lunes, 22 de mayo de 2017

La Alcazaba de Antequera



   Por su situación, Antequera fue utilizada por los árabes como frontera en la defensa de Granada. Tenía fama de inexpugnable, por lo que se convirtió en una importante plaza en la Reconquista.

   "Salga el sol por Antequera y que sea lo que Dios quiera" fue la frase dicha por el Infante D. Fernando en 1410 cuando conquistó la ciudad. Forma parte de los dichos populares que aún se utilizan, como lema de audaces y refiriéndose a situaciones inciertas.





   Fernando era el segundo hijo del rey de Castilla Juan I de Trastámara y de Leonor de Aragón. Fue regente de Castilla y por el Compromiso de Caspe llegó a ser rey de Aragón.

   Cuando Antequera se ganó a manos del Infante y sus ejércitos, pasó a ser conocido como Fernando I de Antequera.

   La fortaleza fue difícil de conquistar. Iniciado el cerco a la ciudad, que duró cinco meses, y efectuado el asalto, los habitantes se rindieron a cambio de su libertad. 




   Sobre una colina se asienta la Alcazaba, vestigio de la época islámica. Al recinto se accede por el Arco de los Gigantes (XVI) llamado así por las monumentales esculturas que lo decoraban y que hoy se encuentran en el Museo de la Ciudad-Palacio de Nájera. 




   La visita al conjunto resulta muy completa gracias a la audio-guía incluida con la entrada. Las murallas empezaron a levantarse en la época almohade, llegando a ser cuatro las líneas de fortificación que poseía. El castillo fue construido en el siglo XIII. 

   Destaca la Torre del Homenaje o de las Cinco Esquinas, siendo una de las más grandes de Andalucía. Ya en 1582 se le añadió un templete para colocar la campana de la ciudad, es una construcción cristiana añadida a la torre musulmana.

   El amplio Patio de Armas se utilizaba para el acuartelamiento de la tropa, en él aún se conservan las mazmorras excavadas en el suelo. 




   Lo que más me gustó fue la Torre Blanca, construida en época nazarí. A ella se llega a través del paso de ronda de la muralla. La planta baja se usaba para la defensa. En el segundo piso hay pequeñas cámaras que se utilizaron como residencia, desde sus ventanas en arco de herradura se observa la emblemática Peña de los Enamorados.





   La panorámica desde el recinto de La Alcazaba es impresionante, paseando por las barbacanas y torreones se puede sentir la importancia que tuvo este histórico lugar.





                                                                                                                                                      Inma

3 comentarios :

  1. Se trata de una fortificación que impresiona por su tamaño y defensas. Su situación no podía ser mejor dominando el horizonte con la Peña de los Enamorados al fondo. ¿Cómo no iba a jugar un papel destacado en la Reconquista? Gracias a tus artículos he descubierto un lugar cargado de historia con un tranquilo parador desde el que recorrer estos lugares. Gran propuesta, Inma.

    ResponderEliminar
  2. Una visita muy interesante y sorprendente de este rincón precioso y tranquilo como es Antequera. La Alcazaba está muy bien conservada y tiene unas vistas muy buenas sobre la ciudad. Un sitio lleno de historia y encanto.

    ResponderEliminar
  3. Esta Alcazaba me recuerda un poco a la de Almería con su arquitectura de influencia árabe. Es un lugar muy bonito, el entorno, las vistas. Un conjunto estupendo, para ver y disfrutar sin prisas.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... ""