lunes, 15 de abril de 2013

La Fortaleza de Monterreal y el Parador "Conde de Gondomar".

Reconozco que Baiona me cautivó nada más llegar, es una hermosa villa y uno de los destinos más atractivos de las Rías Bajas con un pintoresco casco histórico que invita a recorrerlo sin prisas. Calles empedradas, siempre animadas y rebosantes de bares y restaurantes donde degustar los exquisitos mariscos de la zona. Junto a este bello paisaje marinero se encuentra la península del Monte Boi con la antigua Fortaleza de Monterreal, una de las más bellas y antiguas de las que se conservan en España.


El recinto amurallado que podemos ver en la actualidad es fruto de sucesivas reconstrucciones llevadas a cabo durante varios siglos. Se levantó entre los siglos XI y XVII, en un punto estratégico que servía para el control y defensa de la entrada de la Ría. Parece ser que en el siglo X en este lugar ya existía un castillo.
Se puede visitar el interior de esta fortaleza que cuenta con tres puertas de acceso: la Puerta Principal es de tiempos de Felipe IV, en la segunda barrera de murallas, la Puerta del Sol, la más antigua, y la Puerta Real del siglo XVI con el escudo imperial de los Austrias. No perderse los 3 kilómetros de murallas que recorren todo el perímetro contemplando toda la hermosura de la costa. En días claros se divisa el contorno de las Islas Cíes.



Recorriendo las murallas se contempla tres de sus torres que aún se conservan: la Torre del Reloj, cuya campana avisaba a la población de los ataques enemigos, la Torre de la Tenaza, punto estratégico para la defensa del puerto o la Torre del Príncipe (utilizada antiguamente como faro). Debe su nombre a una leyenda que cuenta que en la torre estuvo encerrado un príncipe austriaco con el rostro cubierto con una máscara de hierro, encerrado de por vida. Otros aseguran que era un príncipe portugués.



Leyendas aparte, si continuas paseando por la muralla, disfrutarás de las vistas tan maravillosas que desde cualquier lugar se domina. Mientras tanto os recordaré los orígenes de Baiona que son muy remotos, sus gruesos muros de granito han visto de todo. Me encuentro muy a gusto en estos lugares que rezuman historia por sus cuatro costados y que aún perdura en el ambiente. Por aquí pasaron muchos y variados personajes como Viriato quien acudió en auxilio de sus antiguos moradores cuando estos eran acosados por los romanos. Más tarde Julio César se instaló en esta península para combatir con los Herminios (pueblo bárbaro de las islas Cíes). Por aquí paso el propio Almanzor arrasando el viejo castillo de camino a Santiago. También esta fortaleza sufrió las incursiones de piratas atraídos por sus riquezas que la asaltaban sin cesar.
Baiona se convirtió en la primera población del Viejo Continente en enterarse del descubrimiento de América. La carabela “La Pinta” bordeó la Fortaleza de Monterreal, desembarcando en la playa de la Ribeira trayendo noticias del descubrimiento de Colón. Aunque hay mucho más, estos son sólo un pequeño ejemplo de los hechos acontecidos en este lugar.


Hoy la Fortaleza de Monterreal es el Parador de Turismo "Conde de Gondomar" que se alza dentro del recinto amurallado ocupando el lugar del convento franciscano que Felipe II mandó levantar. Del antiguo convento sólo se conservan su cúpula junto a recepción y la espléndida escalera de piedra. Su construcción es una mezcla entre una fortaleza medieval y una casa señorial. En cuanto a la decoración está acorde al edificio donde abundan detalles de otras épocas. Algunas habitaciones dan a un patio interior por lo que es preferible darse un capricho y pagar un poco más para contar con hermosas vistas sobre el mar. Como si de un privilegiado balcón al Atlántico se tratara, se encuentra rodeado por un hermoso bosque de pinos. En mi opinión es sin duda uno de los mejores Paradores que he visitado. Lo tiene todo en un emplazamiento único. 



No abandonéis la zona sin acercaros a La Virgen de la Roca una estatua tallada en la piedra cuyo interior está hueco. Permitiendo así acceder y subir hasta el barco que la Virgen sostiene en su mano. Desde allí contemplaremos las magníficas vistas de Baiona y de la Fortaleza de Monterreal.



Baiona es un lugar donde se respira historia que siempre recomendaré y al que sin duda volveré.




                                                                                                                                                                        Rafa

4 comentarios :

  1. Pienso lo mismo que tú, Rafa, Baiona es un lugar que recomiendo y al que espero poder volver. El Parador está situado en un sitio precioso, con unas vistas magníficas como se puede comprobar en tus estupendas fotografías. La panorámica desde su terraza exterior es fantástica, y con buena temperatura es un sitio del que uno no se movería.
    Me ha gustado mucho como has descrito la Fortaleza de Monterreal.
    Una excursión que me encantó desde aquí fue el Monte de Santa Tecla con su yacimiento arqueológico, desde donde se ve la desembocadura del río Miño, también con unas vistas impresionantes.

    ResponderEliminar
  2. Ya veo que me quedan aún muchos lugares por descubrir en Galicia. Además cada vez que leo uno de vuestros artículos me entran un ganas locas de volver allí pues mi experiencia fue fantástica. Las fotos del Parador y su privilegiada ubicación no dejan indiferente a nadie si a esto, le unes el trato tan profesional que dispensa el personal de Paradores, las maravillosas vistas y la cantidad de excursiones que se nos presentan, este enclave se convierte en el perfecto lugar de vacaciones para desconectar de todo y simplemente relajarse. Excelente artículo, Rafa.

    ResponderEliminar
  3. Me has convencido, la próxima visita a Galicia, sin duda pasaré por Baiona y por su Parador. Se nota que te ha encantado el lugar y así lo has plasmado y trasmitido. El enclave de la fortaleza es impresionante y si además estas alojado allí tiene que ser una maravilla. Tomarse unas cervezas o unos vinos en la terraza exterior tiene que ser relajante. Me trasladaba allí ahora mismo. En definitiva Rafa te ha quedado un artículo redondo con unas fotos que invitan a conocer este lugar. Enhorabuena.

    ResponderEliminar
  4. Hace años que visité este parador estando embaraza de mi hijo, y no pude disfrutarlo tanto como este año. Ha sido muy agradable poder estar allí y rodear toda la fortaleza disfrutando de las vistas que creo que son maravillosas. Poder desayunar o tomarse un buen Ribeiro o Albariño en la terraza es todo un lujo.
    Siempre he opinado que este parador de Baiona es uno de los mejores.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... ""