lunes, 14 de abril de 2014

Peratallada, el encanto de un pueblo medieval.

Peratallada es uno de los sitios más bellos que he visitado por la comarca del Bajo Ampurdán, una pequeña villa medieval cargada de historia y belleza donde parece no pasar el tiempo.

Peratallada
El nombre de Peratallada parece ser que procede del gran foso que rodea la población, excavado en la misma roca natural "la piedra tallada". Uno de los atractivos de este pueblo es haber sabido conservar su carácter rural y haber mantenido uno de los núcleos medievales mejor conservados de Cataluña.

Casonas cubiertas de hiedras


Nada más llegar al pueblo, antes de entrar en el casco antiguo, encontrareis un parking al aire libre donde dejar el coche. Por el interior del pueblo no se puede circular con ningún tipo de vehículo. Desde ahí, lo mejor es recorrer las intrincadas y silenciosas calles de este pequeño pueblo andando, relajadamente compartiendo la tranquilidad que se respira con sus apenas cuatrocientos habitantes.

Una pintoresca calle

Se puede comenzar la visita a Peratallada en la Plaza de les Voltes. Esta plaza debe su nombre a las bóvedas que cubren parte del perímetro. Es el centro de la villa y uno de los rincones más fotogénicos del pueblo donde encontramos varios restaurantes y tiendas de productos artesanales.

Plaza de les Voltes


Después de admirar su plaza lo mejor es deambular por sus calles donde iremos descubriendo a cada paso pequeños detalles que evocan épocas pasadas. Peratallada es todo piedra, en sus calles, en sus casonas nobles, en sus ventanales góticos o en sus torres donde las hiedras trepan por sus piedras centenarias.



Los dos monumentos más relevantes de la localidad son el castillo (s.XI) y la Iglesia de Sant Esteve (s.XII), valioso ejemplo del románico catalán que se encuentra fuera del recinto amurallado.
El castillo, pese a las reformas efectuadas, todavía mantiene su aspecto medieval. El elemento más visible es la torre del homenaje que sobresale por encima de todo el recinto amurallado. Es de propiedad privada y se puede visitar, aunque aquel día se encontraba cerrado.

Castillo de Peratallada

Disfruté mucho de Peratallada y de todos sus rincones llenos de encanto. Un pueblo que pese al turismo permanece intacto y todavía se puede recorrer con calma. Antes de dejar el pueblo no se puede sucumbir a la tentación de sentarse en alguna de las terrazas de su plaza disfrutando de un buen vino del Ampurdán.



    Loli

4 comentarios :

  1. Un pueblo muy bonito, Loli, parece muy cuidado. Creo que es una idea muy acertada no permitir circular ni aparcar vehículos dentro del casco antiguo, así se conserva todo mucho mejor y se disfruta más.
    Me han gustado mucho las bóvedas de la plaza, gracias por tu sugerencia, un buen lugar para conocer.

    ResponderEliminar
  2. Un lugar precioso con un nombre que me encanta, Peratallada. Las fotos son estupendas y se nota que te gustó mucho la visita, no es de extrañar, pues el sitio tiene un encanto especial. La provincia de Girona tiene unos pueblos muy bellos que bien merecen dedicarles una visita compaginándola con sus playas azules y tranquilas. Excelente propuesta.

    ResponderEliminar
  3. Me encantan estos pueblos empedrados, visitarlos es sumergirse en el medievo. Concretamente Peratallada es una de las mejores sorpresas cuando se visitan los pueblos de Girona, tiene un encanto especial.
    Me encanta este pueblo.

    ResponderEliminar
  4. Un precioso pueblo medieval el que nos enseñas. No tuve la oportunidad de conocerlo, cuando visitamos la provincia de Girona, una pena, prometo volver a la Costa Brava y ver lo que me faltó. Es una zona que me enamoró. Loli me ha encantado tu artículo con unos fotos espectaculares

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... ""