la bella ciudad de Astorga. Yo estuve allí hace años y me gustó mucho, sobre todo el Palacio Episcopal, obra de Gaudí.
    Unas fotos muy bonitas.
    Gran trabajo Susana

    ResponderEliminar
  4. Al artículo y a los comentarios solo puedo añadir un apunte: si venís a vernos haced hueco también para probar la cecina y los embutidos... El mejor momento es por la noche, de tapas por la zona de la Plaza Mayor.

    ResponderEliminar
  5. Una ciudad muy interesante por historia y monumentos. Me gustó mucho su esplendida Catedral y el impresionante Palacio Episcopal. No hay que olvidarse también de su rica gastronomía como las famosas mantecadas, los embutidos o el suculento cocido maragato.
    Interesante propuesta.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... ""