lunes, 7 de enero de 2013

Parador de Vilalba, Playa de Las Catedrales, Mondoñedo, un viaje por Lugo







   El tranquilo y coqueto Parador de Vilalba consta de un edificio de piedra, de estilo pazo gallego, junto a una torre medieval del siglo XV, el torreón de los Condes de Andrade.

   En esta bonita torre se encuentran seis de las habitaciones del establecimiento, es de planta octogonal con 40 metros de altura, tiene un jabalí de piedra en su alta pared, emblema de los Andrade, y en su interior está decorada con pinturas murales y escudos.

   Hay un pequeño y cuidado jardín unificando el espacio entre ambos edificios junto a dos galerías acristaladas, en una de ellas está instalada una agradable cafetería

   Recientemente este Parador ha celebrado su 45 aniversario, y entre otras actividades han creado para la ocasión un menú especial llamado “la Tradición de los Entremeses” que sólo por probarlo merecía ya la visita al Parador.

   Este menú constaba de una bandeja de entrantes con lacón de Vilalba aceite de oliva y pimentón, empanada de raxo y verduras, salpicón de fabas de Lourenzá, mejillones de batea en escabeche, pimientos de Padrón y quesos gallegos. Después de terminar con estos apetitosos entrantes, que hubieran sido suficientes para una comida, se sirven los platos principales, guiso de chipirones, bacalao confitado, croquetón de jamón y jarrete de ternera gallega al estilo Chairego. Finalizando con un postre de semifrío de queso de San Simón, el rico queso que se elabora en esta zona.

   Para acompañar este completo menú fue perfecto un vino de  D.O. Ribera Sacra.

   Una deliciosa propuesta en su carta, que siguiendo con la costumbre que hay por toda Galicia, eran platos muy abundantes, sabrosos y utilizando productos locales, realmente un menú especial de aniversario imposible de acabar a pesar de estar exquisito.





     La estancia en el Parador de Vilalba se hace muy agradable dada la simpatía del personal que allí trabaja, además de poder hacer desde aquí variadas excursiones por la sorprendente y bella provincia de Lugo.



   A unos 60 kilómetros del Parador de Vilalba se encuentra la Playa de Las Catedrales, que pertenece al municipio de Ribadeo, en el mar Cantábrico. 




   Es una playa de blanca y suave arena que cuando baja la marea descubre caprichosas formas en las rocas, se puede pasear entre arcos y cuevas, y contemplar las curiosas formaciones originadas por el mar y el viento. Es realmente un lugar con un paisaje increíble y unos acantilados espectaculares,  una de las playas más visitadas y famosas de España.






  
    Otra excursión que se puede hacer desde el Parador de Vilalba es visitar Mondoñedo, a 30 kilómetros, ciudad declarada Conjunto Histórico-Artístico y que ostenta el título de ciudad desde que se lo otorgó el rey AlfonsoVII.



  
    Aquí destaca su catedral, construida en el siglo XIII y de diferentes estilos, románico, gótico y barroco. Su exterior tiene un gran rosetón, y en su interior se guarda  la Virgen Inglesa, una imagen gótica traída a la ciudad por un comerciante británico, también tiene interesantes pinturas murales de la época medieval.

   Cerca está el Palacio Episcopal, el Antiguo Ayuntamiento y el Seminario de Santa Catalina. Paseando por sus calles también podemos ver la casa natal de Álvaro Cunqueiro, uno de los más conocidos escritores de la literatura gallega. En otra parte de la ciudad está el Santuario de Nuestra Señora de los Remedios, junto a la Alameda. Desde aquí se divisa el Monasterio de los Picos, en la actualidad cerrado, era un lugar de descanso para los peregrinos que recorrían el Camino, ya que Mondoñedo se encuentra en la ruta del Camino Norte de Santiago.

   Una curiosidad de esta localidad es que cuenta con dos canales de agua que atraviesan uno de sus barrios, Os Muiños, que desde siempre se ha caracterizado por los artesanos que aquí tenían y tienen sus talleres, así se podía mover el molino para hacer harina u obtener su propia luz eléctrica. Y otra de sus curiosidades es que aquí tienen sus propia tarta, la tarta de Mondoñedo, elaborada con hojaldre, cabello de ángel y almendra, a la que se añade  para decorar higos y cerezas en almíbar, y que se puede probar en todas las cafeterías y restaurantes de la ciudad.





    Uno de los rincones más pintorescos es donde se encuentra la Fonte Vella, que tiene un majestuoso escudo imperial de Carlos I, también se la conoce como Fuente de Álvaro Cunqueiro ya que está frente a su casa  y  la cita en uno de sus pasajes de esta poética manera  “si viniera un perfumista de París, le llevaría a la Fonte Vella para que aspirase el aroma a heno de hierba recién cortada y partiendo de él, inventase un  perfume de otoño”


                                                                                                                                                           Inma

6 comentarios :

  1. Un paseo muy interesante por Galicia el que nos traes, Inma, con playa, gastronomía e historia y unas imágenes espectaculares. Para mí esta ha sido una comunidad muy desconocida pero desde el pasado verano me he propuesto enmendarlo. Las fotos de las rocas de As Catedrales llenas de mejillones y percebes y el menú aniversario del Parador de Vilalba me han abierto el apetito. Buen provecho a todos.

    ResponderEliminar
  2. Hace tiempo que me cautivó Galicia, pero ha sido este verano cuando he disfrutado más. Esta zona de Galicia no la conozco y tengo ganas de visitarla tanto el parador como la playa de Las Catedrales un capricho de la naturaleza .
    La gastronomia mejor imposible es todo un lujo, los platos que nos enseñas son tan apetecible ahora mismo.
    Las fotos son muy bonitas, refleja el impresionante paisaje gallego.

    ResponderEliminar
  3. Tuve oportunidad de visitar la Playa de las Catedrales en mi último viaje a Asturias ya que estábamos muy cerquita de Ribadeo y sin duda es una de las playas más hermosas que he visto. Me resultó curioso que hubiese que informarse del horario de las mareas para poder disfrutar de sus formas. El menú que nos ofreces es de lo más apetecible. Gracias por el paseo. Unas fotos geniales

    ResponderEliminar
  4. Galicia es una región impresionante, tanto el norte como el sur. Además cuenta con 11 Paradores, que más se puede pedir. Ya lo del tema gastronómico no tiene parangón, por la comida gallega y sus excelentes productos ya merece la pena hacer un viaje. En cuanto a la Playa de las Catedrales y Mondoñedo me han sorprendido. La primera por esas formas que la naturaleza mediante la erosión ha creado tan caprichosamente, y la segunda por la monumentalidad del lugar. Inma, preciosas fotos y gracias por traernos estos rincones tan sugerentes y especiales.

    ResponderEliminar
  5. La playa de Las Catedrales es una de las muchas maravillas que tenemos en este país. No la conozco todavía y me encantaría visitarla algún día, por las fotografías parece un lugar precioso, un verdadero capricho de la naturaleza. Mondoñedo me ha parecido muy interesante, lleno de curiosidades y de historia, con una catedral esplendida.
    Galicia es sorprendente, quien la visita siempre le quedan ganas de volver.

    ResponderEliminar
  6. Como siempre, he pasado un buen rato con tu magnífico reportaje. El texto y las imágenes me han enseñado muchas cosas que desconocía. Bellísima la tierra de Rosalía de Castro.
    Una vez más, gracias.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... ""