jueves, 18 de mayo de 2017

Museo arqueológico de la Almoina, Valencia

Plaza Décimo Junio Bruto desde el museo, a la izda. la Catedral y a la dcha. la Basílica de la Virgen de los Desamparados
Durante unas obras en 1985 para ampliar la Basílica de la Virgen de los Desamparados, patrona de Valencia, quedaron al descubierto los restos de la antigua ciudad romana de Valentia. Los arqueólogos que excavaron la zona durante más de 20 años hallaron en este mismo lugar el kilómetro cero de la urbe romana de Valentia, fundada en el año 138 a.C. por el cónsul Décimo Junio Bruto.


 
Maqueta de la excavación del museo de l'Almoina
Hoy, en la plaza que lleva su nombre, encontramos el Museo arqueológico de la Almoina que alberga los restos de la antigua ciudad romana bajo una fina lámina de agua que simboliza la importancia que este elemento tuvo en la fundación de Valentia.

Acceso a la excavación
Como recompensa por los servicios prestados en las guerras lusitanas, el cónsul otorgó a sus tropas estas tierras justo en la desembocadura del río Turia. El lugar escogido no pudo ser mejor ya que poseía abundantes frutos, agua - Valencia era una isla fluvial en aquellos tiempos - y un clima suave. Por tanto, eran muchas las bondades que ofrecía la isla a la que otorgaron el nombre de Valentia, la valerosa, y como símbolo de la ciudad, el cuerno de la abundancia, que encontraréis representado en diferentes lugares como en la Plaza de la Catedral.

Cuerno de la abundancia, símbolo de Valencia
Cardo y decumano máximo
Sin embargo, a pesar de su floreciente prosperidad, Valentia fue destruida por el general Pompeyo en el 75 a.C., en el marco de las guerras Sertorianas en Hispania. Hubo numerosas luchas e incendios y la ciudad quedó prácticamente reducida a escombros. En la excavación se muestran los restos de esqueletos de algunos valerosos soldados que fueron sepultados con sus armas.
No fue hasta el año 5 a.C. que se vuelve a detectar de nuevo presencia de habitantes en la ciudad, durante el reinado de Augusto. Se han hallado restos de cerámica y de animales de aquella época (s. I a.C. - I d.C) en un pozo en el que se realizó un ritual con un banquete para celebrar la refundación de Valentia.

El museo no es muy grande pero se encuentra muy bien explicado quedando a la vista los cimientos y restos de numerosos edificios como la curia, la basílica o un horreum. En este preciso lugar se cruzaban hace más de 21 siglos las dos vías principales que atraviesan cualquier ciudad romana, el cardo y el decumano máximo. Además se han hallado restos de unas termas y las 2 columnas que daban acceso al foro de la ciudad.










Interior del museo de l'Almoina
Aparte de los restos romanos podréis contemplar otros de época visigoda o árabe. Ya en el interior del museo de dos plantas descended hasta la planta sótano para realizar el recorrido por las excavaciones. Comenzaréis justo debajo del estanque de la plaza de Décimo Junio Bruto, en el mismo lugar donde se situaban las termas de la antigua ciudad romana. Son las más antiguas de toda la Península Ibérica e incluso fueron ampliadas y reformadas durante el Imperio. No se trataba de un edificio muy grande pero sí tenia una piscina de agua caliente y otra de agua templada. Destaca lo bien conservado que se encuentra el pavimento original en forma de escamas. Alrededor de las termas se situaban algunos comercios y edificios administrativos.

Termas romanas de Valentia
También se pueden ver los restos del hórreo, un edificio de uso público que servía de almacén de grano y otros productos básicos para el abastecimiento de la ciudad. Este lugar estaría bien situado para ser vigilado por los soldados y se tiene constancia de que lo formaban 4 grandes edificios de los que hoy apenas quedan los restos de uno de sus muros.

Entrada al foro romano
De la época imperial encontramos restos de la curia, el foro, la basílica y el ninfeo. Este último era una gran fuente con varios caños consagrada a las ninfas, deidades acuáticas, muy importantes para los romanos. En la Curia era donde se concentraba el gobierno de Valentia, una especie de senado donde se debatían temas de vital importancia para la ciudad y sus habitantes y se situaba en el interior del foro, en un lugar prominente. Quedan los restos del pavimento construido en opus signinum (una mezcla de mortero y cerámica). Por último, también dentro del foro, cuya entrada queda enmarcada por dos altísimas columnas, se encontraba la basílica, el lugar donde se impartía justicia. Era un edificio imponente con sus tres naves y estaba presidido por una estatua del emperador Augusto.

Existen en el museo otros restos como una factoría del s. III d.C. en la que se cree se manufacturaban algunos productos alimenticios como vino o aceite por la cantidad de ánforas y vasijas encontradas. Tenía un gran patio abierto con una balsa de agua en torno al cual se distribuían las estancias en las que se elaboraban estos productos. Una de estas habitaciones fue la prisión en la que se cree sufrió martirio San Vicente en el s. IV.







Ánforas halladas en la excavación


Canalización de aguas



Tras la caída del imperio romano Valentia pasó a formar parte del reino visigodo. De esta etapa se conservan los restos del baptisterio (s. VI) y de un enterramiento visigodo compuesto por dos cuerpos con todo su ajuar. Han perdurado también los restos de una cloaca.

Posteriormente, durante la alta Edad Media, Valentia quedó prácticamente despoblada y ya no volvería a alcanzar esplendor hasta la ocupación árabe en que fue dotada con una muralla islámica y un alcázar en el s. XI, muy próximo a este lugar.

Susana

3 comentarios :

  1. Muy interesante tu artículo, Susana. Me gusta todo lo que tenga relación con la época romana y me encanta visitar museos o restos arqueológicos de este periodo para ver la organización que utilizaban en las ciudades, sus diferentes partes, que permiten conocer cómo funcionaban.

    ResponderEliminar
  2. Me ha parecido un sitio ideal para dar un paseo y dejar volar a la imaginación. Es una verdadera joya de la época romana en pleno centro de Valencia, con un innegable valor histórico.
    Muy interesante.

    ResponderEliminar
  3. Desconocía la existencia de este museo. En la próxima escapada a Valencia ya tengo varios sitios interesantes para visitar, entre ellos este museo, un lugar excelente, para conocer nuestro pasado y la cultura romana.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... ""