lunes, 6 de abril de 2015

Santa María La Blanca, la sinagoga Mayor de Toledo

Santa María La Blanca constituye uno de los conjuntos más notables de arquitectura religiosa judía en toda España. Los judíos de Toledo se instalaron en el sudoeste de la ciudad en el viejo barrio árabe de Madinat al-Yahud donde disfrutaban de un régimen judicial y administrativo propio además de conservar intactas todas sus tradiciones.


No se sabe con certeza la fecha de su construcción debido a la falta de datos documentales aunque parece ser que este edificio pudo ser levantado a finales del siglo XII y tras sufrir un gran incendio se reconstruyó en gran parte a comienzos del XIII. Una inscripción tallada en una de sus vigas, así lo atestigua. Estuvo en uso más de doscientos años, convirtiéndose en la Gran Sinagoga de Toledo.




Fue Abraham Ibn Alfachar, consejero y embajador del rey Alfonso VIII quien mandara construir este importante monumento formando parte de las diez sinagogas que contaba la ciudad, de las que sólo dos quedan hoy en pie, la del Tránsito y esta de Santa María la Blanca “la mayor y más hermosa sinagoga de España”, como así la denominaron.



Después de la expulsión de los judíos esta sinagoga se transformó en la iglesia de Santa María la Blanca, nombre dado por la imagen de la virgen que albergaba. Existe una copia de esta virgen en el coro de la catedral.



El aspecto de esta antigua sinagoga toledana no resulta nada destacable exteriormente, sin embargo sorprende su interior por su amplitud y claridad, es completamente blanca haciendo alusión a su nombre, combinando elementos arquitectónicos que le dan al conjunto una gran belleza.


Lo primero que llama la atención son sus amplios arcos de herradura repartidos por las cinco naves y que sostienen la techumbre de madera del templo. Aunque sobre todo destaca la decoración de estucos, cuyos sinuosos y elegantes adornos delatan su origen islámico. Sus 32 capiteles son de estilo mudéjar decorados con motivos vegetales entrelazados. En apariencia parecen todos similares aunque en realidad son todos distintos.


Evidentemente esta antigua sinagoga da testimonio del intercambio artístico y cultural que existía en la Península Ibérica. En la actualidad ya no se realiza culto en ella y esta abierta al público aunque sé que resultara difícil, pues siempre esta repleta de turistas, si tenéis oportunidad de visitarla con poca gente admiraréis verdaderamente este lugar de culto dotándole de un aire muy espiritual.


No lo dudéis, si hay en España una ciudad llena de arte y de historia, esa es Toledo.


                                                                                                                                                            Loli

4 comentarios :

  1. Tienes razón, Loli, Toledo es una de las ciudades españolas con más historia.
    Esta antigua Sinagoga situada en el barrio de la judería, es de gran belleza por su conjunto de arcos, columnas y capiteles. Es una visita fundamental cuando se está en Toledo.

    ResponderEliminar
  2. Por algo se le llama la ciudad de las 3 Culturas!! La judería de Toledo es una de las mejor conservadas de España y prueba de ello es esta mezquita, junto con la del Tránsito y la del Cristo de la Luz. El entramado caótico de calles invita a perderse por esta ciudad. Yo tuve la suerte de conocer esta histórica sinagoga en una excursión escolar hace muchos años. Realmente el blanco de su interior es impresionante así como los motivos vegetales y geométricos de sus capiteles. Una belleza.

    ResponderEliminar
  3. Toledo es una experiencia en si misma, es como parque temático del arte y la cultura, tienes multitud de atracciones para montar, para todos los públicos y para todo los gustos. Esta sinagoga que nos muestras Loli, sería una atracción de relax y deleite para recorrerla con tranquilidad, observando lo impoluto de su color blanco y sus magníficos arcos y capiteles. Buen artículo.

    ResponderEliminar
  4. Un monumento que cuenta una parte de la historia de esta maravillosa ciudad, del que destacaría su sencillez y la exquisita decoración. Este bello templo, resulta un admirable ejemplo de intercambio cultural. Una Sinagoga construida por árabes para judíos y que también sirvió de templo cristiano.
    Si queréis saber más sobre la cultura judía, no olvidéis visitar la sinagoga del Tránsito y su interesante museo, una verdadera maravilla que no hay que perderse.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... ""