jueves, 25 de abril de 2013

Olite y el Palacio Viejo, Parador ¨Príncipe de Viana¨.

Olite es una de las poblaciones más interesantes que podemos encontrar en Navarra, cuyo pasado romano aún esta presente en muchas de sus calles y plazas. En medio de este magnifico pueblo medieval en la plaza de los Teobaldos se encuentra el castillo-palacio que fue levantado por los primeros Reyes de Navarra sobre una antigua construcción existente de origen romano. El antiguo castillo o Palacio Viejo, como se le conoce por ser la parte más antigua de la fortaleza, conserva los antiguos muros y también las torres. En la actualidad es el Parador de Turismo ¨Príncipe de Viana¨.

Parador de Olite

Lo que más me gusta cuando contemplo el edificio son los ventanales góticos que adornan su fachada principal. El Palacio Viejo, que un día diera cobijo a reyes, sería nuestra morada durante un fin de semana que se prometía interesante, si no fuera por la primavera tan lluviosa que estamos teniendo.



En el interior del Parador se conserva el ambiente medieval en los salones y en algunas de sus habitaciones que hacen muy agradable la estancia. En su restaurante disfrutamos mucho de la rica gastronomía navarra. Junto a él en la misma plaza se encuentra la iglesia de Santa María la Real, una construcción gótica del siglo XIII, con su esplendida portada y su claustro descubierto.



Recorriendo el conjunto urbano nos damos cuenta que Olite es mucho más que sus hermosos palacios. Pasear por las estrechas calles permite encontrarnos con nobles caserones con sus escudos de armas y grandiosos aleros de madera. Visitar la iglesia de San Pedro, la más antigua de Olite, de estilo románico y su original torre gótica. Podemos recorrer las galerías medievales que se encuentran bajo el suelo de la plaza de Carlos III junto al Palacio Nuevo o descubrir restos del recinto amurallado romano.



La visita a Olite no será completa sin visitar el Museo de la Viña y el Vino de Navarra, situado en la plaza junto al Parador o degustando sus afamados vinos en algunas de las bodegas que abundan por el pueblo y alrededores.

Parador de Olite
                                                                                                                                                                                     Loli

3 comentarios :

  1. Olite es un pueblo que bien merece una visita, por sus monumentos, cultura, gastronomía. En cuanto al Parador decir que es una maravilla. Aconsejo comer o cenar allí, recuerdo un arroz cremoso con alcachofas de chuparse los dedos. Loli me han encantado las presentaciones de fotos. Buen trabajo.

    ResponderEliminar
  2. Olite y su Parador son los lugares prefectos para pasar unos días viviendo en un cuento. El maravilloso castillo-palacio y el trazado medieval del pueblo lo hacen muy atractivo para el visitante. Nos pareció muy interesante la visita al Museo del Vino de Navarra, es muy didáctica y qué decir de los caldos y de la gastronomía de la zona. Sencillamente espectacular. Un artículo redondo como nuestra experiencia en Olite. Fantásticas las fotos, Loli.

    ResponderEliminar
  3. Me gustó mucho el Parador Príncipe de Viana en Olite, está en pleno centro, con lo cual es muy cómodo para ir paseando a cualquier sitio. El restaurante del parador tiene una carta muy apetitosa y unos platos muy bien elaborados.
    La Plaza de Los Teobaldos es muy bonita, y el Palacio Nuevo es espectacular, Olite es un pueblo que ofrece mucho cuando se visita.
    Unas fotos estupendas que completan muy bien tu artículo

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... ""