jueves, 23 de marzo de 2017

El Compromiso de Caspe



   En el paraje natural denominado "Mar de Aragón" se encuentra la localidad de Caspe, formando parte del Camino Jacobeo del Ebro.

   En esta histórica villa tuvo lugar el "Compromiso de Caspe" para elegir sucesor del rey Martín I, que falleció sin heredero.

   Durante dos años hubo un ambiente de desorden y caos fomentado por 5 candidatos y sus seguidores para ver cuál era el más legítimo.


   Se creó un Parlamento Extraordinario y en el castillo de Bailía se celebraron las reuniones intentado buscar una solución. Durante dos meses, nueve compromisarios (tres por territorio) pertenecientes a los reinos de la Corona de Aragón, Valencia y Cataluña, recibieron a los embajadores y escucharon los argumentos de cada uno.

   Imponiéndose la razón sobre la fuerza se eligió para el trono a Fernando I de Antequera, Infante castellano de la Casa Trastámara, que pasó a ser Fernando I, Rey de Aragón, rama de la que nacería Fernando El Católico.

   Este hecho histórico fue un ejemplo de diplomacia y pacto político.

   Por desgracia poco queda del castillo medieval testigo de la negociación ya que fue incendiado durante las Guerras Carlistas.




   El escenario de la proclamación fue la Colegiata de Santa María. Este templo alcanzó su mayor esplendor a finales del siglo XIV bajo el mecenazgo de Juan Fernández de Heredia, Gran Maestre de la Orden de San Juan de Jerusalén y hombre de confianza de varios Papas.

   En el interior de la iglesia se guardan dos piezas con un gran valor simbólico: el Cáliz del Compromiso que fue utilizado en 1412 en los actos litúrgicos del nombramiento y el relicario de la Vera Cruz, conteniendo un fragmento de la cruz en la que murió Jesucristo, sobre el que juraron los compromisarios al comenzar sus deliberaciones.




   Después de la visita a los restos del castillo con las salas de exposición y a la colegiata, continuamos paseando por esta emblemática ciudad y nos acercamos hasta la Torre de Salamanca, símbolo de las Guerras Carlistas. Es un fuerte de fusileros del siglo XIX de estilo Neomedieval. Fue construido por el General Manuel de Salamanca y Negrete  para defender la zona durante la Tercera Guerra Carlista. Utilizándose para comunicación y vigilancia, la torre central servía para colocar el aparato telegráfico. En la actualidad es el Museo de Heráldica.





   La Comarca de Caspe se integra en el Bajo Aragón. Con el río Ebro como eje de comunicación, fue una tierra fronteriza enclave de diferentes culturas a lo largo de los tiempos.

                                                                                                                                                     Inma

4 comentarios :

  1. Desconocía por completo la historia del compromiso de Caspe y me ha parecido muy interesante esta villa aragonesa dónde se respira el encanto de épocas pasadas.

    ResponderEliminar
  2. Muy interesante y didáctico este artículo. No tenía noticias de su historia, se nota que fue un importante y bonito pueblo.

    ResponderEliminar
  3. Es impresionante el patrimonio que posee esta ciudad aragonesa y su importancia en la historia de nuestro país. Me han gustado mucho las fotos del interior de la iglesia y de la torre de Salamanca y también me ha llamado la atención el curioso casco con forma de dragón. Un lugar muy a tener en cuenta para visitar en tierras mañas. Gran trabajo.

    ResponderEliminar
  4. Desconocía este hecho histórico y esta comarca aragonesa. España tiene muchísimos lugares desconocidos al gran público y traerlos al blog es un gran acierto Inma para así darlos visibilidad. Gran trabajo.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... ""