lunes, 17 de octubre de 2016

Praga a orillas del río Moldava

A ambos lados del Puente de Carlos, antes de atravesar la torre que nos conduce a la plaza de Malá Strana, se encuentra una zona junto a la orilla del río lejos del ajetreo turístico y de los vendedores de souvenirs donde dar un agradable paseo. Pintorescas plazas, iglesias, palacios, molinos y frondosos jardines como los de la isla de Kampa, uno de los lugares preferidos por los habitantes de Praga para disfrutar al aire libre.

La isla de Kampa en primer plano y al fondo el Castillo con la Catedral de San Vito

La isla de Kampa esta separada de tierra firme por un brazo que sale del río Moldava conocido como el canal del Čertovka "canal del Diablo" y cuenta la leyenda que su nombre proviene de una malhumorada mujer con una lengua muy afilada que habitaba cerca del río. Esta zona también recibe el nombre de la Venecia de Praga y en ella se encuentra el Molino del Gran Priorato, que explotaban los Caballeros de la Orden de Malta.

Escaleras de acceso a isla de Kampa desde el Puente de Carlos 

 Na Kampé, la calle principal de la isla de Kampa

Molino del Gran Priorato


En la isla se puede visitar también el Museo Kampa con obras de artistas checos y donde llaman la atención las grandes esculturas de bebés gigantes junto a la entrada, obra de David Černý, un controvertido artista checo, creador también de las dos figuras masculinas que están orinando dentro de una fuente con forma de la República Checa que podemos contemplar junto al Museo Franz Kafka al otro lado del puente de Carlos. Además, cerca de la escultura de los hombres "meones" se encuentra una estrecha escalinata considerada como una de las calles más estrechas del mundo.

Uno de los bebés gigantes junto al Museo Kampa

Los hombres meones del Museo Franz Kafka, en la calle Cihelná junto a la isla de Kampa

 Calle Kozeluzska, una de las calles más estrecha del mundo
Esta calle mide en su parte más estrecha 70 centímetros y no sé si será la más estrecha del mundo pero estoy segura que sí es una de las calles más estrechas del mundo con semáforo para circular por ella.

Puente de Carlos y la Ciudad Vieja desde la Isla de Kampa


Volviendo a la Isla de Kampa, saliendo por el pequeño puente que hay junto al molino se llega a la Plaza del Gran Priorato donde se encuentra el Muro de John Lennon, una pared donde se escribían frases en contra de la ocupación comunista. En la actualidad está llena de grafitis con frases de paz y amor.

  Muro de John Lennon
De la isla de Kampa nos vamos en busca de la cercana Colina de Petrin. Un parque muy agradable y otro de los lugares favoritos de los praguenses, además de ser uno de los puntos desde donde se puede disfrutar de una magnífica vista de Praga. Para subir a la cima se puede acceder por el sendero que ascienden los 138 metros que tiene la colina o elegir otra opción mucho más cómoda, subir en el funicular a lo más alto.

Funicular ascendiendo a la Colina de Petrin 
Dominando la colina se encuentra la Torre de Petrin, más conocida como la Torre Eiffel de Praga. Esta réplica se construyó dos años después que la torre parisina con motivo de la Exposición Nacional, tiene 60 metros de altura y os aseguro que subir sus 299 escalones no os decepcionará. Para los más comodones hay también un ascensor que sube hasta lo más alto desde donde puede verse una bella panorámica de Praga.

 Torre de Petrin, réplica de la Torre Eiffel de París

 Praga desde la Torre de Petrin


                                                                                                                                                            Loli

3 comentarios :

  1. Un artículo muy ameno, Loli. Me ha resultado divertida la estatua de los hombres meones orinando sobre la República Checa, ¿qué significado tendrá? ¿Que llueve mucho? Tampoco sabía nada de la réplica de la Torre Eiffel o de la calle más estrecha del mundo con semáforo - desde luego es algo chocante. Al final me parece que Praga tiene muchísimas cosas interesantes por ofrecer y tú nos estás descubriendo muchas de ellas.

    ResponderEliminar
  2. Un agradable lugar esta pequeña isla en el Moldava. Fuimos al Museo Kampa a ver la exposición temporal "Masters of Czech Glass". Aunque tengo que decir que lo que más me gustó de este museo fueron las vistas desde él hacia el Puente de Carlos y el río.
    Cuando estás en Praga y lees que la calle más estrecha del mundo está aquí, como curiosidad te pones a buscarlo. La verdad es que no me metí por ella porque me pareció angustiosa, eso sí, lo del semáforo para regularlo está gracioso.
    Nos encantó la Colina Petrín, es enorme. Un lugar para pasar un día entero, con muchos frondosos senderos para pasear y con lugares para visitar. Su rosaleda estaba preciosa y estuvimos un divertido rato en el Laberinto de Espejos. A la salida me sorprendió un interesante diorama, un óleo sobre lienzo, sobre la lucha de estudiantes en el Puente de Praga.
    Las vistas desde la Torre Petrín, como dices, son espectaculares.

    ResponderEliminar
  3. Es cierto que los hombres meones es un monumento muy controvertido además mueven las caderas y su miembro mientras orinan. Dicen que escriben frases de praguenses famosos en el agua aunque yo no he sabido adivinarlas. La Isla de Kampa es ideal para descansar o pasear tranquilamente y el parque de la colina de Petřin es realmente agradable. Desde el mirador de la torre podréis admirar una de las mejores vistas panorámicas del Castillo, de Malá Strana y de la Ciudad Vieja Praga.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... ""