lunes, 17 de abril de 2017

Córdoba y el Parador de la Arruzafa

Córdoba es uno de esos lugares que sin saber muy bien porqué, a todos gusta. Te atrapará desde el primer momento pues cuenta con atractivos más que suficientes para satisfacer a todo tipo de viajeros. Se convierte en un destino perfecto y cuenta con una gran oferta hotelera para disfrutar a fondo del singular encanto que la convierte en una ciudad única. A la hora de elegir un hotel, es posible que escojas un alojamiento cerca del centro, aunque si tienes la oportunidad no dejes pasar la ocasión de disfrutar de su Parador, un buen lugar donde alojarse y descansar.

Parador de la Arruzafa

Emplazado a las afueras de la ciudad en un edificio de obra nueva, se levanta donde antiguamente se encontraba el convento de San Francisco de la Arruzafa del que aún queda algún vestigio y en este mismo lugar, según las crónicas, Abderraman I levantó su palacio de verano y plantó con sus propias manos las primeras palmeras de Europa.

Terraza del Parador

Si bien es cierto, a este emblemático establecimiento se le va notando el paso del tiempo y no le vendría mal una renovación. Sus instalaciones aún siguen siendo correctas y el precio me parece adecuado, pero lo que de verdad se disfruta de este Parador, es la sensación de paz y descanso que uno siente cuando te alojas en él.

Antigua entrada al convento de San Francisco

Su situación, a las afueras de la ciudad, no te impide disfrutar de Córdoba, en pocos minutos te encontrarás disfrutando del casco histórico, de la simpatía típica cordobesa de sus gentes y por supuesto, degustando los platos típicos de la zona en sus tabernas centenarias y sus magníficos patios interiores.

Murallas de Córdoba

Calleja de las flores 


    Salmorejo cordobés
Lo ideal es que aproveches bien el día, aunque quizás necesites dos, para descubrir bien todos los encantos de esta ciudad Patrimonio de la Humanidad. No puedes dejar de visitar el majestuoso Alcázar de los Reyes Cristianos, antigua residencia de los Reyes Católicos o la Mezquita-Catedral, la joya más preciada de ciudad con su sorprendente Bosque de Columnas. Cuando recorras su interior recuerda que esta maravilla atrae cada año a millones de personas y que te encuentras ante uno de los más bellos ejemplos de arte musulmán en España.
Alcázar de los Reyes Cristianos

Mezquita-Catedral
Piérdete por su famosa judería y por sus calles irregulares, verás como retrocedes en el tiempo descubriendo rincones evocadores. Puedes visitar la Sinagoga, la única que se conserva en Andalucía y mientras paseas, puedes entrar en alguno de sus interesantes museos repartidos por la ciudad, aunque he de decirte que Córdoba es en sí un museo al aire libre.

Sinagoga
Estatua de Maimónides
Si te gustan los caballos, no te pierdas el espectáculo ecuestre en Las Caballerizas Reales. Además, encontrarás vestigios de época romana, como el Templo romano, descubierto cuando ampliaron el Ayuntamiento de la ciudad y recuerda que durante el mes de mayo puedes disfrutar del Festival de los Patios Cordobeses, todo un espectáculo de color.

 Posada del Potro

 Palacio de Viana

 Zoco Municipal 
Si aún te sobra tiempo no puedes dejar de realizar una escapada a Medina Azahara, un conjunto arqueológico único, levantado en el momento de gran esplendor califal y que se encuentra a un paso de Córdoba.

Medina Azahara
De vuelta al Parador puedes descansar al frescor del atardecer en su jardín rodeado de naranjos donde, al caer la noche, seguro que encontrarás tu momento de tranquilidad en alguna de las habitaciones con terraza que dominan la ciudad de los califas en toda su extensión.

Piscina del Parador



                                                                                                                                                           

                                                                                                                                                           Rafa

3 comentarios :

  1. Coincido totalmente contigo, Rafa, en que el Parador de Córdoba es una excelente opción de alojamiento cuando se visita la ciudad de los califas. No se encuentra demasiado lejos del centro y está un barrio muy tranquilo bien comunicado con el casco histórico. Córdoba no sólo ofrece la mezquita-catedral, los Alcázares Reales y los patios al visitante, sino que merece la pena deambular por sus calles y descubrir otros tesoros como el fantástico Palacio de Viana, el Museo Arqueológico o la Torre de la Calahorra. La visita al yacimiento de Medina Azahara es un must que os dejará boquiabiertos.

    ResponderEliminar
  2. Córdoba es un lugar imprescindible para conocer en España. Ya sólo por ver la Mezquita-Catedral merece la pena. Es una ciudad interesante por su historia y monumentos, y muy agradable por su gente, calles, patios y gastronomía.
    Como opción de alojamiento el Parador me parece estupenda. Precisamente por estar lejos del centro es un sitio muy tranquilo y fácil para dejar el coche. Comimos muy bien en su restaurante y disfrutamos de sus grandes y cuidados jardines. Por la noche, después de recorrer Córdoba, su terraza está genial para descansar y reponer fuerzas.

    ResponderEliminar
  3. Situado en un entorno tranquilo y agradable, el Parador de Córdoba aunque está algo antiguo sigue siendo un buen destino para conocer el centro histórico de la ciudad y recorrer sus calles repletas de pintorescos lugares.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... ""