jueves, 29 de agosto de 2013

La Albufera de Valencia

Uno de los espacios naturales más curiosos de España es la Albufera de Valencia por su extensión y sus características. Se encuentra situada a 10 kms. al sur de la ciudad de Valencia y está considerada el mayor lago de la Península Ibérica con sus 28 km2. Su nombre procede del árabe y significa "pequeño mar".
Se encuentra separado del mar por una lengua de tierra de apenas 1.200 metros de ancho lo que le confiere su peculiaridad.  



En la actualidad se han recuperado algunas islas conocidas como "matas" en valenciano mientras que por otro lado los cultivos de arroz le van restando superficie. La profundidad media de la laguna es de 1 metro de agua y debajo hay unos 2 metros de fango entre los que se han encontrado restos de moluscos y ostras cuando se han llevado a cabo labores de drenaje. No es de extrañar, pues el lago se cerró durante la época romana. A pesar de la cercanía al mar no hay mezcla de agua dulce con agua salada y l'Albufera se nutre de varias surgencias de agua dulce procedentes del Turia conocidas como "ullals" que junto con 3 canales ayudan a controlar y preservar este delicado ecosistema.

Pato en su nido
El arrozal también contribuye a la conservación del ecosistema y la biodiversidad del parque natural que además está declarado como área ZEPA (zona de especial protección para aves) por la Unión Europea. No es difícil avistar garzas, patos, ánades, gaviotas y charranes. Las especies acuáticas más importantes son la anguila, el mújol, la lubina y como especies endémicas el fartet y el samarugo.

Aves descansando en el lago

La Albufera no fue nunca una zona muy poblada debido a su orografía y a la propagación de enfermedades como el paludismo, debido a la gran exposición de agricultores y pescadores al agua estancada. Posiblemente el primer núcleo poblado fuera El Palmar, en un principio como un pequeño puerto de pescadores y después con casas que cobijaran a estos en épocas de inundación. 

Barraca del siglo XIX en El Palmar
Sin embargo la Albufera no es sólo agua y arroz. Ahora, además de dedicarse a la agricultura, los habitantes de El Palmar se dedican al turismo y a la hostelería. A lo largo de la lengua de tierra que separa la Albufera de la costa podemos disfrutar de agradables paseos por entre los pinos centenarios y descubrir las dunas móviles de sus playas prácticamente vírgenes, degustar la gastronomía en sus pueblos con algunas especialidades como el all i pebre (un guiso de patatas con anguila), las paellas de todo tipo, el arroz caldoso o la fideuá. Platos sencillos pero espectaculares con un gran sabor. Además del arroz existen multitud de huertas dedicadas al cultivo de tomates, pimientos, calabacines y berenjenas.

Canal cerca de El Palmar

Además, dentro del Parque se pueden practicar deportes como el ciclismo o el golf con el aliciente de realizarlos en un entorno natural único.

Paseo en barca por l'Albufera

La Albufera cuenta con uno de los mayores atractivos para el visitante como es poder dar un paseo en barca por el lago para contemplar la belleza del lugar, la fauna y la flora de cerca. El mejor momento es al atardecer y se puede contratar desde cualquiera de los embarcaderos ubicados a lo largo de las orillas del lago. Nosotros tomamos una barca desde el mirador de Pujol y pudimos contemplar las aves a muy poca distancia, ver sus nidos en las zonas de matorral y juncos, incluso un pez saltó al interior de la barca durante el trayecto.

Embarcadero de Pujol




Fue una tarde muy bonita en plena naturaleza. Lo recomiendo totalmente si estáis por la zona de Valencia o en alguno de los lugares de veraneo habituales como Cullera o Gandía. Os llevará apenas 15 minutos llegar  y merece mucho la pena por su gran valor natural y paisajístico. 


Susana

5 comentarios :

  1. Si se está por esta zona es un lugar ideal para pasar el día. Un paseo en barca es agradable y nos permite adentrarnos por los canales de La Albufera, donde la calma es absoluta.
    En el pueblo de El Palmar cuesta decidir un sitio para comer de la cantidad de restaurantes que hay, una sabrosa paella o cualquier tipo de arroz está garantizado por aquí. Delicioso el arroz a banda con alioli.
    Además dando un paseo se pueden ver algunas barracas tradicionales.
    Hay dos cosas que me gustan especialmente en La Albufera, los campos de arroz con su intenso color verde, y las puestas de sol sobre sus aguas.
    Susana, un práctico, sugerente y estupendo artículo.

    ResponderEliminar
  2. Hola, me ha gustado el blog tiene cosas interesantes,si no te importa me quedo por aquí de seguidor, un saludo desde ANDÚJAR.

    ResponderEliminar
  3. Este lugar ha sido un gran descubrimiento para mi. Es un habitat unico y peculiar que hay que preservar, su variedad ornitológica; sus cañizales que sirven de refugio para las aves, los extensos arrozales que dan trabajo e identidad a sus habitantes, hacen de esta zona algo digno de visitar. Un paseo en barca imprescindible para conocer de primera mano lo que Susana cuenta, por cierto, como siempre de una manera excepcional. En referencia a lo gastronómico son los expertos en arroz, los probamos de muchos tipos, negro, a banda, con marisco, y todos espectaculares, con un sabor intenso, no he probado cosa igual. En definitiva los prejuicios infundados hacia el mediterráneo se han desmontado con esta visita a la Albufera. Tenéis que conocerlo, os encantará. Por cierto alojarse en el Parador de El Saler le dá un punto extra de tranquilidad y buen hacer. Gran artículo Susana me ha encantado.

    ResponderEliminar
  4. Desde el parador del Saler y alrededores es una visita que no había que perderse,el paseo en barco es muy agradable a través de los canales donde podemos ver las aves es todo habitat , un sitio muy tranquilo .

    ResponderEliminar
  5. Visita obligada si estamos por Valencia. Es una zona muy bonita y relajante, además dar un paseo en barca por la albufera y comer un buen arroz en el Palmar es toda una experiencia más que recomendable.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... ""