lunes, 22 de octubre de 2012

El Palacio de Cibeles, antigua Casa de Correos en Madrid

Quizás sea uno de los rincones más fotografiados de todo Madrid donde convive con la Diosa Cibeles, un edificio emblemático que cuenta con más de cien años de historia a sus espaldas. Es el Palacio de Cibeles más conocido por los madrileños como el Palacio de Comunicaciones o Casa de Correos.


En el espacio que ocuparon parte de los antiguos jardines del Palacio del Buen Retiro se decidió construir la nueva sede de correos y telecomunicaciones, colocando la primera piedra en 1904 (por cierto unas piedras de un color blanco puro). Observando la monumentalidad exterior veremos como los arquitectos mezclaron diferentes estilos entre el neogótico, neoplateresco, neobarroco o el modernismo, un estilo conocido como ecléctico. También observamos como si de una gran catedral se tratara, su portada con arco de medio punto, tímpano, torres y pináculos, por eso fue conocido como Nuestra Señora de las Comunicaciones. Durante un siglo por este edificio se han paseado millones de historias, en forma de cartas, postales o sellos. Tras un largo proceso de restauración es la actual sede del Ayuntamiento y también de un nuevo espacio cultural denominado ¨CentroCentro¨.



Hace unos meses, aprovechando las jornadas de puertas abiertas, decidí entrar a conocer el interior del palacio y la verdad es que me sorprendió bastante. Se ha respetado el espacio original de las antiguas dependencias. El interior es amplio y luminoso con una gran cantidad de arcos, escaleras de mármol, galerías y techos de cristal. También me gustó mucho las salas de lectura, el auditorio y una exposición fotográfica sobre las obras de restauración del edificio. En la sexta planta hay un restaurante y una terraza bar.
Recomiendo subir hasta la octava planta donde se encuentra la azotea. Desde este mirador tan privilejiado, situado en la torre central con 70 metros de altura, nos ofrece un entorno magnífico (Palacio de Buenavista, Banco de España, Palacio de Linares y Fuente de Cibeles). Debido a la gran afluencia de visitantes hay que sacar un ticket donde te asignan la hora de subida, estando limitado a 50 personas para pases cada 15 minutos. Tiempo suficiente para disfrutar de dichas vistas y hacer las correspondientes fotografías.



El Palacio de Cibeles junto con la diosa ven todo lo que pasa de importancia en Madrid: espectáculos de iluminación y sonido, manifestaciones, cabalgata de Reyes, celebraciones de deportivas, etc.
Una visita más que recomendable de un edificio que impresiona desde fuera y desde dentro.


                                                                                                                                                              Rafa

5 comentarios :

  1. Me parece muy interesante poder visitar este gran edificio tan singular. Esa mezcla de estilos me encanta, su color blanco forman un conjunto muy acorde con lo que tiene a su alrededor. Quizás que ahora sea el ayuntamiento no me convence. me hubiera gustado que hubiera tenido un uso más cultural, pero que le vamos a hacer. Espero visitarlo pronto y disfrutar de esas vistas desde la azotea. Gran artículo Rafa con unas fotos preciosas.

    ResponderEliminar
  2. Una buena propuesta, Rafa, habrá que ir a visitar este palacio y subir al mirador, y con más motivo cuando esté la exposición de la Casa de Alba, será una visita muy completa.
    Conozco algo de su interior, entré varias veces cuando era la Casa de Correos, un espacio muy grande, lleno de mostradores y ventanillas, y mucha gente entrando y saliendo. Por lo que he visto en tus fotos, ha cambiado muchísimo.
    Está ubicado en una zona muy bonita de Madrid. Te han quedado muy bien las fotografías, tanto del palacio, como de la Fuente de Cibeles.

    ResponderEliminar
  3. Hola Rafa, me parece una propuesta muy interesante sobre todo por subir a lo más alto del edificio para disfrutar de las vistas. Hasta que no lo comentasteis la última vez que nos vimos ignoraba que se pudiera visitar.
    Su lugar estratégico entre la Puerta de Alcalá y la Puerta del Sol hacen de este lugar un paso caso obligado para el turista que llega a la capital. Además del color del Palacio esta plaza no puede ser más blanca.
    Las fotos son fantásticas. Gracias por tu artículo y por la recomendación de la próxima exposición. Tomo buena nota

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias por tu propuesta, Rafa. La verdad es que es un edificio impresionante y conocidísimo pero hasta ahora lo he visto siempre por fuera y de pasada, no sabía que se podía subir. Habrá que aprovechar la oportunidad porque seguro que las vistas merecen la pena. Geniales las fotos.

    ResponderEliminar
  5. Me parece un edificio magnífico, realmente precioso, para mi es uno de los edificios más impresionante de Madrid. Solo por ver el edificio por dentro y las vistas desde el mirador, merece la pena una visita. Me parece buena idea que lo hayan elegido como ayuntamiento.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... ""