jueves, 9 de julio de 2015

La Alpujarra Almeriense - Andalucía



   Atravesando la vertiente sur de Sierra Nevada, la zona de la Alpujarra impresiona por sus grandes contrastes. Los pueblos alpujarreños tienen un fuerte arraigo árabe y la herencia andalusí se refleja en sus nombres: Darrícal, Canjáyar, Alhabia, Laujar de Andarax y Jorairátar.

   Tras la toma de Granada por los Reyes Católicos, a Boabdil, el último rey de Granada, se le concedió la Alpujarra como feudo, aquí se estableció y vivió hasta su marcha al norte de África. Durante la época musulmana la comarca vivió momentos de gran esplendor gracias a la industria de la seda, dedicando gran parte de estas tierras al cultivo de moreras.


   La mezcla cultural vivida en esta zona se aprecia en la disposición de los pueblos, en los cultivos en bancales y en los sistemas de regadío mediante acequias. Las aguas del río Andarax descienden entre olivos y naranjos.




   Bayárcal es el municipio más alto de la provincia, se encuentra a una altitud de 1255 metros sobre el nivel del mar. Sus fachadas blancas se asoman a un profundo barranco y las casas están rodeadas de huertos con manzanos. Sorprende ver en esta región una zona tan verde atravesada por bosques de chopos y olmos.

   Toda esta área es frecuentada por amantes del turismo rural y cuenta con numerosas rutas para practicar senderismo. Dada su cercanía a los picos de Sierra Nevada también es normal la nieve en las montañas.






   Durante la ruta, uno de los pueblos que más nos gustó fue Lucainena de las Torres, antiguo pueblo minero.




   Las minas de hierro se encontraban en los cerros de Lucainena por lo que se construyó una línea férrea para el traslado de estos minerales; hasta que la extracción dejó de ser rentable y se tuvieron que cerrar las instalaciones. La producción minera se inició en 1895 y el complejo industrial estuvo en funcionamiento hasta 1942.

   Aún se pueden visitar los restos de esta explotación, entre ellos, lo más llamativo son los hornos de calcinación usados para la concentración de carbonatos.

   El grupo de calcinación estaba compuesto por ocho hornos de planta circular para conseguir la transformación del carbonato de hierro en óxido. En vagones se cargaba la madera para la mina y el carbón para los hornos. Durante la época de mayor trabajo los vagones llegaron a transportar 1000 toneladas de mineral en un día.






   Aunque todos pensamos en el Cabo de Gata y en sus playas cuando nos dirigímos hacia la zona de Almería, esta provincia también nos brinda excursiones diferentes, pequeños pueblos escondidos y otros lugares interesantes.

                                                                                                                                                          Inma

4 comentarios :

  1. Una propuesta diferente para los que visitan el Cabo de Gata y sus bellas playas bañadas por el Mediterráneo. Es una zona con pueblos que preservan su autenticidad aferrándose a la montaña y reina la tranquilidad. Aunque para visitarlos a veces tengamos que conducir por carreteras tortuosas, merece la pena conocerlos.

    ResponderEliminar
  2. Almería está llena de sorpresas. Es famosa por sus playas casi vírgenes pero sin duda también tiene otros lugares ocultos que merecen la pena como es la Alpujarra almeriense, una zona de difícil acceso pero bellos pueblos que descubrir. A pesar de que no es muy conocido Almería es una de las zonas más jóvenes de la Península a nivel geológico y está llena de cuevas y minas. Interesante propuesta.

    ResponderEliminar
  3. Inma muy interesante tu artículo de esta zona poco conocida de Almería. Estos pueblos blancos colgados literalmente de la montaña, con estas callejuelas laberínticas tienen un encanto especial. Es una maravilla como el hombre es capaz de adaptarse al medio natural. Los restos de la minas de hierro de Lucainena un descubrimiento, las hornos de calcinación una obra de ingeniería importante, aquí como el ser humano es capaz de obtener recursos para sobrevivir en lugares recónditos y de difícil acceso. Una zona que no conozco, que visitaré sin duda cuando vuelva a tierras almeriense. Excelente trabajo compañera.

    ResponderEliminar
  4. Es una comarca andaluza con mucha personalidad y poco conocida. La belleza de sus pequeños pueblos con estrechas y empinadas calles además del contraste de sus paisajes, la hacen única.
    Muy buena propuesta para recorrer esta zona de las Alpujarras.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... ""