jueves, 18 de abril de 2013

Poza de la Sal

Poza de la Sal es el curioso nombre con el que nos recibe este recóndito pueblo situado al norte de la provincia de Burgos.
Lo descubrimos en un viaje desde Vitoria a la Montaña Palentina hace unos años y nos sentimos atraídos a visitarlo dadas sus características. Nada más llegar nos enteramos de que fue el lugar de nacimiento de Félix Rodríguez de la Fuente, hay un busto del naturalista que lo atestigua. No es de extrañar que el profesor se dedicara al estudio de la naturaleza si observamos el precioso entorno natural que rodea la villa.


Puerta de acceso a la villa
Poza de la Sal se encuentra enmarcado en la comarca burgalesa de La Bureba y el caserío está encaramado en una empinada ladera de la montaña con laberínticas calles de trazado medieval. La villa debió su prosperidad y su nombre a las Salinas de Calera y al cráter donde se encuentran. Sí, en la provincia de Burgos, ya en la antigüedad, autrigones y romanos descubrieron en estas tierras un medio de vida que en la actualidad se ha perdido pero que debió dotar a Poza de una gran prosperidad en aquella época dado el considerable tamaño del castillo, las murallas y los edificios que lo conforman. Sin embargo, en nuestros días el pueblo se encuentra en un estado de semi-abandono quizás fomentado por las condiciones adversas del terreno y el clima y la falta de recursos económicos de la comarca. Muchas de las viviendas están en ruinas o a punto del derrumbe quizás debido a que la mayoría de sus casas no tienen cimientos, fueron construidas directamente sobre la roca y apoyadas unas en otras. Incluso la muralla de la villa se construyó de este modo.

Vivienda típica de Poza de la Sal 
Sobre el roquedo de caliza, preside la villa la silueta del imponente castillo de difícil acceso a pie por empinadas cuestas y peldaños tallados en la propia roca pero muy sencillo de llegar por carretera. Se ha acondicionado un acceso a través de unas escaleras metálicas pero su interior está vacío. Pertenece al siglo XIV y está construido sobre los restos de una fortaleza anterior. 

Acceso a pie al Castillo



Castillo de Poza de la Sal

Las salinas que dan nombre a la villa se encuentran situadas al borde mismo del Páramo de Masa, en un "diapiro" o cráter enorme de 2,5 Kms. de diámetro por cuyas paredes afloraron los materiales salobres que se explotaron en la antigüedad. Existe un Centro de Interpretación de las Salinas en Poza de la Sal al que dirigirse para conocer más acerca de la explotación salinera de este diapiro.


Ayuntamiento








De vuelta al interior del pueblo, destacan edificios como el del Ayuntamiento y la Iglesia de San Cosme y San Damián, declarada monumento histórico-artístico en 1974, cuya construcción comenzó en el siglo XIII y es de estilo gótico temprano.

Portada de la Iglesia
Detalle de vivienda

La actual plaza del pueblo se encuentra extramuros y consta de una puerta de acceso al interior del recinto amurallado coronada por un reloj. Una fotografía antigua colocada en la plaza nos muestra cómo era este lugar hace algunos años.


Plaza Nueva

Desde este enclave se pueden realizar multitud de rutas naturales por la comarca de la Bureba y la Sierra de Oña. Como rezaba el antiguo eslógan: Burgos no os dejará fríos.

Susana

6 comentarios :

  1. No conozco nada de la comarca de La Bureba y la Sierra de Oña, y me ha llamado mucho la atención que en este pueblo hubiera unas salinas. En cada sitio se puede descubrir algo interesante, curioso o bonito, aún tratándose de pequeños pueblos o lugares menos conocidos. Tomaré nota de tu propuesta y lo tendré en cuenta cuando vaya por esta zona.

    ResponderEliminar
  2. Fue un auténtico descubrimiento conocer este pueblo. Por su trazado medieval, con muralla incluida, su castillo, las salinas y la curiosa arquitectura de sus viviendas, merece una parada para visitarlo. Además, se nota que fue un pueblo bastante importante, pero en la actualidad esta un poco abandonado. Espero que con esta difusión ayudemos a que se conozca y remonte un poco. Como es tu costumbre gran artículo Susana, ameno, documentado e interesante.

    ResponderEliminar
  3. Que cerquita está Poza de la Sal de donde vivo. Las salinas de la época romana, fueronmuy importantes en sus tiempos. Ahora están tratando de recuperarlas.
    Bueno a ver si también hacéis un reportaje de Briviesca y hacemos un café.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Me ha gustado leer este artículo, de un lugar desconocido para mi y me parece muy interesante todo lo que nos cuentas.Una propuesta muy interesante para hacer esta excursión en esta primavera.

    ResponderEliminar
  5. No conozco el pueblo aunque sí he oído hablar de él. De pequeño era seguidor de Félix Rodríguez de la Fuente y sabía que Poza de la Sal era su lugar de nacimiento. Me parece un lugar muy bonito e interesante y me ha gustado mucho lo que cuentas de él.

    ResponderEliminar
  6. Un artículo muy interesante y completo. Muy curioso su trazado y su estilo medieval. La pena su estado actual. Pero gracias a tu propuesta en el blog parece un destino ideal para una escapadita en esta primavera. Enhorabuena por el texto, amiga.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... ""