jueves, 13 de agosto de 2015

El Museo de la Orangerie, París.

En la capital de Francia descubriréis numerosos museos realmente interesantes, uno de ellos es el de la Orangerie. Situado en pleno Parque de las Tullerías, es un museo no muy grande en tamaño pero grandioso en cuanto a obras de arte se refiere. Su interior alberga una importante colección de pinturas impresionistas y postimpresionistas, entre las que destacan entre otros, las obras de grandes pintores como Cézanne, Matisse, Renoir, Picasso o la obra maestra de Monet "Los Nenúfares".


Suele sorprender a quién lo visita por varios motivos: se trata de un museo espectacular por sus colecciones y por el lugar donde se encuentra ubicado, junto a la orilla del Sena y la Plaza de la Concordia. Su nombre se debe a que este bonito edificio antes de ser museo fue, entre otros muchos usos, el antiguo invernadero de naranjos del Palacio de las Tullerías.




 

Aunque puede hacerse perfectamente en una visita corta, mi consejo es recorrerlo sin prisas, disfrutando de sus colecciones, todo un placer que lleva su tiempo. De entre todas las obras expuestas seguramente lo que más os llame la atención sea "Los Nenúfares" de Monet. Se encuentran en dos salas ovaladas que fueron especialmente diseñados por el pintor para este museo. Monet realizó estos ocho grandes murales captando los cambiantes puntos de vista de la luz sobre el agua, en el estanque de jardín de su casa en Giverny.


Monet indicó cómo debían ser expuestos y la sensación que provoca en el espectador aunque el artista nunca vio su obra expuesta porque murió unos meses antes de que se inaugurara el museo. Los ocho murales de Monet con sus Nenúfares invitan a relajarse, sentaos frente a ellos, contempladlos y olvidaos del tiempo.


El museo de la Orangerie está rodeado por un hermoso jardín donde se pueden admirar esculturas de Rodín, además, una vez recorrido el museo, como nos encontramos junto a los jardines de las Tullerías, os recomiendo que los disfrutéis. Veréis como resulta un placer dar una vuelta por este bello lugar de recreo y esparcimiento de la capital francesa.


Fueron creados en el siglo XVI cuando Catalina de Médici, ordenó construir un palacio con su jardín en un espacio que ocupaban unas antiguas fábricas de tejas, “tuilles”, de ahí su nombre. Del palacio nada queda, fue destruido por la Comuna de París y el jardín por el que podemos pasear hoy nada tiene que ver con el que conoció la alta sociedad de la época. Estos son obra de André le Nôtre, el mismo que también diseñó los jardines de Versalles.



Os diré que fue el primer jardín público de París y hoy continúa siendo uno de los favoritos de todos los parisinos. Los jardines son atravesados por un amplio paseo central con casi un kilómetro de longitud donde pasear tranquilamente. Encontrareis fuentes, estanques y una magnífica colección de esculturas.



Como curiosidad, decir que tenéis a vuestra disposición sillas para colocaros en el rincón que más os guste del jardín. Así que no viene mal tras la visita al museo de la Orangerie o después de una ajetreada jornada situarse cerca de las fuentes y relajarse, disfrutando de ese ambiente de sosiego que transmiten estos jardines.

                                                                                                                                                           Rafa

4 comentarios :

  1. Este es uno de mis museos preferidos en París, Rafa, sobre todo por los impresionistas.
    El Jardín de las Tullerias es inmenso y aunque parezca mentira a veces es imposible encontrar un lugar para sentarse, entre turistas y parisinos siempre está lleno.
    Una inmejorable propuesta para pasar una mañana en París, museo y jardines.

    ResponderEliminar
  2. Cada vez que leo un artículo sobre París más me apetece conocer la ciudad de la luz. No sólo por sus museos como este que nos traes hoy al blog magníficamente explicado sino también por la cantidad de parques y jardines que adornan la capital francesa. París es mucho más que la torre Eiffel y el Louvre y me encanta descubrirlo gracias a entradas como esta.

    ResponderEliminar
  3. París es una ciudad espectacular que cautiva por su inmensidad, sorprendiendo a todos los que la visitan por su gran variedad de monumentos que tiene para ofrecernos, como este interesante museo que puede pasar totalmente desapercibido entre tanta grandiosidad.

    ResponderEliminar
  4. Rafa apuntado queda en la agenda visitar este museo y los jardines cuando vaya a conocer París, ya sólo por la sala de Monet con los nenúfares merece la pena conocerlo. Un rincón parisino muy interesante. Buenísima aportación, gran trabajo.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... ""