viernes, 22 de junio de 2012

Liérganes y la leyenda del hombre-pez

Recientemente he vuelto a visitar el municipio montañés de Liérganes en Cantabria y en esta ocasión la impresión ha sido mucho más favorable que la vez anterior.
Lo recordaba como un pueblo pequeño en el interior de la provincia que estaba en obras y cuyo trazado se ordenaba en torno a su balneario lleno de ancianitos que tomaban las aguas pero estaba equivocada.

En este nuevo recorrido he podido apreciar la arquitectura indiana que llena sus calles de palacios y casonas de piedra con unos magníficos jardines, el entorno del Puente mayor -ya sin obras- ha quedado precioso; el Molino recuperado a orillas del río Miera se puede visitar y la Casa los Cañones en el centro del pueblo ha sido rehabilitada. No obstante su casco antiguo ha sido declarado conjunto histórico-artístico.

Puente Mayor


¿Sabíais que la mayoría de los cañones que se encuentran desperdigados por las fortalezas españolas salieron de la Fábrica de artillería de Liérganes? Aquí se llegaron a fundir casi 1000 cañones en el siglo XVII.

El hombre-pez
Otra de las señas de identidad de este municipio es la leyenda que rodea a Francisco de la Vega, habitante ilustre de Liérganes, más conocido como el Hombre-Pez. Francisco era un gran nadador que se pasaba el día en el agua, nadaba por el río Miera hasta la ría de Cubas y atravesaba la bahía de Santander hasta que un buen día desapareció en la corriente del río Miera. Años después unos pescadores lo encontraron en la bahía de Cádiz. Tenía escamas por todo el cuerpo y las uñas largas y desgastadas. No acertó a comunicarse en ningún idioma hasta que un pescador le entendió la palabra Liérganes y descubrieron así su procedencia. Le trajeron hasta Liérganes donde le reconocieron como Francisco de la Vega y no volvió a pronunciar palabra en años salvo "vino, pan y tabaco", andaba siempre descalzo y como ausente.
Dice la leyenda que al cabo de un tiempo volvió a desparecer para siempre en el Miera buscando el mar.
Cerca del Puente Mayor se alza una estatua que rememora esta leyenda.

Como veis además de Santillana del Mar existen otros municipios del interior de la provincia de Santander que merecen una visita por sus conjuntos monumentales y la belleza de sus trazados pero que son mucho menos conocidos por el viajero. Os los recomiendo.

4 comentarios :

  1. No había oído hablar nunca de esta leyenda, desde luego sí tenía que ser un hombre-pez si lo encontraron en la bahía de Cádiz, a una considerable distancia de donde vivía, muy curioso.
    La provincia de Santander tiene unos pueblos muy bonitos y pintorescos, lo recuerdo todo muy verde y nunca se me olvidará los riquísimos sobaos que tomamos por allí.
    Gracias, Susana, por tu original artículo

    ResponderEliminar
  2. Liérganes es una pequeña localidad con un bonito casco histórico, paisajes y una exquisita gastronomía.
    La leyenda del hombre pez es muy interesante y una curiosa historia que tiene una parte de real.
    Gracias por acercarnos Cantabria al blog.

    ResponderEliminar
  3. Una interesante leyenda que desconocía. Estuve hace bastante tiempo en Liérganes y apenas recuerdo el pueblo, tendré que visitarlo pronto y más ahora después de leer este bonito artículo.

    ResponderEliminar
  4. Cantabria siempre tiene lugares por descubrir y este es uno de ellos. Recorrer sus restauradas calles con sus casonas y palacios es muy recomendable. El puente sobre el río Miera es un lugar precioso, incluso podrás ver a algún pescador con la caña en ristre. Es una bonita estampa. Por cierto si os gusta la cerveza podeis degustar una cerveza artesanal que se fabrica en este pueblo, Dougall´s. Gracias Susana por traernos trocitos de esa maravilloso tierra que es Cantabria. Enhorabuena por tu artículo, como siempre genial.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... ""