lunes, 6 de agosto de 2012

Frascati y sus Villas en las Colinas Albanas – Italia (3ª parte)


  



   Frascati pertenece a la provincia de Roma, está a 20 kilómetros de la capital, en las Colinas Albanas. Es un lugar pequeño y tranquilo que cuenta con una serie de villas papales construidas entre los siglos XVI y XVII. En ellas residían los Papas, sobre todo durante el verano, junto a sus secretarios, consejeros y cargos de confianza.  Esta zona tenía la ventaja de encontrarse muy cerca de Roma y de disfrutar de una temperaturas suaves y frescas. Estas villas, llamadas Tuscolanas, eran construcciones de gran tamaño, con frondosos y cuidados jardines, que se utilizaban para reuniones sociales, aunque algunas también funcionaban como granjas y estaban rodeadas de viñedos.

   Estas fincas pasaron de mano en mano, teniendo como propietarios a diferentes Cardenales, Obispos y Papas. Más adelante fueron adquiridas por banqueros o por familias ilustres y aristocráticas. Como el caso de Villa Lancellotti, que fue propiedad del Príncipe Filippo Massimo Lancellotti y su esposa la Princesa Isabel.

   Todas ellas recibieron graves daños durante la Segunda Guerra Mundial, después algunas han sido reconstruidas, aunque no están abiertas al público y sólo pueden visitarse con permisos especiales. Las villas tenían suntuosos interiores que estaban adornados con frescos en los techos y paredes, con gran profusión de  imágenes sobre el Antiguo Testamento, escenas mitológicas y representaciones de paisajes, que fueron realizados por prestigiosos artistas de la época. En sus capillas se casaron muchos nobles y se celebraron matrimonios de la realeza.


  

   Entre las Villas Tuscolanas más representativas están Villa Lancellotti, ya mencionada, Villa Mondragone, que pasó a pertenecer a la Universidad, Villa Muti y Villa Falconieri. La más importante es Villa Aldobrandini, conocida también como Belvedere por sus inmensos jardines, su construcción fue por encargo del Cardenal Pietro Aldobrandini, sobrino del Papa Clemente VIII. Giacomo Della Porta, continuador de Miguel Ángel en las obras de la Basílica de San Pedro, fue el que realizó esta villa, con un exterior austero y de líneas sencillas pero con un lujoso interior.

   Villa Rufinella es ahora un hotel. Construida en el siglo XVI tuvo también numerosos dueños entre ellos el Cardenal Francesco Sforza.

   Villa Torlonia tuvo varios propietarios pero fue el Cardenal Scipione Borghese, sobrino del Papa Pablo V, quien lo amplió y además mando construir el Teatro del Agua, una gran fuente con una larga pared, estatuas, jarrones y una empinada escalera. Ya en el siglo XIX fue adquirida por el Príncipe Torlonia y desde entonces lleva su nombre. Después de los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial, quedó totalmente destruida y el edificio se reemplazó por una construcción moderna. Hoy en día sus jardines forman parte de un precioso parque público y pasear por ellos es una auténtica delicia.


   El 8 de Septiembre de 1943 Frascati fue bombardeada, murieron muchas personas y sus palacios y villas fueron casi destruidos. Su catedral, la Basílica de San Pedro Apóstol, construida en el siglo XVII fue restaurada después de la Segunda Guerra Mundial, aunque su interior está prácticamente vacío en recuerdo de los desastres producidos en la guerra. Hay otros bonitos monumentos como el Palacio del Obispo, que tiene dos torres con la curiosidad de que una es cuadrada y la otra circular. Justo al lado hay una pequeña iglesia, Santa María in Vivario, con un bello campanario del año 1300.



  

   El Museo Tuscolano Scuderie Aldobrandini de la Piazza Marconi está instalado en los antiguos establos pertenecientes a esta villa. En él se exhiben parte de los restos encontrados desde la Prehistoria hasta la Edad Media. Es un museo arqueológico con interesantes piezas de la desaparecida ciudad de Tusculum en los Montes Albanos, y que se encontraba en los alrededores de la actual Frascati. Era una ciudad de la Antigua Roma, donde incluso tenía aquí una villa para el descanso el político y filósofo Cicerón.


   Me gustó este museo, pude verlo con tiempo y tranquilidad ya que casi siempre hay pocas personas visitándolo. Me llamó mucho la atención una de sus salas donde hay una colección de maquetas a escala de las Villas Tuscolanas. Algunas de las villas ya no existen y otras ya no tienen el esplendor con el que contaban, por eso me gustó poder contemplar  estos pequeños modelos hechos con mucho detalle.






    La Escuela Española de Historia y Arqueología de Roma en colaboración con la Soprintendenza per i Beni Archeologici del Lazio y dentro de un programa de cooperación con varias universidades españolas, junto con los Museos de Arqueología de Ampurias y Mérida, han realizado diversos estudios para la comprensión y conocimiento de la historia de la antigua ciudad de Tusculum, llevando a cabo excavaciones para después poder catalogar las piezas encontradas. Siempre me ha parecido genial que se puedan llevar a cabo este tipo de colaboraciones, benefician a todos, pudiendo así aprender y mantener el legado histórico.






                                                                                                                                                           Inma                      

4 comentarios :

  1. Precioso lugar nos enseñas Inma. Vaya villas se construía el clero para descansar, estarían muy estresados. Una pena que no se puedan visitar por dentro. Como siempre una fotos espectaculares.

    ResponderEliminar
  2. Que sitios tan bonitos Inma nos enseñas fuera de nuestras fronteras, como vivían y como viven escogen lugares impresionante la nobleza del Papado .

    Unas fotos preciosas que no hacemos muy bien la idea de este lugar .

    ResponderEliminar
  3. Gracias Inma, por darnos a conocer este bonito lugar cargado de historia. Seguro que en estas magníficas villas se urdieron montones de intrigas papales y se tomaron decisiones importantes. Es una pena que por la sinrazón de la guerra de perdiera gran parte del legado histórico y arquitectónico de Frascati pero es fantástico que se continúen realizando excavaciones que nos ayuden a comprender mejor la importancia que Frascati y sus villas tuvieron en la Antigua Roma. Un gran artículo con unas imágenes estupendas.

    ResponderEliminar
  4. Seguramente fuese el estrés y el exceso de trabajo las causas que llevaron al Papado a construir estas maravillosas villas en las cercanías de Roma. Fuera como fuese, me alegro que se conserven para el disfrute de todo aquel que se quiera acercar a Frascati, algunas reconstruidas y otras en hoteles.
    Como siempre un buen artículo y preciosas fotos.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... ""