jueves, 10 de septiembre de 2015

De Hospital Real a Parador con encanto

Hay veces que uno se lleva gratas sorpresas al alojarse en un hotel, como me ocurrió en el Hostal de los Reyes Católicos (Parador de Santiago de Compostela), uno de los hoteles más espectaculares de nuestro país. Me alojé en este bello Parador hace ya unos años y nada más atravesar la imponente portada me dio la sensación de ser transportado a otra época. Un lugar encantador al que fue imposible resistirme que además de encanto y tranquilidad, goza de amplitud, calidez y muy buen gusto.

Claustro de San Mateo



El edificio es asombroso se mire por donde se mire, su construcción la ordenaron los Reyes Católicos en su única visita a Galicia, mandando alzar un suntuoso Hospital Real que sería ejemplo en toda Europa y el mejor de toda la Cristiandad. Se encuentra en una ciudad única, mundialmente conocida por ser destino de millones de peregrinos que realizan el Camino de Santiago.

Claustro de San Marcos

El Hospital Real no sólo fue creado para acoger a los peregrinos que curaban las heridas provocadas por el largo viaje, sino que también se podía disfrutar de una excelente comida y un merecido descanso. Por aquel entonces el hospital contaba sólo con dos claustros en torno a una gran capilla. En la planta baja se atendía a los peregrinos y en la alta se encontraba la enfermería. El claustro de la izquierda era para los hombres y el de la derecha para las mujeres.

Catedral de Santiago de Compostela desde el Parador

Interior del Parador

Desde su fundación esta joya renacentista sigue cumpliendo la misma función que antaño, excepto la de hospital, y mantiene la costumbre de ofrecer todos los días un desayuno gratuito a los diez primeros peregrinos que traspasen sus puertas, pero eso si, tienen que demostrar haber recorrido el Camino.

Claustro de San Mateo

Catedral de Santiago de Compostela desde el Parador

Sus dos restaurantes, el dos Reis y el Enxebre os sorprenderán con suculentos platos basados en los mejores productos de la cocina gallega. El primero está ubicado en lo que antiguamente eran las caballerizas de este Hospital Real. El entorno es espectacular; lámparas, arcadas de piedra, techos de madera y una elegante decoración. Un espacio único del que nunca saldrás defraudado.

 

El Enxebre, con una decoración popular gallega, es un gastrobar de cocina regional a base de tapas y raciones en los que destaca la excelencia de sus productos y el uso de materias primas de primera calidad. Sin duda Galicia es conocida por sus excelentes pescados y mariscos aunque no debemos olvidarnos de su excelente carne. Podremos degustar empanadas, merluza, pulpo con almejas, arroz con bogavante y, sobre todo, su amplísima selección de mariscos. No hay que dejar de probar y saborear los postres: unas filloas rellenas de manzana o la exquisita y afamada tarta de Santiago compuesta por almendra, azúcar y huevos.

 

Quedé más que satisfecho de estos dos maravillosos restaurantes, no sólo por el servicio sino también por la comida. Además poder disfrutar de la ciudad milenaria de Santiago de Compostela es todo un regalo para los sentidos. Una experiencia única y sumamente recomendable.



                                                                                                                                                           Rafa

4 comentarios :

  1. El Parador de Santiago de Compostela se asienta sobre un edificio espectacular, con mucha historia y a pesar de sus años no renuncia a la calidad y servicio propia de los Paradores. Excelentes sus dos restaurantes.

    ResponderEliminar
  2. Uno de los mejores hoteles en España y de los mejores, también, de la Red de Paradores.
    Lo tiene todo, está en una emblemática y maravillosa ciudad, con una ubicación inmejorable, en un monumental e histórico edificio, con preciosos claustros, con una impecable atención, con esmerados restaurantes y con un desayuno fantástico. Sobresaliente ¡!

    ResponderEliminar
  3. No he tenido el placer de estar alojado ni comer en uno de sus restaurantes, pero me han entrado muchas ganas al leer tu artículo Rafa. Lo visité, ya que es uno de los museo-parador de la red y me encantaron sus patios, la decoración y lo grande que es, como te toque una habitación del fondo, tienes un paseo hasta la salida. Su localización es excepcional, estas en plena Plaza del Obradoiro, a un paso de la catedral. Vaya pinta los platos del restaurante, se me ha hecho la boca agua. completísimo artículo. #Galiciamola.

    ResponderEliminar
  4. Es el Parador más importante de toda la red tanto por su confort, su historia, su gastronomía, su arquitectura y cómo no, por el privilegiado lugar que ocupa en la Plaza del Obradoiro complementando así a la Catedral de Santiago de Compostela. Es un edificio enorme, lleno de recovecos y lugares ocultos que quedan muy bien plasmados en tu artículo. Unas fotos fabulosas.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... ""