martes, 16 de agosto de 2016

Tamajón y su patrimonio

De camino a la comarca conocida como los Pueblos Negros de Guadalajara, se encuentra el pequeño municipio de Tamajón. Esta localidad alcarreña adquirió cierta importancia tras la Reconquista cuando el rey Alfonso X, el Sabio concedió al municipio algunos privilegios como el mercado y el portazgo de ganado.

Iglesia de Ntra. Sra. de la Asunción


Durante los siglos XVI y XVII Tamajón alcanzó su mayor esplendor, cuyo máximo exponente es la espectacular iglesia de Santa María de la Asunción. El templo se alza majestuoso a la salida del pueblo y es de origen románico como demuestran los canecillos del siglo XIII y la galería porticada de la fachada sur con arcos de medio punto y bóvedas de crucería.
La iglesia sufrió los cambios más sustanciales durante el siglo XVII de los que se aprecia un estilo renacentista más acorde con la época en la torre y la capilla de los Montúfar.

Canecillos románicos labrados
A las afueras de Tamajón, se encuentran las ruinas del antiguo edificio de la Fábrica de Vidrio, que estuvo activa desde el s. XVIII hasta finales del s. XIX, testigo mudo de la importancia del municipio y el antiguo convento de franciscanos de la localidad, ya en desuso.

Son varios los senderos que circundan Tamajón y que los más andarines pueden recorrer pero, sin duda, uno de los principales atractivos naturales de este pueblo es la llamada Ciudad Encantada de Tamajón. Este paraje natural se halla a 1 km. del pueblo junto al cruce que conduce a Majaelrayo. Allí, rodeados de enebros, encinas y sabinas, se pueden admirar las caprichosas formas que la erosión producida por el viento y el agua han labrado en las formaciones rocosas a lo largo de miles de años. Se trata de cuevas, oquedades, arcos de roca, dolinas y otras curiosas formaciones que han tallado este bosque a 1000 metros de altitud de manera muy similar a la Ciudad Encantada de Cuenca.

Ciudad Encantada de Tamajón
Todo este patrimonio artístico y natural nos lo ofrece Tamajón al abrigo del pico Ocejón.

Susana

4 comentarios :

  1. La provincia de Guadalajara cuenta con lugares sorprendentes. Algunos pueblos son poco conocidos pero tienen el encanto de mantener su aspecto rural intacto. Una de nuestras excursiones incluía Tamajón, y si estáis por aquí merece la pena acercarse a Beleña de Sorbe a ver su sencilla pero preciosa iglesia románica.

    ResponderEliminar
  2. Merece la pena dar un paseo y disfrutar de lo que ofrece Tamajon y sobre todo de esta zona de la provincia de Guadalajara. El pueblo aún conserva rincones con sabor, además la visita a la ciudad encantada es un complemento perfecto para una escapada. No es tan extensa como la Ciudad Encantada de Cuenca pero es igual de sorprendente.

    ResponderEliminar
  3. Guadalajara tiene parajes espectaculares, llenos de riquezas naturales y pueblos recónditos que bien vale el viaje. Ofrece muchas posibilidades para disfrutar en cualquier época del año y hacer bonitas escapadas como esta para ver Tamajón y su ciudad encantada.

    ResponderEliminar
  4. La provincia de Guadalajara es una gran desconocida, y dar conocer lugares como Tamajón y todos los pueblos de la arquitectura negra es una muy buena iniciativa. Es increíble que tan cerca de Madrid se encuentre esta zona tan rural y aislada del mundanal ruido. Conocerla es pequeño lujo que hay que darse. Buena propuesta Susana.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... ""