viernes, 11 de mayo de 2012

Conjunto Monumental de Nuevo Baztán


A veces, resulta curioso como un lugar tan cercano puede ser tan desconocido y en mi caso eso es lo que ha ocurrido con Nuevo Baztán situado a escasos 30 Kms. de mi casa. Así pues este pasado invierno me decidí a visitarlo y hoy a escribir sobre él sacándolo de la decadencia y el abandono que se han apoderado de esta villa con el trascurrir de los siglos.
No muy lejos de la capital, en el sureste de la comunidad de Madrid, lindando con la comarca de la Alcarria, se encuentra la localidad de Nuevo Baztán. Este municipio surge a comienzos del siglo XVIII como un proyecto creado por Juan de Goyeneche pero su esplendor fue efímero.
Rubén y Goyeneche

Juan de Goyeneche, un noble navarro oriundo del valle de Baztán, lo proyectó tras la llegada de los Borbones a la monarquía como una ciudad industrial, progresista y vanguardista para esa época, construyendo un Palacio, una iglesia anexa a éste y varias fábricas y talleres que abastecerían a la corona de Carlos II con las mejores manufacturas nacionales en cristal, paños, sombreros y papel.
Este personaje, adelantado a su tiempo, contó para desarrollar su obra con la inestimable ayuda de José de Churriguera que dotó al conjunto de su característico estilo barroco. La iglesia y el palacio son los edificios principales destacando por sus enormes proporciones y su ornamentación.





Plaza de Fiestas

El conjunto del casco antiguo de la localidad, que fue declarado Conjunto Histórico-Artístico durante los años 80 del pasado siglo, se agrupa en torno a las plazas que diseñaron Goyeneche y Churriguera como los ejes principales de Nuevo Baztán siendo la Plaza de Fiestas, situada detrás del Palacio, la que se utilizaba para la celebración de festejos y como plaza de toros. Debajo del palacio destaca la enorme bodega que se utiliza ahora como centro de visitantes en donde se proyecta un audiovisual que narra la visión y el desarrollo del proyecto de Goyeneche desde su nacimiento hasta su declive a finales del siglo XVIII.

Iglesia de Nuevo Baztán




A la derecha de la fachada principal del palacio se situó la Plaza del Mercado con un gran soportal donde se celebraba el mercado semanal, esta plaza era la más cercana a la vía principal de comunicación que unía Nuevo Baztán con la capital.
Delante del monumental palacio se creó un espacio abierto como Plaza Mayor con un jardín de estilo barroco. A ambos lados de la misma se edificaron las viviendas de los personajes más notables de la villa, detrás de ellos las de los artesanos y comerciantes y por último las de los operarios de las fábricas. A lo largo de la vía principal se plantaron unos olmos que proporcionaban sombra en verano pero debido a una enfermedad todos se secaron y murieron, todos excepto uno, que se alza erguido como testigo mudo del paso del tiempo en esta otrora próspera villa industrial.


Palacio de Goyeneche




El declive de Nuevo Baztán vino motivado principalmente por la competencia de las fábricas europeas que abarataron el precio de sus manufacturas causando un gran trastorno a la producción de Goyeneche que se vio obligado a malvender sus productos en la capital, por la escasez de leña y por los escasos recursos con que contaban los terrenos resecos de piedra caliza que circundan Nuevo Baztán. Goyeneche invirtió todo su tiempo y su fortuna en mantener a flote el proyecto pero todo fue en vano. Los maestros y artesanos pronto emigraron a otros lugares donde poder ganarse el sustento y la población y el proyecto quedaron desiertos.



La historia nos recuerda que, en algunas ocasiones, el tesón de un hombre no se ve recompensado de manera equitativa a su empeño y constancia. Desde nuestra perspectiva actual podemos contemplar la villa de Nuevo Baztán como un lugar decadente y olvidado pero a la vez romántico de lo que pudo ser y no fue.

Escrito por LaSusi

4 comentarios :

  1. Un descubrimiento visitar este conjunto. Un megaproyecto que no tuvo final feliz, pero que nos dejo un palacio precioso junto a un entramado de ciudad que merece la pena ser visitado y darse a conocer. Ojalá que cuando pase esta crisis se pueda recuperar y restaurar más en profundidad el Palacio y que se le de uso cultural o turístico. Atención al olmo que se salvó impresiona su tamaño. Enhorabuna Susana por traernos este trocito de historia de este navarro que intento craer una ciudad industrial de la nada. Muy interesante y muy bien escrito. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. No conozco todavía este conjunto histórico,pero si toda su interesante historia.Hubo un intento de convertir el Palacio en un Centro de Arte para albergar la colección de la Baronesa Thyssen,pero solo quedo en un intento. Espero que rehabiliten y aprovechen esta valiosa joya de la Comunidad de Madrid.
    Tienes razón cuando dices que como un lugar tan cercano pueda ser tan desconocido.

    ResponderEliminar
  3. Muy interesante este artículo sobre el sueño de un hombre que no pudo hacerse realidad. Un desconocido lugar,poco frecuentado sobre todo por madrileños y eso que lo tenemos muy cerca.
    Espero que lo recuperen pronto y luzca en todo su esplendor como en siglos pasados.

    ResponderEliminar
  4. En algunos casos no se hace justicia a los esfuerzos personales de alguien que tan sólo busca crear un proyecto novedoso. Una lástima que no consiguiera este pueblo tener un desarrollo industrial después de tanto invertido.
    Me ha sorprendido mucho leer lo que nos cuentas de este sitio, no tenía ni idea de la historia de este lugar, gracias por traernos al blog un lugar poco conocido.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... ""