martes, 11 de julio de 2017

Sa Calobra y el Torrent de Pareis


Cala de Sa Calobra
La desembocadura del Torrent de Pareis en la cala de Sa Calobra es un lugar abrupto que se ha convertido en una excursión imprescindible en la isla de Mallorca. Se puede llegar a ella por una carretera muy sinuosa y bastante peligrosa que se retuerce como una culebra, de ahí su nombre (Sa Calobra). También se puede acceder en alguno de los barcos que realizan trayectos entre distintas calas o, si sois de esos afortunados que disponen de barco, podéis fondear frente a la misma desembocadura del Torrent.




El acceso por carretera es bastante complicado. Creo que es una de las carreteras más peligrosas y concurridas, además de ser la que más curvas tiene por la que he circulado nunca, entre las cuales está el famoso “nudo de corbata“. A pesar de todo el recorrido es impresionante, descendiendo vertiginosamente al borde del precipicio y en pleno corazón de la Sierra de Tramontana. Ver esta maravilla de la naturaleza en todo su esplendor, hace que el viaje merezca la pena con creces.


Cuando se llega al único aparcamiento que existe en la zona y donde debemos dejar nuestro vehículo, hay que dirigirse al pequeño embarcadero. Sa Calobra es un lugar muy turístico y este bello paraje enseguida se llena de turistas. Bordeando los acantilados se ha de atravesar un largo túnel horadado en la montaña y llegaremos a este paraíso escondido, uno de esos lugares más espectaculares con los que cuenta la isla de Mallorca.




Este es un enclave de gran belleza y está declarado Monumento Natural. El Torrent de Pareis es un cañón de unos tres kilómetros de longitud con paredes verticales de doscientos metros de altitud erosionadas por la acción del agua durante miles de años que durante los meses de verano estará seco y no lleva agua.



Su desembocadura es una abertura al mar de unos veinte metros de ancho y se convierte en una cala de cantos rodados muy frecuentada. Gracias a la grandiosidad del paraje y su gran acústica natural es un gran auditorio al aire libre y en verano se celebra aquí el "Concert de Sa Calobra".


Si os gusta el senderismo se puede recorrer el Torrent de Pareis, aunque es una ruta difícil y desafiante, sólo recomendable para excursionistas con experiencia. Las lluvias torrenciales son frecuentes en la zona, incluso en un día de verano normal, convirtiéndose rápidamente en un lugar peligroso.



Hay un dicho en la isla que dice que en Mallorca no existen ríos, sino torrentes que se llenan de agua cuando llueve. Así que, si no sois tan aventureros, habrá que conformarse tan solo con ver la desembocadura y su peculiar paraje.


                                                                                                                                                            Loli

2 comentarios :

  1. Qué bonita cala, Loli, por lo que cuentas la carretera hasta aquí debe de ser tremenda, aunque desde luego merece la pena tanta curva. Aunque seguro que es mucho más agradable llegar en un barco y fondear por la zona.

    ResponderEliminar
  2. Llegar hasta aquí por la estrecha, serpenteante y vertiginosa carretera puede llegar a ser toda una aventura inolvidable, por su belleza y peligrosidad. Así que hay que armarse de paciencia, pues la recompensa es un lugar impresionante. El sol se va temprano de la pequeña cala, debido a las altas paredes del torrent, por lo que recomiendo ir por la mañana.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... ""