domingo, 25 de diciembre de 2011

Besalú, el pueblo medieval


Como bien sabéis los que me conocéis siento pasión por Cataluña, me encanta. Especialmente los pueblos medievales. En una de mis visitas que hice al Parador de Vic - Sau, nos acercamos a conocer uno de los pueblos del que guardo un buen recuerdo y más me han gustado, una auténtica maravilla.


Besalú es un pueblo con aire medieval y uno de los conjuntos monumentales mejor conservados de Cataluña.




Hicimos una visita guiada, muy recomendable donde nos fueron explicando paso a paso la historia de este bonito pueblo. Partiendo de su  plaza mayor o plaza de la libertad, porticada donde se levanta la Curia Real palacio convertido hoy en restaurante. Continuamos la visita por el interior de la Iglesia de San Vicente del siglo XII, donde se conserva una capilla gótica dedicada a la Vera Cruz. Pasaremos por la casa de Cornellà con su patio y su bodega y por el Monasterio de San Pedro levantado en el siglo X del que nos cuentan que solo queda en pie la iglesia, una preciosa construcción románica que me gustó por su originalidad. Recorriendo sus calles y plazas es como adentrarse de nuevo en el medievo, gracias al encanto de sus edificios y casas que se conservan en perfecto estado de conservación. Seguimos paseando hasta llegar al antiguo Hospital de Santa Julia del que solo se conserva su fachada y la preciosa portada de su iglesia. Al lado del río se pueden observar restos de la antigua muralla.


Entramos por estrechas callejuelas en el barrio judío donde destaca sobre todo la casa de abluciones y baños, únicos en su género descubiertos hasta ahora en la península ibérica y tercero en importancia de Europa. Se puede bajar por unas escaleras de piedra, concretamente 36 escalones número muy relacionado con los judíos, hasta el lugar donde se cumplía, por inmersión total de tres veces. Los hombres cada viernes antes de la puesta de sol y las mujeres lo hacían después del parto y de la menstruación, así purificaban el cuerpo y el alma. La única forma de verlos es con las visitas guiadas. Están situados junto a la sinagoga construida con autorización de Jaime I el Conquistador. Desde el exterior tendremos una bonita panorámica del río Fluviá y de la imagen más emblemática de este pueblo su puente románico. Con forma angular, construido entre los siglos XI y XII. Volado en parte durante la guerra civil, ha sido reconstruido en diversas ocasiones, pero siempre se ha respetado su estilo original. Está formado por siete arcos desiguales, que descansan sobre las mismas piedras naturales del río.


Lo mejor es perderse y pasear por sus calles, no es muy grande y hay tiempo para verlo todo, subir y bajar escaleras, calles estrechas, también recuerdo tiendas con cosas típicas y otras no tan típicas, embutidos, juguetes de madera, postales, escudos, espadas, etc. Cuando terminó la visita lo que más me lleno de satisfacción fue pasar por el puente es toda una gozada, desde aquí es fácil trasladarse a otros tiempos y poder imaginarse: a campesinos, comerciantes, juglares y artesanos,  por otro lado el olor a estiércol y barro. A principios del mes de septiembre, se recuerda aquella época tan brillante y por eso el pueblo retrocede en el tiempo, transformándose en el antiguo condado que fue del mítico personaje llamado Bernat Tallaferro. Ofreciendo un espectáculo en plena calle donde participa casi todo el pueblo.



El puente, las casas y calles reproducen como debió de ser aquella época de esplendor si no fuera por la gente y los turistas que paseamos por sus calles con las ropas del siglo en el que nos ha tocado vivir, pensaríamos que estamos en otros tiempos. Así es Besalú cuyos orígenes datan del siglo X, fecha de la construcción del castillo, situado en lo alto de una colina del cual ya no queda nada, donde también existen restos de la colegiata de Santa María. Hoy  de propiedad privada.



Besalú bien merece una visita, seguro que os encantará tanto como me encanto a mí.

 Loli

5 comentarios :

  1. Gracias Aquitania, es una zona que no conozco, Besalú parece muy bonito por todo lo que nos cuentas, me gustan los pueblos con ese aspecto medieval. Estupendas tus fotos del puente. Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Visitar este pueblo es un acierto seguro y si lo haces prontito mejor, lo ves a gusto y tranquilo. La visita guiada imprescindible, porque te enseñan la sinagoga que es una de los monumentos que más llaman a atención. El puente es simplemente una maravilla y pasear por sus calles es un placer. nos faltó comer allí en alguno de sus restaurantes, pero la agenda estaba apretada, la zona de La Garrotxa nos esperaba no lejos de allí. Esta zona cercana merece dedicación aparte. Me sorprendió la naturaleza tan exuberante de esta zona de Girona.

    ResponderEliminar
  3. Me encantaría conocer este hermoso lugar,que parece el escenario de cualquier aventura de leyendas Arturicas....gracias por mostrárnoslo,
    muchos bssss

    ResponderEliminar
  4. Mi querida Aquitania , a mi también me gustó mucho Besalú ,es un pueblo precioso con sabor medieval , me sorprendió el buen estado de conservación que tiene y el puente como tu dices es una pasada .
    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Un sitio precioso que no conozco personalmente, pero que pude admirar en el album que publicaste. A mi es que me encantan esos sitios tan medievales, es como volver a otra época.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... ""