lunes, 29 de agosto de 2016

Saguntum, la ciudad romana de Sagunto

La ciudad de Sagunto se encuentra al norte de Valencia y es un destino vacacional en la costa mediterránea. Más concretamente lo es Puerto de Sagunto, situado en primera línea de costa donde hemos pasado las vacaciones este año. Sagunto cuenta hoy en día con dos núcleos urbanos y es la segunda ciudad de Valencia en población. Aunque ya se conocía a Sagunto como Arse, una ciudad íbera que fue asediada por los cartagineses durante ocho meses, es su nombre romano Saguntum el que nos ha llegado hasta hoy.
Teatro Romano de Sagunto

No debemos olvidar que, además de su playa y su importante puerto, la ciutat vella de Sagunto, a 5 kilómetros del mar, fue una importante metrópoli allá por el s. III a.C. De hecho, la conquista de la ciudad fue el detonante que provocó la Segunda Guerra Púnica entre Roma y Cartago cuando, pese a encontrarse en territorio cartaginés, la ciudad decidió aliarse con Roma lo que provocó que Aníbal, el caudillo cartaginés, ordenara su asedio y destrucción. Más tarde, bajo el dominio romano, Saguntum floreció y se desarrolló como una gran urbe construyéndose entonces las principales infraestructuras como fueron el teatro o el circo romano y expandiéndose por el valle del río Palancia.

No obstante, todo este desarrollo no libró a Sagunto de ser invadida por los pueblos bárbaros y, cómo no, por los musulmanes que construyeron en ella baños, palacios, mezquitas y escuelas. Durante la Reconquista cristiana convivieron en la ciudad distintas etnias - judíos, musulmanes y cristianos -, es decir, que en Sagunto confluyen multitud de gentes, estilos y religiones que han aportado su riqueza artística y cultural y han dotado de un estilo ecléctico a su fisonomía.

Restos Templo de Diana
El paseo por la ciudad nos llevará de viaje por la historia de Sagunto. La vida social y comercial en la actualidad pasa por la Plaza del Cronista Chabret donde se encuentra la oficina de turismo. Desde allí nos dirigimos a la ciudad vieja por cuyas calles merece la pena perderse para encontrar casas y palacios blasonados, arcos que nos llevan a la antigua judería e ir ascendiendo poco a poco al cerro que protege Saguntum, al final de la sierra Calderona.

Plaza Mayor e Iglesia de Santa Mª
Su Plaza Mayor porticada es de época medieval y era donde se celebraba el mercado semanal y los festejos. Aún conserva vestigios romanos así como la puerta del Almudín, lugar donde se guardaba el trigo de la población. Aquí también se levantó la iglesia de Santa María del s. XVIII, edificada sobre una mezquita. Dejamos atrás el templo para acceder a la Casa dels Berenguer, un palacete restaurado que sirve de centro de visitantes. Es una especie de museo que alberga varias piezas antiguas en buen estado, algunas maquetas y paneles sobre la historia de la ciudad. Justo al lado podemos admirar los restos del muro del Templo de Diana. A pocos pasos se encuentra el Palacio Municipal, sede del actual ayuntamiento.

Casa dels Berenguer
Desde la Plaza Mayor parten las calles principales de Sagunto como la calle Mayor, la calle Caballeros y la calle del Castillo en la que se hallan los edificios más notables y es el lugar por donde continuamos nuestro paseo. A la calle del Castillo se asoman estrechos callejones y balcones. A nuestra derecha vemos el arco de medio punto conocido como Portalet de la Sang o de la Judería por el que se accedía al barrio judío que ocupaba algunas de las calles más antiguas de Sagunto. Allí se ubicaba la sinagoga y residían los judíos hasta que en 1492 fueron expulsados por los Reyes Católicos. 

Portalet de la Judería
Al otro lado de la calle nos topamos con el Museo Histórico que ocupa las dos plantas de un palacio de planta gótica, la casa del Mestre Penya del s. XIV. En su día fue la lonja medieval y hoy recoge piezas halladas en las excavaciones arqueológicas de la ciudad y alrededores de Sagunto. Un lugar muy interesante.

Museo Histórico
Ascendemos ya hacia los restos del Teatro Romano que está situado al final de la calle y fue declarado Monumento Nacional en 1896. Se trata de un lugar no exento de polémica debido a la restauración de este espacio llevada a cabo en los años 90.

Frente escénico
El teatro romano de Sagunto era uno de los monumentos más importantes de la cultura romana en España. Construido en el s. I aprovechaba el desnivel y el hueco que ofrecía la montaña donde se excavó parte del graderío. La escena tenía un tamaño considerable llegando a alcanzar la altura del pórtico superior de las gradas, divididas en tres partes. Pese a su importancia, el teatro, abandonado durante siglos, sufrió una lamentable degradación tanto por los elementos como por el expolio de sus sillares de caliza para la construcción. A finales del s. XX comienza su proceso de rehabilitación para tratar de recuperar su uso original como teatro para Sagunto, restaurando el graderío y levantando de nuevo el frente escénico, en esta ocasión en ladrillo blanco, además de un edificio que albergara todo lo necesario para llevar a cabo las funciones y espectáculos. La obra fue denunciada y aquí es donde surgió toda la polémica que llega hasta la actualidad. El Tribunal Supremo, tras 20 años de procedimiento judicial, confirmó la demolición de la actuación realizada sobre el teatro en un plazo máximo de 18 meses, que como podéis ver, no se ha llegado a ejecutar. Juzgad vosotros mismos si la restauración del edificio respeta el carácter arquitectónico e histórico del teatro. ¿Merece la pena gastar una enorme cantidad de dinero primero en restaurar y luego en demoler parte del teatro romano para celebrar conciertos y algún festival de teatro una o dos veces al año? En mi opinión ahora sí que puede considerarse una auténtica ruina.

El Teatro Romano de Sagunto, antes y después de la restauración

Si aún os quedan fuerzas podéis subir el cerro hasta alcanzar los restos del castillo que está formado por varias ampliaciones hechas en diferentes épocas - íbera, romana, musulmana, medieval -. Las vistas sobre Sagunto y la costa son impresionantes pero hay que hacer un esfuerzo considerable para llegar allí.

Vistas al castillo
Un poco alejado del centro de Sagunto existe un espacio arqueológico llamado Via del Pórtico y Domus dels Peixos. Bajo un bloque de viviendas de nueva construcción se encuentran más de 3000 metros cuadrados de vía romana perfectamente conservada que se puede visitar junto con un museo que muestra cómo era una casa romana del s. II. Para la visita debéis pedir cita en la oficina de turismo ya que su horario es un poco particular.

video

Y hasta aquí nuestra visita a Sagunto o Saguntum o Morvedre que era su nombre medieval. Morvedre o Muri Veteri significa "muros viejos" que es como debieran haber permanecido los muros de su teatro.

Susana

4 comentarios :

  1. Seguro que merece la pena invertir el tiempo paseando y admirando todo lo que nos va saliendo al paso en Sagunto. Incluso subir al castillo donde las vistas desde arriba compensan el esfuerzo. Los teatros romano siempre me han parecido espacios espectaculares por las historias que encierran y esta bien que los recuperen para darles su uso original. Aunque este concretamente me ha decepcionado la restauración llevada a cabo.

    ResponderEliminar
  2. Coincido contigo Susana, que es una verdadera lástima lo que han hecho con el teatro romano de Sagunto, desde mi humilde opinión creo que no ha merecido la pena invertir tanto dinero en una restauración pésima para dejarlo peor de lo que estaba. Aunque el pueblo bien merece una visita y sobre todo disfrutar de sus playas.

    ResponderEliminar
  3. Pues tienes razón Susana, la restauración llevada a cabo es un horror, parece cualquier cosa menos un antiguo teatro romano.
    Independientemente de esto me ha gustado mucho lo que nos cuentas sobre la historia de Sagunto y los lugares para visitar. Estuve allí hace varios años y sólo recordaba su castillo.

    ResponderEliminar
  4. #Sagunto es pura historia, romanos, musulmanes, judíos, que dejaron su impronta en el pueblo. Un teatro romano, enorme, con una mas que dudosa restauración, un recinto amurallado musulmán y medieval, una pequeña judería, edificios góticos, etc.. Vamos una oportunidad de recorrer en relativamente poco espacio muchísimos siglos de historia. Un auténtico descubrimiento. Quisiera decir que la restauración del teatro es una calamidad, pero aún así hay que conocerlo e imaginar lo que puedo ser, el enclave del mismo y el recinto amurallado que está por encima forma un conjunto único. Si tenéis la oportunidad de conocerlo no lo penséis, animaros. Gran trabajo Susana, como siempre concisa y amena.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... ""