lunes, 26 de enero de 2015

Cascada de Saut deth Pish

Los Pirineos invitan a recorrer algunos lugares cuya belleza nos dejará sin palabras en cualquier época del año. Este es el caso del paraje conocido como Saut deth Pish (Salto del Pez), en el pirineo leridano que descubrimos el pasado verano.

Saut deth Pish



Tras haber recorrido algunos de los pueblos más bellos del valle de Arán y descubrir las fuentes de las que manan las aguas que vienen del Aneto, nos animamos a subir hasta este impresionante salto de agua de unos 35 metros de altura. Para ello tomamos la pista forestal asfaltada que parte de la localidad de Pont d'Arròs remontando el cauce del río Varradòs durante unos 12 kms. Fue una lástima que lloviera tanto y conforme ascendíamos por la empinada carretera la niebla se iba metiendo más y más en el valle hasta ocultarnos el paisaje de prados verdes y pinos del bosque de Siesso pero, desde luego, no soy conocida por abandonar mis propósitos y si dije que podía, podía. Nos habían hablado muy bien de esta excursión y el poder llegar prácticamente hasta la cascada con el vehículo nos animaba a continuar aunque no habíamos contado con lluvia en Julio. Con buen tiempo durante el ascenso podréis disfrutar de unas magníficas vistas del macizo de la Madaleta y del Aneto pero no fue nuestro caso.

Los dos saltos

Desde el mirador
He de reconocer que la subida en coche no fue muy agradable debido a las inclemencias meteorológicas y al trazado de la pista, tan estrecha que no podían pasar dos coches a la vez, afortunadamente no nos cruzamos con nadie. En caso contrario, yo tenía las de perder pues circulaba por el lado del barranco por lo que os recomiendo mucha precaución si vais con mal tiempo. Creo que no superé los 30 kms/h en todo el camino así que se nos hizo larguísimo y la tensión de estar tan pendiente me dejó agotada. Tras una media hora de viaje la carretera se abre en el Plan des Artiguetes, una explanada de hierba a 1.600 metros de altitud que hace las veces de aparcamiento y donde había un par de coches estacionados. En este punto llovía a mares y, cubiertos con nuestros chubasqueros (punto a mi favor al prepararlos), emprendimos la marcha. La ruta de Saut deth Pish es de dificultad baja o nula y en apenas 5 minutos estaréis contemplando la bonita cascada. Hay que cruzar el arroyo por un puentecito de madera, está todo muy bien indicado, no tiene pérdida. La ida y vuelta os llevará 30 minutos como máximo.
En nuestro caso pudimos admirar 3 cascadas, imagino que debido a la lluvia. A un lado del salto de agua se han habilitado unos muros y unas escaleras de piedra a modo de mirador para poder tomar fotos y acercarse a esta maravilla de la naturaleza. El agua se precipita al vacío en una primera cascada y cae a una poza donde hay un segundo salto de agua, éste de menor altura. La estampa es preciosa. Estábamos prácticamente solos por lo que tomamos muchas fotografías y estuvimos esperando a que escampara pero no había tregua. Nos acercamos a la cabaña (centro de educación medioambiental) que se encuentra a escasos metros de la cascada para resguardarnos pero estaba cerrada y finalmente, ante la imposibilidad de subir hasta la parte superior del salto de agua porque el terreno no estaba en buenas condiciones, bajamos hasta el lago de Varradòs que se encuentra descendiendo a la izquierda y la lluvia amainó.



Lago de Varradòs

El lago es precioso y sus aguas son muy tranquilas, parece mentira que esté tan cerca de la cascada. Contemplar este lugar incluso bajo la lluvia, te aporta calma y la sensación de encontrarte a ti mismo en paz con la naturaleza. Regresamos al aparcamiento y observamos que la pista continuaba hasta el pueblo de Baguergue uno de los más altos de valle y al que se llega tras atravesar un puerto de unos 2000 metros por la consabida pista sólo que a partir de aquí es de tierra y piedras. No era el día más apropiado para ello así que con las pilas bien cargadas tras un día muy intenso en la montaña nos dirigimos al Parador de Vielha donde nos esperaba una merecida sesión de spa.

Susana

4 comentarios :

  1. No me extraña Susana que, con ese tiempo que os hizo y en ese tipo de carreteras, acabaras agotada al volante y no fuera muy agradable el trayecto, pero tuvo su compensación, poder contemplar tres cascadas !!!
    El lago es precioso, muy bonita excursión, seguro que fue un día redondo y con un final perfecto.

    ResponderEliminar
  2. Son unas estupendas vacaciones que pasaste por Lleida, que maravilla de lugar es un paraíso, me entra unas ganas locas de viajar y estar contemplando las cascadas y el lago.
    Susana las fotos magníficas.

    ResponderEliminar
  3. Un lugar impresionante y digno de admirar por su esplendor y su belleza. Conozco parte de esa zona, pero este lugar tan bello, me era por completo desconocido. Gracias por traerlo y por continuar sugiriéndonos lugares de ensueño, que bien merecen una visita.

    ResponderEliminar
  4. A pesar de que el día no acompañó, este lugar sobrecoge por su belleza. Las cascadas y el lago forman un conjunto espectacular. Imagino que con sol será aun mejor, pero a mi dejó anonadado. No me quería ir de allí y eso que estaba lloviendo. Eso sï al no hacer buen tiempo estuvimos solos y lo disfrutamos muchísimos. Por cierto ojo a la subida en el coche es bastante estrecha y peligrosa, por lo tanto si lo visitais tener cuidado. Aún así si visitais el Valle de Arán no os perdáis este lugar.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... ""