lunes, 15 de febrero de 2016

The Elephant House, la cafetería donde nació Harry Potter

En Edimburgo encontraréis una amplia variedad de pubs tradicionales y cafeterías donde darnos un respiro en nuestro recorrido por la ciudad. De todos ellos no se me ocurre un lugar mejor para disfrutar de un buen café o de un té gourmet que The Elephant House, la cafetería donde nació Harry Potter.


Cuentan que la escritora sobrevivía en la ciudad de Edimburgo con muy escasos recursos, incluso aseguran que no podía pagar las facturas de electricidad de su casa y apenas llegaba a fin de mes. En este local que también es restaurante, J. K. Rowling redactó las primeras líneas de "Harry Potter y la piedra filosofal". 





La Sra. Rowling se dirigía todos los días a The Elephant House donde se sentaba en una mesa del fondo de la cafetería, pedía un café y se pasaba las horas escribiendo sumergida en su mundo de fantasía.


Desde las ventanales que hay junto a la mesa donde se sentaba la escritora se tienen vistas al castillo de Edimburgo que resulta fascinante. Además también se puede contemplar el famoso cementerio de Greyfriars, lugar que le sirvió de inspiración para crear su historia.



J. K. Rowling, ya millonaria y sin problemas para pagar sus facturas, escogió también otro escenario de Edimburgo para escribir la última parte de la saga, una habitación del lujoso hotel Balmoral en Princess Street. Concretamente en la habitación 552, en la que podéis pasar la noche por unas 1000 libras.
Gracias a la Sra Rowling, The Elephant House se ha convertido en lugar de peregrinaje para todos los fans de Harry Potter. Encontraréis la cafetería siempre a rebosar, muchos estudiantes acuden allí a escribir, a leer o simplemente a pasar el rato mientras disfrutan de un excelente café.



Me llamó la atención ver que, al contrario de lo que pasa en otros lugares, puedas estar todo el tiempo que quieras tomándote algo sin que ningún camarero venga a retirarte el cubierto o a preguntarte si vas a tomar algo más a cada rato. Además las mesas se comparten, es decir, si estas sentado en una mesa y quedan sitios libres, cualquiera que llegue puede sentarse a tu lado y entablar una conversación. La verdad es que me resultó bastante curioso.



En el interior de la cafetería sus dueños siguen manteniendo la decoración que tuvo en sus principios. Sus paredes están salpicadas de varias imágenes de elefantes y el lugar resulta muy acogedor. Por cierto, no abandonéis la cafetería sin echar un vistazo a los lavabos que se ha convertido en un atractivo más del lugar. Muchos fans han dejado un mensaje en las puertas, paredes incluso en el techo con comentarios de todo tipo y con la esperanza que la escritora vuelva algún día y los llegue a leer.





Así que si os encontráis en Edimburgo y sois fans de Harry Potter o simplemente os apetece pasar por aquí, acercaos a The Elephant House y quizás os llegue la inspiración como a la Sra. Rowling, que como bien sabéis no le ha ido nada mal.


                                                                                                                                                            Loli

4 comentarios :

  1. No es difícil imaginar por qué J.K. Rowling eligió este café para comenzar a escribir su novela. Tiene todo lo que un buen escritor necesita: un interior acogedor, litros de café, mucha gente en la que fijarse y unas vistas al castillo de Edimburgo que dejarían volar la imaginación del cualquiera hasta ese mundo de fantasía y magia que es el universo de Harry Potter. Te felicito por tu acertada recomendación.

    ResponderEliminar
  2. El lugar es agradable y acogedor además resulta fácil imaginar a la autora de Harry Potter, sentada, bebiendo café, mirando por la ventana, viendo el castillo y comenzando a escribir la historia. Vale la pena conocer esta cafetería, es una parada casi obligatoria en Edimburgo.

    ResponderEliminar
  3. Las vueltas que da la vida, de no poder pagar las facturas a alojarse en el Hotel Balmoral. Los cafés tomados en este agradable The Elephant House dieron sus frutos. La escritora debió de crearse su propia burbuja y en ella desplegó toda la fantasía y magia que refleja en sus libros.
    Seguro que es un sitio muy visitado en Edimburgo.

    ResponderEliminar
  4. Parece un lugar muy agradable y tranquilo, no me extraña que J.K. Rowling diera aquí rienda suelta a su imaginación para crear a Harry Potter. Seguro que es un sitio de peregrinaje para los fans de esta saga que tantos réditos ha dado a su creadora y grandes momentos a sus lectores. Buen artículo Loli.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... ""