jueves, 14 de febrero de 2013

El Castillo de la Coracera, en San Martín de Valdeiglesias


Siempre que he pasado por la población de San Martín de Valdeiglesias (Madrid), me ha llamado la atención la silueta del castillo que domina el pueblo. Aunque hacía tiempo que sabía su historia, no lo conocía personalmente. Así que decidí acercarme a esta curiosa fortaleza que nos transporta a otros tiempos. Durante años se encontró cerrado y en estado de abandono. Hoy es propiedad del ayuntamiento y de un particular. 


El castillo en apariencia no es muy grande y tiene un buen aspecto. Se encuentra en el interior del mismo pueblo y lo primero que me llama la atención es que la altura de sus murallas es de muy baja altura, imagino que quien lo construyó no pensó mucho en la defensa. Accedemos a su interior a través de una portada con arco de medio punto, a continuación atravesamos unos bonitos torreones almenados y una vez dentro nos encontramos con el patio de armas de planta cuadrada. El castillo se construyó alrededor del S. XV y se atribuye su construcción, al poderoso valido de Juan II de Castilla, Álvaro de Luna. Fue utilizado como residencia de nobles y reyes, durante la época de cacería y en él se alojaron Juan II, Enrique IV e Isabel la Católica, después de ser reconocida como heredera de Castilla, en el cercano paraje de los Toros de Guisando.



Después de pasear por parte de la barbacana, visité las pocas dependencias que conserva tan solo la capilla y la torre del homenaje donde podremos subir hasta la azotea, observe el pueblo y el entorno natural que le rodea. El día de mi visita, el interior de la torre se encontraba vacío pero su interior suele alberga exposiciones de pintura y escultura. Mientras recorro sus pocas dependencias, recuerdo que como todo buen castillo tiene su propia leyenda negra, una historia que aunque puede parecer antigua en realidad es muy reciente.
En 1985, murió su último propietario, un personaje enigmático y despiadado que vivió rodeado de escándalos y de borracheras interminables. Cuentan que como compañeros inseparables tenia un tigre y una leona que se paseaban por los jardines del castillo. Esto era un peligro constante y tenía en vilo a todo el pueblo, pues como he dicho anteriormente la muralla que rodea el castillo es bastante baja y fácil de saltar.
Este personaje era aficionado a sesiones de espiritismo, al ocultismo y a las orgías. Todas las mujeres que penetraban en esta fortaleza no se imaginaban cuál podía ser su destino. Muchas de ellas eran metidas en una jaula con los felinos para más tarde ser expulsadas del castillo desnudas.



Hasta que un buen día Juan Fernández Ganza, así se llamaba tan cruel personaje, apareció muerto en la cama con un tiro en la cabeza. La versión oficial determinó que fue un suicidio, pero no está claro si pudo tratarse de un asesinato aún sin resolver. Hay quien dice que en el castillo habitan fantasmas y que está maldito. Esto no hace más que alimentar la leyenda.
Antes de abandonar tan misteriosa morada, eche un vistazo a la bodega donde se encuentra la vinoteca. Un centro de interpretación del vino con Denominación de Origen Vinos de Madrid. Se encontraba cerrada, así que me quede con ganas de saber algo más sobre esos grandes desconocidos que son los vinos de la Comunidad de Madrid.


Me gustó mucho conocer este magnífico castillo, para muchos maldito que se encuentra a unos 72 kilómetros de Madrid.

                                                                                                                                                                       Rafa

5 comentarios :

  1. Me gusta mucho visitar los castillos, ver sus murallas, almenas y torres, y recorrer todos sus recovecos y estrechas escaleras, además aunque todos son parecidos no hay ninguno igual.
    Este no le conozco, parece muy bien conservado, la leyenda reciente que lo envuelve da algo de miedo, no creo que a ninguna mujer le quedasen ganas de entrar allí.
    No sabía que hubiera un Centro de Interpretación de Vinos con Denominación de Origen de Madrid instalado en este castillo, otro motivo más para visitarlo, gracias, Rafa por tu interesante artículo.

    ResponderEliminar
  2. La última vez que estuve en San Martín de Valdeiglesias el castillo se encontraba cerrado y al preguntar en el pueblo nos dijeron que era de propiedad privada así que desconocía que este hecho hubiera cambiado y ahora se pudiera visitar e incluso que albergara un centro de interpretación de los vinos de Madrid. En cuanto a la leyenda negra que lo rodea !qué sería de un castillo sin su fantasma!
    Una opción cuanto menos curiosa que ver dentro de la Comunidad de Madrid. Gracias por la propuesta y por las fotos.

    ResponderEliminar
  3. A mí también me gustan mucho los castillos, me encantan. Y la leyenda que nos has contado sobre él también. Este concretamente se encuentra bien conservado, exteriormente tiene buen aspecto pero en el interior hay poca cosa.

    ResponderEliminar
  4. Curioso personaje el último morador del castillo. Cuando pasé por San Martín de Valdeiglesias hace años era todavía de propiedad privada y no se podía visitar. Ya tengo excusa para volver y ver el centro de interpretación de los vinos de Madrid. Una buena propuesta para una escapada desde Madrid y conocer esta zona.

    ResponderEliminar
  5. Paso a menudo por San Martín de Valdeiglesias pero desconocía la posibilidad de visitar el castillo. Me encanta la leyenda que has contado, le da un toque especial al escenario. Espero poder visitarlo en breve.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... ""