jueves, 17 de marzo de 2016

Catedral de Saint Giles, la madre del presbiterianismo escocés

Recorriendo la transitada Royal Mile de Edimburgo se distingue la silueta de la cúpula en forma de corona de la catedral, un elegante edificio del siglo XV dedicado a San Gil, un ermitaño muy popular en la Edad Media que se convirtió en patrón de la ciudad, así como de los leprosos y lisiados.

Catedral de Saint Giles



El templo que podemos ver en la actualidad se levanta sobre los restos de otro anterior más modesto del siglo XII, del que han sobrevivido pocos vestigios. Con el paso del tiempo, Saint Giles se ha convertido en el edificio religioso más importante de Escocia y a lo largo de su historia, sus muros han sido testigos de ejecuciones, celebraciones y revueltas.

Aunque se la conoce como catedral, es una iglesia presbiteriana que carece de obispo 


Fue en este edificio donde el predicador John Knox dío su sermón y emprendió la reforma escocesa. Por eso a Saint Giles se la considera como la madre del presbiterianismo. La entrada a la catedral es gratuita y su interior nos ofrece diversas capillas, altares y unas hermosas vidrieras con escenas bíblicas. Otra de las características es el órgano, del que dicen, es uno de los de mayor calidad de Europa.


Uno de los rincones más interesantes de Saint Giles es la Capilla del Cardo (Thistle Chapel), un pequeño oratorio construido por la orden de caballería del Cardo, cuyos orígenes se remontan a la Edad Media. Su interior está ricamente decorado con tallas de madera de roble y esculturas de piedra y, si os fijáis en su bóveda, encontraréis ángeles tocando varios instrumentos y uno de ellos la gaita.

Hay voluntarios que realizan visitas guiadas por el templo


 Las vidrieras aportan colorido y gran luminosidad a la catedral


Hay una curiosa anécdota que ocurrió en esta catedral. Cuentan que reinando Carlos I de Inglaterra, creyéndose tan poderoso e influyente, hizo cambiar el libro religioso por otro, para que en lugar de rezar a Dios se le rezara a él. Así que cuando el arzobispo estaba recitando el nuevo libro de oraciones en este templo, una joven escocesa llamada Jenny Geddes, llena de indignación arrojó el taburete sobre el que estaba sentada a la cabeza del arzobispo. Éste le respondió de la misma manera y le devolvió el taburete que voló por los aires aunque dio a otra persona estallando así una gran guerra de sillas y otros enseres.


Junto a la entrada de Saint Giles, se puede ver un corazón, hecho de adoquines que evitan pisar todos los escoceses que pasan por allí. Es el llamado Corazón de Midlothian y se encuentra en el mismo emplazamiento donde se encontraba la entrada a la prisión desaparecida en el siglo XIX. Cuentan que los reclusos antes de ser encarcelados escupían en el suelo como señal de desprecio.

Corazón de Midlothian



Según dicen trae buena suerte y se puede ver a la gente escupiendo en el interior del corazón. Lo más curioso es que esta fea costumbre aún se sigue manteniendo hoy en día y es tan popular que se ha extendido hasta los turistas.


                                                                                                                                                            Loli

4 comentarios :

  1. Me han encantado las vidrieras que tiene esta catedral, y los estandartes que la decoran.
    Curioso lo del acto de escupir, unos lo hacían en señal de desprecio y otros lo hacen porque creen que trae buena suerte, las diferentes formas de interpretar las cosas dependiendo del momento y de cada uno.

    ResponderEliminar
  2. Aunque no es de las más majestuosas y elegantes de todas las catedrales que he visto, no deja de ser sorprendente, sin una exuberante decoración y con un interior muy luminoso que permite admirar con todo detalle sus preciosas vidrieras.
    La entrada es gratuita, pero sí quieres tomar fotografías del interior hay que dar un pequeño donativo.

    ResponderEliminar
  3. Me han impresionado la fachada y las vidrieras de esta catedral para mi totalmente desconocida. Es un magnífico edificio cuya visita hay que incluir si estás en Edimburgo. Lo del corazón y la tradición de escupir en él, ya no me ha gustado tanto pero se trata de una antigua costumbre. Al fin y al cabo, solo permiten hacerlo en este punto de la ciudad, afortunadamente.

    ResponderEliminar
  4. Impresionante catedral, tanto por fuera como por dentro. Parece imprescindible si se visita #Edimburgo, que por lo que estoy leyendo en los artículos que estáis publicando es una ciudad de primer orden en cuanto a monumentos e historia. Que ganas de hacer una escapada por aquellas tierras y empaparse de todo lo que ofrece que es mucho por lo que veo y leo. Enhorabuena Lo,i por tu trabajo.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... ""