jueves, 30 de mayo de 2013

Las Hoces del río Duratón y la leyenda de San Frutos

Después de recorrer el polvoriento camino que sale del pueblo de Villaseca, se llega a un pequeña explanada donde debemos dejar el coche y seguir nuestro camino a pie, para llegar a un promontorio rocoso donde se levanta junto a un paraje misterioso la Ermita de San Frutos.

Llegando a la Ermita de San Frutos

San Frutos es el patrón de Segovia, nació en el año 642 y fue un ilustre personaje que, enamorado de la belleza de este lugar, se retiró con sus hermanos para hacer vida espiritual hasta el fin de sus días. Según cuenta la leyenda, cuando los musulmanes perseguían a un grupo de cristianos, se refugiaron en esta ermita. San Frutos trazó una línea con su bastón en el suelo y este se abrió, arrojando al vacío a los infieles. Otra leyenda cuenta que un hombre enloquecido por los celos, arrojó a su esposa al vacío desde lo alto de la hoz, sin que a la mujer la ocurriera ningún daño. Estos no son los únicos milagros que se le atribuyen al santo de quien se dice también que amansaba a los buitres. Pero sin duda uno de los motivos de esta excursión aparte de la ermita y sus leyendas es el espectacular paisaje.

Ermita de San Frutos en lo alto de la hoz

Con el paso de los siglos el río Duratón ha ido formando a su paso las impresionantes hoces con enormes paredes y cañones que ha dejado algunos cortados que superan los 100 metros de altura. En el paredón que se encuentra frente a la ermita salen constantemente los buitres leonados que sobrevuelan la zona, a veces incluso a pocos metros por encima de nuestras cabezas. Aquí habita la mayor colonia de buitres leonados de toda Europa. La población de buitres cuando visité este Parque Natural rondaba las 250 parejas, pero creo que esta cantidad se verá incrementada cada año debido a la gran protección de este lugar. Sin duda es un sitio ideal para poder observarlos en libertad y ser fotografiados con facilidad en su hábitat, sobre todo en la época de cría que es de enero a julio.



Después de visitar la ermita, busco un lugar apartado para contemplar las aguas verdosas del Duratón y disfrutar del tranquilo vuelo de los buitres. Se debe guardar silencio para observarlos de cerca ya que demasiados ruidos pueden hacer que se alejen de nosotros. En las grietas de los cortados no solamente habita el buitre, también pueden criar el alimoche o el halcón peregrino.



Otro lugar de gran belleza son las ruinas del Monasterio franciscano de Nuestra Señora de los Ángeles de la Hoz, situado en el fondo del cañón del que sólo quedan las ruinas. Además de San Frutos hay numerosas rutas que recorren las hoces como la "Senda de los Dos Ríos" que parte desde Sepúlveda, es de tipo circular y permite ver las hoces desde otra perspectiva.



                                                                                                                                                                                                Rafa

4 comentarios :

  1. Esta ruta para conocer las Hoces del Duratón es muy conocida por los que habitamos la Meseta castellana. Se trata de un lugar especial y el camino es de fácil acceso para niños por lo que es un destino popular para fin de semana y los bonitos pueblos segovianos que los rodean invitan al excursionista a visitarlo. La gastronomía castellana es un aliciente más para acudir a este paraje. Sin embargo hay otra manera de contemplar las altas paredes rocosas de las hoces: desde el agua con una piragüa por el río Duratón. Una experiencia muy recomendable cuando la temperatura del agua lo permita. Te felicito por el artículo, Rafa. Me ha gustado mucho.

    ResponderEliminar
  2. Una ruta muy entretenida que me sorprendió por su belleza paisajística. El paseo hasta la ermita de San Frutos merece la pena, por el camino pasan sobrevolando por encima de nosotros los buitres que vistos tan de cerca son realmente impresionantes. Muy cerca se encuentra Sepúlveda, un pueblo con mucho encanto donde parece que el tiempo se ha detenido.

    ResponderEliminar
  3. Es un lugar precioso para pasar un día de naturaleza y aventura, si te decides con lo de la piragua. Las vistas son espectaculares con los buitres rondando nuestras cabezas. Si esto lo aderezas con un buen lechazo de la zona en Sepúlveda, Pedraza o Riaza y lo bañas con un Ribera del Duero, que más se puede en esta vida. Por cierto este río desemboca en el Duero, en Peñafiel, cuna de la D.O. Ribera del Duero. Gran artícuo y mejores fotos.

    ResponderEliminar
  4. Una excursión muy bonita. El antiguo convento está enclavado en un lugar espectacular. Si tenemos tiempo, hay que hacer la ruta tanto por el río como por lo alto de los cañones.
    El conjunto formado por el Duratón, las aves rapaces, las hoces y la ermita, es uno de los mejores ejemplos del Patrimonio Natural de Castilla y León, ubicado en la sorprendente y bella provincia de Segovia.
    Me ha gustado mucho tu artículo, Rafa, y muy bien explicado.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... ""