jueves, 22 de octubre de 2015

El Museo de los Concilios y de la Cultura Visigoda, Toledo

Cuando los visigodos conquistaron la Península Ibérica a mediados del siglo VI, establecieron su corte en la antigua Toletum romana desde la que controlaron y administraron el nuevo reino. Durante un periodo aproximado de dos siglos, la población visigoda se fue integrando con la hispano-romana, adaptando sus leyes, religión y costumbres.

Iglesia de San Román




Dos siglos de poder visigodo en nuestra Península nos han legado una rica cultura. Aunque es poco lo que se conserva de ellos dejaron una huella profunda que ha hecho de Toledo un lugar especial. Si ya conocéis la ciudad y sus edificios más emblemáticos, quiero enseñaros una de las joyas secretas que se encuentra fuera de las rutas turísticas típicas.

  Entrada al museo

El Museo de los Concilios y de la Cultura Visigoda esta instalado en la Iglesia de San Román, del siglo XII, conteniendo en su interior tesoros visigóticos inigualables. La iglesia la encontraréis en el punto más elevado del casco antiguo. A simple vista puede que no os llame mucho la atención, quizás tan solo os fijéis en la bonita y esbelta torre campanario, antiguo alminar.

  
Interior de la iglesia 

La iglesia es de estilo mozárabe-mudéjar y se asienta sobre restos romanos y visigodos, incluso hubo en el lugar una mezquita. Entrad en su interior, atravesar la pequeña puerta y sumergiros en todos los detalles para admirar esta obra maestra de elegancia y riqueza.


  Bellos arcos califales sostenidos por columnas romanas


Este lugar produce una extraña fascinación; arcos de herradura que se apoyan en columnas romanas con capiteles visigodos y, como si de una iglesia románica se tratara, sus paredes y arcos están decorados con pinturas al fresco del siglo XII. Si observáis con atención en sus muros se pueden apreciar inscripciones en árabe y en latín. Todo ello dota a la iglesia de un encanto especial.


Pinturas románicas adornan sus muros 


Si deambuláis por sus tres naves, veréis colecciones arqueológicas de los siglos VI, VII y VIII, no sólo encontradas en Toledo sino también en otros lugares de la provincia. Este interesante museo guarda, entre otros muchos tesoros, un fragmento del Credo visigótico, además del ajuar encontrado en la Necrópolis de Carpio de Tajo y el Tesoro de Guarrazar del que destaca una reproducción de la corona del rey Recesvinto (649-672), cuyo original se encuentra en el Museo Arqueológico Nacional de Madrid.


  El museo se inauguró en 1969


  es pequeño pero de gran calidad 


Seguro que ya os habréis fijado en la capilla mayor y en su cúpula renacentista. Aunque es una preciosidad quizás desentona con el resto del edificio, es obra de una ampliación de la iglesia en el siglo XVI. Alonso de Covarrubias fue el encargado de diseñar el ábside y la cúpula, el retablo barroco es de Diego de Velasco. La reforma supuso la destrucción de una parte de los murales que decoraban sus muros.

   
Capilla mayor de la iglesia 


Una vez recorrido el recinto, si os apetece, podréis subir por unas empinadas escaleras que os llevarán a lo alto de la torre, la misma que visteis antes de entrar en la iglesia. Desde ella dicen que se proclamó un 26 de agosto de 1166 a Alfonso VIII como rey de Castilla. Tomaros vuestro tiempo antes de emprender el descenso para contemplar unas vistas diferentes que se obtienen de la ciudad.

  
Una interesante iglesia poco conocida de Toledo


La visita a esta iglesia seguro que os sorprenderá por lo ameno y lo interesante que vais a encontrar en ella además os permitirá comprender mejor las características artísticas e históricas de los visigodos que reinaron Hispania desde Toledo.

                                                                                                                                                           Rafa

4 comentarios :

  1. Creí que conocía bien Toledo pero veo que no, precioso lugar, Rafa, y muy bien descrito en el artículo con tu texto y tus fotos, me ha gustado mucho, seguro que resulta una interesante visita la de este museo, tiene un interior que es una maravilla.

    ResponderEliminar
  2. Precisamente este verano he leído una novela de José María Pérez, "Peridis" titulado "Esperando al Rey" en el que se narra la proclamación del rey niño Alfonso VIII de Castilla en Toledo y gran parte de su azarosa vida. Desconocía la existencia de este templo y el museo en Toledo. Tendré que ponerle remedio cuanto antes. Sin duda, un gran descubrimiento.

    ResponderEliminar
  3. Vaya descubrimiento de #Toledo nos traes al blog. Muy interesante lo que contiene esta iglesia, tanto de los visigodos como la mezcla de estilos que posee. Una auténtica y recóndita joya la que nos muestras. El patrimonio de esta ciudad es tremendo y cada vez que se visita te sorprende con algo excepcional. Gran aportación Rafa.

    ResponderEliminar
  4. Por su majestuoso estilo arquitectónico, esta preciosa Iglesia es de las más bonitas de Toledo. Su visita sin duda impresiona además tiene el aliciente de contar con un museo visigótico de lo más interesante.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... ""