lunes, 28 de mayo de 2012

Begur y sus Caminos de Ronda


Begur, es una pequeña villa de la Costa Brava que aparece dominada por las ruinas de un castillo medieval y enmarcada por el mar. Dedicada desde la antigüedad a la pesca, hoy su principal fuente de ingresos es el turismo.


Para conocer esta pintoresca villa lo mejor es pasear por sus calles estrechas, todo el casco antiguo es peatonal donde descubriremos la iglesia parroquial de San Pedro, de estilo gótico tardío, casonas de estilo colonial construidas por los indianos (emigrantes que se marcharon a Cuba y volvieron con una considerable fortuna). También encontraremos unas interesantes torres defensivas todas de planta circular construidas para defenderse de los ataques piratas.


Recomiendo subir hasta la zona más alta, donde se encuentra el castillo. Mientras ascendemos nos encontramos con la ermita de San Ramón donde se haya el mirador del mismo nombre, desde donde obtendremos una buena panorámica de la zona. Ya en la cima del castillo, desde su mirador con espectaculares vistas vemos las islas Medas y las montañas del Cabo de Creus. A pesar del esfuerzo merece la pena subir.


A la hora de tapear, ningún otro lugar como las animadas terrazas que se despliegan en la plaza de la Villa, en verano se puede disfrutar de un buen ambiente nocturno, hasta altas horas de la madrugada.


Pero Begur cuenta además con unas calas y playas cada una de diferente características y de una singular belleza. Para disfrutar de esta parte del litoral de la Costa Brava nada mejor que los Caminos de Ronda que son una serie de itinerarios que bordean las calas y que en el pasado era utilizados por agentes de vigilancia para controlar el contrabando. Hoy en día se han recuperado como rutas muy agradables para hacer senderismo o simplemente pasear que también son utilizados por los pescadores. Desde estos caminos se puede acceder a las calas a través de escaleras.


De los cuatro itinerarios que podemos encontrar los hay para todos los gustos. Yo he recorrido los cuatro y cada uno tiene su encanto, los hay llanos y cómodos; otros hay que subir y bajar muchas escaleras. Pero todos ellos tienen en común la belleza del lugar.
Desde la misma cala donde se encuentra el Parador de Aiguablava, sale el camino de ronda que nos llevará hasta la playa Fonda, pasando por Fornells. Es un recorrido de 2 Km. aproximadamente, de dificultad media aunque hay muchas escaleras y resulta algo cansado, bien merece un esfuerzo.


Begur, un verdadero paraíso en el que sobresale la belleza de sus calas y acantilados.


Escrito por Loli

7 comentarios :

  1. Está claro que conoces muy bien la zona y que te gusta la Costa Brava.
    Por lo que comentas de los caminos de ronda tiene que ser muy agradable pasear por ellos, aunque algunos tengan muchas escaleras, pero compensa si es el acceso a una preciosa cala.
    No conozco el Parador de Aiguablava, he visto un montón de fotos espectaculares de él y del lugar en el que está situado.

    ResponderEliminar
  2. Es cierto que este lugar cuenta con una línea de costa preciosa. Me sorprendió la cercanía de los pinos al mar y lo cristalino de sus aguas. Es un paraíso para perderse y disfrutar y además, con un Parador como el de Aiguablava al ladito, ¿qué más se puede desear?

    Me quedó pendiente recorrer alguno de los caminos de ronda que nos describes en tu artículo. Mejor, así tengo excusa para volver de nuevo allí. Gracias por describirnos tan acertadamente esta zona de la Costa Brava, Loli.

    ResponderEliminar
  3. Es una zona increíble de la Costa Brava con unas impresionantes playas y calas de aguas cristalinas. Los caminos de ronda son una manera diferente de recorrer la costa. Begur es un pueblo pequeño, pero muy animado en verano. La ubicación de las ruinas del castillo en lo alto de un cerro, te permite tener unas estupendas vistas de su entorno. Un lugar ideal para disfrutar del mar y de la naturaleza.

    ResponderEliminar
  4. amigosdelafaltriquera30 de mayo de 2012, 13:30

    A mí me encantó el pueblo y toda la zona, ¡¡me faltaron días!!. Gracias a tu descripción he podido volver a ver esas maravillosas calas guardadas en mi memoria. Está claro que Begur no deja indiferente al visitante. Sumamente recomendable para los que no lo conozcais.

    ResponderEliminar
  5. Este último verano conocimos esta zona. Es espectacular, los pinos llegan hasta el mar, las aguas son cristalinas, que más se puede pedir. Un lugar para volver y conocer estos caminos que unen las calas. Solo pudimos disfrutar de la cala de Aiguablava, comimos en el restaurante del parador, muy recomendable.Recorrer el pueblo de Begur, sus calles, las casas de los indianos y el castillo fue una bonita experiencia. Ojo a las vistas desde las ruinas del castillo, merece la pena subir allí. En definitiva, Loli gracias por traernos este trocito de la Costa Brava al blog.

    ResponderEliminar
  6. La verdad es que los paisajes y los rincones que nos ofrece Begur son impresionantes... Uno de los rincones más mágicos de la Costa Brava.

    Enhorabuena por el artículo y por sus fotografías

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias RMC. Begur y sus calas son un destino a tener en cuenta para disfrutar de unas merecidas vacaciones en la Península y, como bien dices, tienen un encanto muy particular.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... ""