lunes, 25 de febrero de 2013

Salamanca, la ciudad dorada


Hablar o escribir sobre una de las ciudades más monumentales que hay en España es difícil. Demasiado arte e historia concentrado en unas cuantas calles como para que sea sencillo dar una imagen de esta sorprendente ciudad. Salamanca es una ciudad viva, siempre llena de gente a cualquier hora del día o de la noche. Es tal la belleza de Salamanca y son tantos los rincones que merecen una visita que es difícil decidir por donde empezar.


Pero antes de adentrarnos en la ciudad quiero hablaros del Parador, del que guardo muchos y buenos recuerdos. Fue mi primer Parador en el que me alojé, hace ya muchos años. Recuerdo que tardamos un buen rato en encontrarlo, imaginaba que se encontraría en algún edificio histórico dentro de la ciudad. Una vez encontrado me quedé un poco desconcertada porque no me imaginaba encontrar un edificio de nueva construcción. Un poco desilusionada por la primera impresión. Fue entrar en la habitación, descorrer las cortinas y quedarme sin palabras. Ante mi tenía, como si de un mirador privilegiado se tratara, las vistas del casco monumental de Salamanca, una imagen que no se me olvidará nunca. Fue cuando descubrí que el encanto que guardan los paradores no siempre es visible a primera vista.



El Parador se encuentra al otro lado del río Tormes, fuera de la zona histórica. Para acceder al centro de Salamanca no es necesario coger el coche, se puede llegar fácilmente andando, en un agradable paseo, cruzando el río a través del Puente Romano.


Sin duda es la Plaza Mayor el lugar favorito, donde turistas y salmantinos se dan cita diariamente. De estilo barroco, esta plaza es una de las más bonitas y elegantes de España. Salamanca cuenta con dos catedrales: la Vieja con su original Torre del Gallo y la Nueva con su magnífica fachada plateresca, una románica y otra gótica. Dos edificios con estilos diferentes que forman un interesante conjunto monumental. Recorrer esta ciudad universitaria por excelencia, disfrutando de sus innumerables iglesias, conventos y palacios es todo un placer. No hay que perderse la Universidad Pontificia que es conocida como la Clerecía, el Convento de San Esteban, obra cumbre del plateresco en España o el Palacio de Monterrey, propiedad de la Casa de Alba. Recomiendo visitar la Casa de las Conchas, con su curiosa fachada, patio y su hermosa galería o el Huerto de Calixto y Melibea, donde los enamorados se daban cita en la obra de La Celestina. Y cómo no, la archiconocida universidad, con su famosa rana incluida. Es la universidad más antigua de España y su portada plateresca única en el mundo.




Estos son tan solo algunos de los muchos monumentos que no se pueden dejar de visitar. Salamanca, cuenta con suficientes atractivos para pasar unos días estupendos. No os perdáis el color dorado que adquiere la piedra de los edificios, al caer la tarde en un día soleado o con la iluminación nocturna, sera un recuerdo inolvidable.

Si os acercáis a conocer esta ciudad, os recomiendo sin dudarlo alojaros en el Parador, cojáis las habitaciones con vistas a la ciudad y disfrutéis de día o de noche de esta ciudad de ensueño.



No cabe duda que Salamanca es una de las ciudades más bonitas de España, donde el arte se mezcla con la historia. Un auténtico museo al aire libre.

                                                                                                                                                                                           Loli

5 comentarios :

  1. Desde luego, el Parador tiene unas vistas fantásticas... Quizá su baza más importante... Aunque le han surgido competidores de gran nivel más próximos al casco histórico. Sin ninguna duda, lo mejor de Salamanca es que su patrimonio está muy vivo, tanto de día como de noche: doblemente agotador pero también muy enriquecedor combinar esas dos visiones de una ciudad tan histórica como literaria.

    ResponderEliminar
  2. Un artículo muy bueno ilustrado con unas hermosas fotografías de Salamanca, sin duda se nota que disfrutasteis de esta escapada. Impresionantes las vistas desde el Parador de una de las más bellas ciudades de España. Enhorabuena por este magnífico trabajo.

    ResponderEliminar
  3. Salamanca tiene un patrimonio espectacular, Me gustaría destacar el Museo Art Nouvea y Art Déco Casa Lis, es digno de ver, Colecciones de vidrio, bronce, muñecas y otras muchos objetos que te dejan impresionados. Muy muy recomendable. Por otro lado, al ser una ciudad universitaria, el tapeo está garantizado regado con un buen vino que no falte. Atención al buen jamón, las patatas revolconas, el hornazo y otros muchos manjares. Gran artículo y mejores fotos.

    ResponderEliminar
  4. Es una de mis ciudades preferidas, me encanta pasear por sus calles siempre bulliciosas. Quizás sea La Universidad el monumento mas representativo, aunque cualquier edificio es increíble en esta ciudad. Todo el que visita Salamanca queda fascinado ante tanto arte.

    ResponderEliminar
  5. Salamanca es una ciudad preciosa y muy interesante por la cantidad de monumentos que posee. Tiene un ambiente muy animado y siempre hay mucha gente paseando o tomando algo en sus bares y terrazas.
    Recuerdo que en una de mis visitas hubo una exposición de esculturas de Rodin, impresionantes, me encanta este escultor y ver su Balzac en el centro de la Plaza Mayor o Los burgueses de Calais en el espectacular patio de las Escuelas Menores, hizo que el recorrido por esta ciudad fuera inolvidable, aunque hayan pasado ya muchos años, me resultó fascinante la mezcla de arquitectura y escultura, desde entonces, Salamanca me parece un lugar especial.
    En cuanto al Parador, tiene una vistas estupendas de la ciudad y es un sitio muy agradable para alojarse. Muy bonitas tus fotos, tanto las de la ciudad como las del Parador, gracias Loli

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... ""