lunes, 11 de mayo de 2015

El tranvía 22, Oporto

Una original manera de recorrer el centro de la ciudad de Oporto es a bordo de uno de los tranvías más pintorescos, el tranvía nº 22.

Tranvía 22


Actualmente existen 3 líneas de tranvía en la ciudad con una función meramente turística, como el nº 1 que se toma en la Ribeira con destino a Foz. Su recorrido transcurre paralelo al río Douro y finaliza prácticamente en la desembocadura del mismo con una longitud de 5 kms. Sin embargo una opción más corta y turística es el tranvía nº 22 que realiza un recorrido circular por el centro de Oporto. Por el módico precio de 2,5 euros podemos subir en la Rua de Carmo donde inicia su recorrido y llegar hasta Batalha para regresar al punto de partida por un itinerario diferente. Hay que aclarar que este paseo puede hacerse perfectamente a pie aunque algunas de las calles son muy empinadas como la Rua 21 de Janeiro pero se trata de una buena opción para los que van con niños o para descansar tras un largo día y es muy pintoresco.



Parada del tranvía
Además de su atractivo exterior que recuerda a los tranvías de San Francisco, el interior es muy bonito, con paneles de madera, asientos estrechos y agarraderos antiguos, las luces también son típicas y el conductor puede tocar la bocina pisando un pedal en el suelo. A nuestro paso muchos turistas se detenían a saludarnos y a tomar fotografías. La verdad es que es todo un espectáculo al igual que cuando el tranvía alcanza el final de vía en la parada de Batalha justo al lado de la estación del funicular. En este punto el conductor debe desmontar volante y asiento y llevarlos a la cabecera opuesta del tranvía para arrancar de nuevo esta vez en la otra dirección. Los asientos son reversibles y todo el proceso es una atracción turística en sí.

Interior del tranvía

Para los más interesados en este tipo de vehículos existe un museo en la ciudad, el Museo do Carro Eléctrico, al que se puede llegar tomando el tranvía nº 1. En él podéis conocer más acerca de este transporte que lleva circulando por Oporto desde el siglo XIX, ver antiguos vagones restaurados o el primer tranvía que existió en la ciudad, de origen americano, que requería de la fuerza de dos caballos para desplazarse.

Iglesias de los Carmelitas y del Carmen

Durante el paseo en este "carro eléctrico" se pueden ver algunos de los puntos más importantes del barrio de la Baixa; las barrocas iglesias del Carmen y de los Carmelitas, vecinas entre sí, el antiguo edificio de la Universidad de Oporto y Museo de Ciencias Naturales, la iglesia y Torre de los Clérigos uno de los puntos más altos del casco histórico, la Plaza da Liberdade con la cercana iglesia de los Congregados, la iglesia de Santo Ildefonso con su fachada de azulejos en la Plaza de Batalha, el Teatro Nacional Sao Joao, así hasta alcanzar la muralla a pocos pasos de la Sé (catedral de Oporto). Por el camino de regreso tomaremos la Rua de Passos Manuel, dejando a un lado el famoso Café Majestic y bajando por la Rua de Dr. Magalhaes Lemos cruzaremos la Avenida de los Aliados presidida por el Ayuntamiento y subiremos de nuevo hacia la Plaza de Gómez Teixeira donde finaliza el recorrido en la misma parada que se inició. 

Mapa del centro de Oporto y tickets del tranvía


Fachada de Lello e Irmao
En los alrededores hay mucho que hacer. Tomar un café en uno de los establecimientos más antiguos de Oporto, el Café Piolho, frecuentado por alumnos de la universidad. También se encuentra muy próxima la conocida librería Lello e Irmao con su característica fachada. Tenéis que descubrir su increíble interior con una espectacular escalera, una colorida vidriera en el techo y unos curiosos vagones para transportar libros. Con suerte, si acudís entre semana por la mañana y fuera de temporada, podréis degustar un café con vistas desde los ventanales de la planta superior. Es un imprescindible en la ciudad. Justo al lado de la librería comienza la Rua Galerías de París, proyectada en sus inicios para ser cubierta con una techumbre que albergara numerosas tiendas al estilo de otras ciudades europeas pero el proyecto se canceló por falta de fondos. Aún así aquí se encuentra la tienda A Vida Portuguesa, una de las más bellas que encontramos en la ciudad. En este bonito establecimiento se venden antigüedades y todo tipo de objetos típicos y artesanales de las últimas décadas. Aunque para verdaderas antigüedades os recomiendo el mercadillo justo en la calle paralela que se celebra cada sábado. Tiene verdadero sabor portuense.


Mercado de antigüedades
Ya veis que el centro de Oporto ofrece un abanico de posibilidades para hacer compras, tomar café y detenerse a admirar los edificios y monumentos que la pueblan. Subir al tranvía nº 22 es toda una experiencia por descubrir.

Susana

5 comentarios :

  1. De esas experiencias pintorescas que te dejan muy buen poso. Después de patearte la ciudad de arriba abajo literalmente, montarte en este tranvía y verlo desde otra perspectiva, otro ángulo es muy interesante. Y si además el propio vehículo en sí es una obra de arte mejor que mejor. Susana muy bien descrito en el artículo las sensaciones que produce, estoy totalmente de acuerdo contigo lo aconsejable de realizar este pequeño recorrido por el centro de Oporto. Gran trabajo.

    ResponderEliminar
  2. Muy bien explicada la ruta por Oporto de este tranvía, Susana.
    Para mi tiene mucho atractivo subir en uno de ellos, de hecho cuando viajo y existe la posibilidad siempre los uso. Los antiguos tranvías de madera son preciosos, con ese tipo de ventanas, asientos y la peculiar forma de conducirlos. Si además tienen parte exterior descubierta, ya ni te cuento. Es una forma divertida de recorrer lugares emblemáticos, disfrutando doblemente.

    ResponderEliminar
  3. Los tranvías poseen varias peculiaridades que los hacen especiales, son un medio de transporte singular además ese carácter nostálgico y romántico que tienen debido a la belleza de sus vagones nos proporcionan un viaje de lo más placentero.
    Una excursión muy buena que nos acerca de una forma diferente a los puntos de interés con los que cuenta Oporto.

    ResponderEliminar
  4. Oporto es un sitio muy seductor, no cabe duda de que si se recorre y descubre esta ciudad vamos a encontrar un montón de lugares, iglesias y calles interesantes, además poder recorrerlo en estos pintorescos tranvías tiene que ser toda una experiencia.
    Excelente destino el que nos acercas Susana, seguiremos tus recomendaciones.

    ResponderEliminar
  5. Para moverse por Oporto aconsejan comprar la tarjeta andante 24 horas, pero nadie informa que la citada tarjeta solo sirve para autobus y metro, si quieres utilizar el tranvia o fonicular tienes que pagar aparte su importe, por lo que aconsejo no comprar la tarjeta andante, pues los metros por la Cudad de Oporto no van a ningún sitio de interes para visitar y los autobuses al no tener un plano por donde circulan no se pueden utiizar, aconsejo caminar es lo más sano y llegareis a todos los lugares de interés, en cuanto al tramvia aconsejo la linea 22 que al ser circular que con pagar un billete puedes disfrutarlo hasta una hora.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... ""