jueves, 7 de mayo de 2015

Los Pilones en la Garganta de los Infiernos

En Extremadura me encontré con pequeños rincones singulares en los que poder disfrutar plenamente de la naturaleza. Os acerco hoy al paraje conocido como Los Pilones, en la garganta de los infiernos, un lugar que pese al nombre de la garganta resulta muy apacible.


Visité el centro de interpretación de la reserva natural, Garganta de los Infiernos en el Valle del Jerte, donde encontré toda la información necesaria para descubrir su fauna, vegetación y como se originó la garganta. La ruta hacia los los pilones sale justo desde allí, todo el camino está debidamente señalizado y su recorrido será de aproximadamente seis kilómetros ida y vuelta donde iremos saboreando cada rincón del camino.




Es una ruta sencilla aunque un poco complicada en los primeros tramos debido a la fuerte pendiente que hay que sortear. Me adentré en la espesura del frondoso bosque siguiendo la senda marcada. Después de un buen trecho entre castaños, helechos y robles, aproximadamente en una hora el camino me compensó con un paisaje increíble, la espectacular garganta tallada por el río. Sólo por las vistas que se obtienen ya se justifica el esfuerzo realizado. Los Pilones se encuentran dentro de un espacio natural de los más atractivos de la provincia.



Al llegar a Los Pilones, me esperaban unas pozas o piscinas naturales que se han formado en las rocas debido a la erosión circular del agua sobre el granito. Este paraje es muy conocido y por lo general, muy frecuentado. Toca sus aguas y si la temperatura lo permite, incluso métete dentro. En verano mucha gente aprovecha para darse baños en las frías aguas de sus pozas.



Después de disfrutar de la belleza natural y paisajística del entorno me quedé con las ganas de continuar garganta arriba por el mismo cauce descubriendo rincones idílicos, gargantas y saltos de agua que van a parar al Jerte, el río que da nombre al valle. Si lo prefieres para terminar la visita puedes volver por el camino andado o tomar una pista forestal, el recorrido resulta menos atractivo pero también menos cansado.


A toda esta riqueza natural hay que sumar la artística. El Valle del Jerte es tierra bien servida de encantos con valiosos ejemplos de arquitectura popular y antiguas tradiciones.


                                                                                                                                                           Rafa

4 comentarios :

  1. ¡Qué gran propuesta, Rafa! Hace ya algún tiempo que queremos realizar esta ruta que nos han recomendado varias personas y que es espectacular. Nuestras escapadas al Valle del Jerte siempre han sido en invierno o primavera y nos gustaría poder hacerla en verano para aprovechar el buen tiempo y bañarnos en sus frías aguas. Lo anoto en mi agenda.

    ResponderEliminar
  2. Hace años que hice esta excursión y me encantó. Os aseguro que el paseo y el esfuerzo merecen la pena, la garganta es espectacular y la zona de los pilones increíble. Hay que tener en cuenta que es uno de los recorridos más famosos del Valle del Jerte, así que durante la semana la zona es muy tranquila pero imagino que con el buen tiempo debe ser un auténtico caos durante los fines de semana.

    ResponderEliminar
  3. Siempre me ha llamado la atención el nombre de este paraje “Garganta de los Infiernos”. O te entran muchas ganas de ir para allá o casi prefieres ni acercarte, jajaja.
    Hicimos esta misma excursión en primavera, espectacular el sitio. Había mucha agua y era curioso ver los agujeros redondos de las piedras y sus formas caprichosas, alrededor estaba todo muy verde y nos pareció un lugar realmente bonito. Muy buena tu propuesta, Rafa.

    ResponderEliminar
  4. Tengo una espinita clavada con el valle del #Jerte, por diversos motivos que no vienen al caso. Solo decir que para sacarme la espina esta magnífica excursión es ideal. Gran guía Rafa con unas excelente fotos. #Extremaduranunadefrauda.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... ""