jueves, 6 de septiembre de 2012

Mi primera experiencia gallega, Las Rías Baixas

Después de varios intentos, este año en el mes de Julio decidimos por fin visitar esta parte Galicia. Ha sido nuestra primera incursión en esta preciosa comunidad y ha sido un éxito, vamos que no será el último que hagamos, tiene multitud de lugares que conocer. Galicia lo tiene todo para disfrutar de ella, una naturaleza exuberante, buenas gentes, una gastronomía de primer orden ( marisco, carne, vino, pescado, patatas, pan, etc. ) y muchísimos lugares de interés cultural y artístico.

Playa de La Lanzada


Elegimos alojarnos en la pedanía de La Lanzada, perteneciente al concello de Sanxenxo, en el Hotel el Delfín Azul, sencillo, con buen desayuno (ojo a la bollería), servicio agradable y habitaciones correctas. Vamos una relación calidad-precio excelente, no necesitábamos más, ya que lo importante era conocer los alrededores y estar en la playa. Por su ubicación es ideal para disfrutar de las maravillosas y extensas playas cercanas, todas con bandera azul y servicio de socorrista. Los arenales son ideales para todo los gustos para los que quieran disfrutar de la arena y la toalla, para los que quieran andar o correr, para los que quieran bañarse (el agua un pelín fría, y lo dice uno que lleva bañándose toda la vida en Santander), para los más pequeños de la casa, vamos un lujo que hay que disfrutar al máximo cuando el tiempo lo permita.


Nos tomamos las vacaciones con tranquilidad, ya se sabe que por el norte, los planes dependen del tiempo, aunque en las Rías Baixas, suele hacer buen clima en verano. Con esto quiero decir que cuando te levantas miras el cielo y si hace bueno lo mejor es coger los bártulos playeros y a disfrutar de un magnífico día de playa, paseando por ella o sentado en la toalla tomando el sol. En mi humilde opinión es mejor dejar las visitas culturales para los días menos propicios para bañarse.


Al decidir que lo mejor para estas vacaciones era no agobiarse para ver un montón de lugares en poco tiempo, creo que lo hemos disfrutado más en todo los sentidos. Tanto en los días playeros como en los culturales-gastronómicos, los hemos exprimido al máximo sin prisa, pero sin pausa.

Lo que más me impresiona de estas zona, a parte de sus playas, es el verde, verde y más verde. Todo rodeado de pinares, mezclado con viñas, viñas y más viñas. Todo está frondoso, lleno de vida, una auténtica y jodida maravilla.

En cuanto a los lugares que visitamos estuvieron O'Grove, Cambados y Combarro. Y la verdad que de cada uno de ellos sacamos su esencia.

Mejillones
Del primero, O´Grove, realizamos una excursión en barco por la Ría de Arousa para conocer las bateas de mejillones, ostras y vieiras con su correspondiente degustación de ese magnífico bivalvo de concha negra y carne anaranjada que hace las delicias de cualquier paladar, hasta el de un pequeñajo de unos 2-3 años que estaba en nuestra mesa en el barco. Se puso ciego, primero se comía el mejillón y después jugaba con las conchas. Lo disfrutó tanto como nosotros. Es increíble lo enorme y ancho de la ría, no te haces una idea hasta que no estás allí, la comparas con la de Pontevedra, y esta se queda pequeñita pequeñita.


Al ataque

Batea
El pueblo en si mismo no tiene nada que destaque, lo que si lo hace es su marisco, su enclave y la cantidad de restaurantes que tienes para poder probar cualquier tipo de marisco y pescado que te apetezca.











El siguiente lugar es Cambados la cuna del albariño. Todo gira en torno a esta denominación de origen única por el tipo de uva y el tratamiento que se le da. Es quizá uno de los mejores vinos blancos del mundo, por ese clima tan peculiar y su ubicación cerca del mar. Visitar una bodega de la zona es una buenísima idea. Nosotros visitamos Martín Codax y por supuesto picamos, compramos unas botellas. El propio pueblo de Cambados tienes un par de bodegas en pleno centro, eso si os recomiendo hacer reserva previa o por lo menos informaros de las horas de visita. Tapear por este pueblo y quedarse a comer muy recomendable. Nosotros estuvimos en Restaurante O'Casal, tomando un menú del día, simplemente de diez. querría mencionar que degustamos la mejor empanada que he probado en mi vida, de pulpo en este caso, se deshacía en la boca, jugosa y sabrosa. Enhorabuena a la cocinera y al restaurante. Como colofón te tomas un café en el Parador de Cambados, en su patio y te quedas como un señor.


Patio Parador de Cambados


Bodegas en Cambados
La empanada




Zamburiñas al ajillo
Por último dejo el mejor lugar para el final, Combarro, un pequeño pueblo en la Ría de Pontevedra que tiene su particularidad en la gran cantidad de hórreos que se encuentran en sus calles del casco histórico. Muy bien conservados, formando un conjunto único y peculiar. La zona esta llena de tiendas y  de restaurantes especializados en marisco. Cenamos en uno de ellos unas zamburiñas al ajillo, navajas, berberechos, una buena ración de pan gallego, un buen albariño y la mejor compañía del mundo, La Susi, Todo al pie de la ría, en un bonito paraje, con los peces y las gaviotas alrededor. Que más se puede pedir en esta vida. Simplemente perfecto.


Combarro

Hórreos en Combarro


Para terminar quisiera reivindicar Galicia como un destino para disfrutar de la vida, de la paz que transmite su naturaleza, sus gentes, todo te invita a paladear y degustar esta tierra. Siempre recordaré el chiringuito encima de la playa más cercana al hotel, viendo el atardecer, tomando una ración de mejillones con dos cervezas Estrella Galicia bien frías. Una imagen que nunca olvidaré, es la definición de desconectar del mundanal ruido y de disfrutar el momento.




Escrito por Filustro


4 comentarios :

  1. Esperaba poder ver este artículo. Reivindicas Galicia como destino turístico y para disfrutar, eso está muy bien y además estoy plenamente de acuerdo. Tengo que decir que es un destino de mis preferidos. Cuanto más viajo por allí más me gusta. Lo tiene todo, espectaculares paisajes, grandes y limpias playas, gente acogedora, preciosos pueblos, escondidas aldeas, un montón de Rías y todas distintas, excelente y variada gastronomía y estupendos vinos, monumentos de todo tipo para visitar, varios Paradores, entre ellos mi favorito…Galicia es, simplemente, una maravilla.

    Me alegro mucho de que lo hayáis pasado tan bien y sobre todo de que hayáis disfrutado.
    Un abrazo y me ha gustado leerte de nuevo.

    ResponderEliminar
  2. Filustro, me ha gustado mucho tu artículo con tu peculiar estilo. Tengo que reconocer que lo bueno se hace esperar y en este caso han sido unas vacaciones redondas con sol, playa, exquisitos manjares y bellos paisajes con la mejor de las compañías.
    Has descrito a la perfección la esencia de Galicia. Galicia calidade!!

    ResponderEliminar
  3. Me alegro Rubén que tu primera experiencia haya sido buena y creo que no será la última por tierras Gallegas .
    Coincido contigo Galicia es espectacular lo tiene todo , unas playas magníficas su gastronomía , sus paisajes una no se cansa de ver tanto verde .

    Las fotos preciosas y bonita puesta de sol .

    ResponderEliminar
  4. Galicia es una de las regiones españolas que siempre me ha soprendido. No es solo por la rica gastronomía:sus carnes, pescados y mariscos, son una autentica exquisitez para el paladar. Este año he tenido la suerte de pasar parte de mis vacaciones en estas tierras y he venido encantado de sus paisajes,playas y sobre todo del vino, excelente.
    Muy bien descrita tu experiencia por tierras gallegas.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... ""